Desarrollos interminables o que no llegan a buen puerto

Juegos en el limbo

Por Staff el

Un desarrollador de videojuegos es a fin de cuentas, como una especie de artista, día tras día imaginando y pensando sobre cómo llevar a cabo su nuevo proyecto, pero puede que se encuentre con algunas dificultades en el proceso. Puede llegar a ser imposible que el juego esté listo en el plazo límite o que, lamentablemente, no haya opción de estrenarlo. Muchos son los juegos que han acabado en el limbo del desarrollo de videojuegos. El juego al que habían dedicado semanas, meses o incluso años tal vez nunca verá la luz en el mercado o en plataformas como Startselect… ¿Qué se puede hacer?

En la relativamente corta historia de los videojuegos, hemos visto muchos juegos desaparecer tras su presentación al público o después de una pequeña puesta en escena, parecen entrar en una fase de eterno desarrollo. Algunos nunca reaparecen, otros viven para contarlo, aunque de una forma completamente diferente a la que se ideó. Puede que haya problemas con los editores o los fabricantes de consolas, como con Syberia 3. Pero a veces son los mismos desarrolladores los que crean el desastre. Blizzard estuvo trabajando en StarCraft: Ghosts desde 2002, en colaboración con varios estudios. En los últimos años, no hubo casi ninguna noticia acerca de este juego, hasta el 2014, cuando se anunció que el juego se cancelaba después de todo.

Otro fenómeno bien conocido es cuando algunos juegos comienzan a desarrollarse en el periodo entre dos generaciones de consolas o cuando aparecen motores gráficos llenos de virtudes, cuando los vientos de cambio en el ambiente provocan dudas sobre cuál es la mejor decisión. Decantarse por uno u otro lado no es baladí, y en muchos casos la decisión no es acertada.

Ocurrió con Daikatana de John Romero, cuya pobre recepción tras el E3 de 1997 provocó que el equipo decidiera portar el juego lo más rápido posible a la (entonces a estrenar) Quake 2 Engine. Esto resultó ser mucho más difícil de lo que esperaban; el motor era completamente diferente a lo que ellos estaban acostumbrados, por lo que el juego podría estar lleno de errores, o peor, simplemente no ser divertido.

dukem_nukem-forever-repor

En ocasiones, se ve claro lo malo que fue el proceso de desarrollo una vez que el juego es lanzado (o cancelado). Podemos pensar en tres juegos que han estado en desarrollo durante muchos años: The Last Guardian, Team Fortress 2 y Duke Nukem Forever. Quedándonos con estos dos últimos que ya han sido distribuidos, tardaron 8 y 14 años respectivamente en ser estrenados.

En el caso de Duke Nukem, el desarrollo avanzó muy lentamente durante mucho tiempo. La desarrolladora 3D Realms se puso el listón muy alto a sí mismo, aspirando a cotas que se antojaban imposibles, por lo que con el paso de los años fueron “relajándose” con respecto a este título y bajaron las expectativas. Después de pasar por pequeños problemas financieros y legales, 3D Realms dejó de desarrollar Duke Nukem. Sin embargo, llegó Gearbox Software al rescate a mediados de 2011, pero desafortunadamente, y contradiciendo lo que suele decirse, la espera no mereció para nada la pena.

Con respecto a Team Fortress 2 hay diferentes versiones. Valve reveló tras el estreno que habían creado al menos 3 o 4 juegos diferentes antes de establecer el estilo del juego que conocemos y que tanto éxito ha tenido. Y eso que en un principio, el juego en realidad fue pensado como un juego shooter genérico y realista.

No fue el único juego que tuvo que sufrir muchas transformaciones, por ejemplo para Fallout 3 tuvimos que esperar 10 años. Hubo una secuela durante este desarrollo: Fallout Van Buren, que no llegó a terminarse por completo. Este juego estaba planteado de una forma similar a Fallout 2, con perspectiva cenital y lejos del estilo de las últimas entregas de la franquicia. Y es que esta entrega fue cancelada debido a que Interplay vendió los derechos de Bethesda. Como suele decirse, el resto es historia, la siguiente entrega de la saga, Fallout 3, resultó ser un juego completamente diferente, un mundo abierto en 3D y con ausencia del sistema de combate por turnos. Las horas dedicadas a Van Buren no se desperdiciaron por completo, algunas partes de la historia fueron reutilizadas para Fallout New Vegas, por lo que no todo se perdió.

mother2-repor

Algunos desarrolladores tienen que dejarlo todo a causa de un desarrollo intensivo que lleva un camino más largo de lo esperado. Tal vez se pasan del presupuesto establecido o el equipo simplemente no puede plasmar las ideas en un juego que sea divertido. Cuando Nintendo estaba creando Mother 3, se mantuvo porteado a su nueva consola, pero en el 2000 se canceló después de todo el trabajo. El equipo no tenía mucha experiencia en el desarrollo de juegos 3D y no estaban contentos con sus resultados.

La precuela tuvo problemas similares, unos años antes Mother 2, también conocida como Earthbound en Europa, fue salvada por Satoru Iwata, el ex presidente de Nintendo. Iwata vio las grandes dificultades que el equipo tenía con este título y les ayudó con la reconstrucción del juego en tan solo seis meses. Earthbound pudo estrenarse a tiempo y se convirtió en un gran éxito.

¿Es un desperdicio que algunos juegos nunca vean la luz? Depende de a quién le preguntes. Si hay una secuela de un juego de éxito que parece estar perdida, esa es Half-Life 3. No ha habido noticias sobre este juego durante años, a pesar de que los fans todavía se vuelven locos con los dos episodios anteriores. Otros dirán que después de caer en desgracia es difícil tener éxito, que el equipo ha sido devorado por las expectativas o que ha sobrestimado el éxito.

Sea cual sea el destino final de estos títulos quedará por contar una historia interesante sobre su desarrollo, aunque no siempre, a veces resulta que la historia también se pierde.

1 Comentario en "Juegos en el limbo"

Deja un comentario