Expectativas y realidades

Y el precio a pagar acabó siendo alto

Por iserbai el

Todos sabemos qué ha estado haciendo Phil Spencer durante estos meses previos al E3: ponernos los dientes largos. No han sido pocas las veces que ha salido a la palestra para decir que nos preparásemos para la conferencia que iba a ser, según palabras textuales, “la mejor de la historia de Xbox”.

Y la verdad es que no ha sido en absoluto una mala conferencia: la puesta en escena ha sido concisa y directa en todo momento, han mostrado juegos, con los lanzamientos más próximos han mostrado su jugabilidad y qué podemos esperar de ellos al ponerles las manos encima e incluso ha habido sorpresas, pasando incluso por un golpe de efecto bastante grande y sonado como la retrocompatibilidad con Xbox 360 para Xbox One.

¿Cuál es el problema entonces? Pues no es otra que esa expectación creada. Ha resultado ser un arma de doble filo y creo que al final ha acabado cortando su propia mano.

Siendo claro, creo que incluso si hubiesen anunciado la llegada de varios títulos importantes en exclusiva para la consola habría gente que se sentiría algo decepcionada. Sí, incluso anunciando algo tan grande como que Final Fantasy VII Remake y/o Shenmue 3 llegasen solamente para la máquina de Microsoft, por poner unos ejemplos locos y por ser los que siempre suenan año tras año cuando llega la feria.

Es el problema de hacer la bola tan grande: por mucho que esperes lo mejor, siempre te sabrá a poco.

Es agradable ver que Rare pretende volver a sus días álgidos y un gesto como el recopilatorio Rare Replay es un buen acercamiento, sobre todo por la cantidad de juegos incorporados y su precio de venta, pero en contrapartida luego muestran su nueva IP de piratas en vídeo y te deja frío porque ves que va para largo.

Es reconfortante que vuelva la retrocompatibilidad a una de las nuevas consolas y es evidente que se han anotado un buen tanto mediático los de Microsoft con esto, sin embargo no deja de ser un punto a favor “fantasma”, por demérito de ambas compañías (Sony y Microsoft, las que siempre se comparan en la absurda guerra de consolas), puesto que es una opción que debía estar disponible desde el primer día. Y ya con esto, ¿para qué quiero ahora la edición remasterizada del primer Gears of War si voy a acabar pudiendo jugarlo igualmente en Xbox One? Sí, incluye el multijugador de la tercera entrega y algunas mejoras, pero ¿merece la pena ahora? No lo tengo claro, y tampoco que mucha gente sí lo tenga y vaya a volver a pagar por él. Será simplemente una cuestión de cuán fan se sea de la saga, pero el juego, en esencia, es el que es.

Es necesario para los poseedores de la máquina ver por fin la jugabilidad de los próximos títulos que se esperan recibir y eso es lo que nos han dado con Forza Motorsport 6, Rise of the Tomb Raider, Halo 5: Guardians e incluso con el lejano Gears 4, no obstante son juegos que ya llevan anunciados mucho tiempo, que ya hemos visto en otras ediciones. No obstante, aquellos de los que apenas sabemos nada o hemos visto muy poco como Quantum Break, Crackdown o Scalebound se los guardan para la Gamescom. Y la feria alemana está ahí al lado, ojo; sé que no tardaré en verlos y de verdad me alegra que tengan tantos juegos diferentes que mostrar este mismo año, pero ¡ay si no hubieses dado la noticia de su aplazamiento a otra feria una semana antes de la más importante y mediática del mundillo, Phil! ¡Ay si no esperásemos la conferencia que nos haría usar pañales en toda la historia de vuestra marca, Phil!

A la otra ten cuidado al intentar subir el “hype” de tus usuarios y mide bien cómo hacerlo. Y no solamente a tus usuarios, sino a tus posibles futuros jugadores. En mi entorno, no pocos usuarios que no poseen una Xbox One tenían unas expectativas enormes por tus promesas, y yo solamente soy un mindundi, uno más. Ahora imagínate millones de personas.

Es una pena, porque la conferencia en realidad fue buena, tal y como comentaba, y llevó el ritmo que marcasteis el año pasado: un juego detrás de otro, pero al final las expectativas creadas pasan factura. Incluso cuando lo que ofreces es bueno.

5 Comentarios en "Y el precio a pagar acabó siendo alto"

  1. Makmardigan

    Fue una conferencia bastante buena, aunque se echaron en falta IPs nuevas. Espero que en la Gamescon sea el momento y ahí si muestren sus cartas como Crackdown, Scalebound o Quantum Break, aunque seguro que cae alguna que otra sorpresa . El futuro se presenta halagüeño y el catálogo a corto plazo es bastante potente.
    La retrocompatibilidad bueno, lo tenían que haber hecho desde del día 1, tampoco entiendo que el 2015 sea el golpe de efecto con el que Microsoft pretenda coger la delantera pero al menos podemos seguir amortizando los juegos de la antigua consola y es gratuita no como en la competencia.

    Lo del Hololens habrá que ver en qué se queda

    Lo de Rare no me quedó claro si es una remasterización o qué.

    El nuevo mando tiene muy buena pinta.

    Halo y Forza, brutales.

    La demo de GOW me dejó un poco frío, aunque como hay tiempo y margen de mejora, veremos en lo que queda la cosa finalmente.

    • Makmardigan

      Puff.. pues entonces se queda para un público minoritario las hololens. No pensaba era tan prohibitivo.

      De la confe de Microsoft, también me gustó el apartado de indies. Hay varios exclusivos. El Cuphead, puede ser un bombazo. El estilo que tiene, y visualmente es maravilloso. Todo un homenaje al cartoon de los años 30 y 40. Además se puede jugar a dobles.

  2. Gawny

    En general me pareció más que correcta, si bien es cierto que en lo personal los tres juegos que mostraron como bazas principales me interesan entre poco o nada (Forza Motorsport 6, Rise of the Tomb Raider y Halo 5: Guardians).

    El momento de las HoloLens me pareció el más fuera de lugar de todos, primero porque no hay una interactuación directa con el jugador como sí la hay con la VR; segundo porque las funcionalidades “jugables” que muestran no me parecen tales; tercero que toda la prensa que las ha probado dice que no se ve como nos están pretendiendo hacer ver, la superficie útil de lo que muestra está bastante focalizada y no en todo el visor, lo cual le resta espectaculairdad, a la par que si dejas de mirar donde debes pues dejas de ver algo (de esto no estoy seguro por completo); y por último y no menos importante, del mismo modo que ocurrió cuando nos vendían el ·d hace unos años, aquellos que estén sin gafas simplemente ven a alguien haciendo el tonto en una mesa vacía, no hay un contacto directo con el público como cuando muestras un tráiler y un gameplay que están todos en igualdad de condiciones. Este detalle final espero que cuando empiecen (a finales de este año o a principios del que viene) la promoción de las gafas VR lo solventen o lo tengan en cuenta de algún modo.

    Y el tema de la retrocompatibilidad… Me dejó entre indiferente y frío. Reconozco que es una funcionalidad interesante, pero como otros muchos habéis dicho, con el lanzamiento de la consola o a los pocos meses del mismo. Lanzar esto dos/tres años (veremos cuándo de forma oficial y cuántos juegos finalmente) queda más como un detalle de cara a la galería que como característica destacable, en mi opinión.

Deja un comentario