Recuperando el trono

El Universo de Final Fantasy XV

Por Senduk el

A sólo un par de meses para el lanzamiento de Final Fantasy XV, este ya se ha convertido en todo un fenómeno dentro del sector, el universo creado junto a su película, animaciones y demás productos, como poco han aumentado la expectación. Aunque todo esto no sea de extrañar tratándose de esta saga, sus altibajos en ciertas entregas y su cambio de jugabilidad ha hecho imposible contentar a todos los jugadores. Para esta entrega tendremos una vuelta de tuerca más con cambios jugables muy diferentes que puede no contentar a la old-school, aunque sin perder la dificultad característica, pero tampoco nos engañemos, las entregas de la época dorada de la saga tampoco eran para todo el mundo.

Sin entrar en si la evolución del aspecto jugable pueda ser la correcta o no y si el arco argumental acabará estando a la altura, su fuerte propuesta y el enorme trabajo están encima de la mesa. Si bien el juego ha pasado por un eterno desarrollo, constantes cambios de ideas y retrasos que parecen ser debidos a problemas de rendimiento, la atmósfera que han creado con sus excelentes episodios de animación “Brotherhood”, la película de CGI “Kingsglaive” y juegos móviles además de las dos demos que hemos podido jugar hasta ahora es inmejorable.

En cuanto a las cinco animaciones de Brotherhood, estas hacen una buena introducción al personaje de Noctis y sus compañeros de aventuras Prompto, Gladio e Ignis, de los cuales podemos conocer aspectos importantes de sus pasados y hacernos una idea del tipo de aventuras que pasarán a lo largo del juego. Por otro lado Kingslaive nos presenta los hechos ocurridos años atrás a lo que nos deparará el juego. Personalmente la película logra lo que propone con una gran animación y ritmo, que es situarnos en el conflicto entre los reinos de Lucis y Nifelheim y conocer las motivaciones de algunos de los personajes de cara a la entrega de Final Fantasy XV.

Como dije anteriormente, el juego va a proponer importantes cambios respecto a lo visto hasta ahora dentro de la saga, su propuesta de mundo abierto (al menos de buena parte de la aventura) no debe distanciarse mucho de lo que los jugadores siempre han tenido en Final Fantasy pero también debe cumplir esa faceta de sandbox dando libertad al jugador con una buena cantidad de actividades secundarias y minijuegos, sin olvidarnos de las carreras de chocobos. El sistema de evolución de personajes parece muy adecuado a este sistema, ya que sólo podremos aumentar el poder de nuestros personajes descansando en campings o moteles, haciéndonos ser más precavidos a la hora de enfrentarnos a más enemigos.

Sus creadores han asegurado un gran desarrollo de los personajes, la personalidad de cada acompañante se verá reflejada al igual que en los episodios de animación, además de las características de combate y manejo de armas propias de cada uno de ellos. Todos recordamos personajes de otras entregas con mucho carisma pero poco explotados y desarrollados dentro de la trama como Vincent Valentine en Final Fantasy VII quien tuvo su propio spin-off para PlayStation 2 con Dirge of Cerberus.

No nos vamos a dejar en el tintero los aspectos negativos que ya conocemos, tras la demostración del título en el TGS, muchas fuentes aseguran que la versión para PlayStation 4 Pro está a un nivel muy superior a lo que veremos en el resto de plataformas, la carga de detalles diferirá enormemente entre estas versiones. Tampoco el juego escapará de la política de DLC´s, que al menos ampliarán la historia de los tres acompañantes de Noctis y no serán meros añadidos de armas o ropajes.

No creo que Final Fantasy XV suponga un todo o nada para Square Enix y su saga, pero sí un punto de inflexión que ha requerido un larguísimo desarrollo y que hará que sucesivos títulos continúen con la idea jugable o no, sus cambios podrían acercar a jugadores más afines a los combates directos de títulos como Kingdom Hearts y podría alejar a los clásicos amantes de los combates por turnos. En cualquier caso todo esto es aventurarse sin conocer el producto final. Lo que sí parece claro es que volverá a ser uno de esos títulos tan personales a los que hay que jugar a partir del próximo 29 de noviembre.

Deja un comentario