Tomando contacto con los sacrificios

Avance de Soul Sacrifice

Por iserbai el

Soul Sacrifice es un juego que no ha pasado desapercibido desde el día en que se presentó. Su oscuro diseño artístico resulta un tanto perturbador. Si a ello le añadimos la muestra de situaciones un tanto desagradables como amputaciones u otras lindezas, resulta inevitable que esto no suceda. Pero quizás lo más reseñable es que se trata del nuevo proyecto de Keiji Inafune, uno de los gurús de la industria y responsable de pesos pesados como Mega Man uOnimusha por citar algunos ejemplos.

Estamos a sólo unos días de la llegada de su nueva criatura a occidente y no encontramos mejor manera para amenizaros la espera de uno de los juegos exclusivos más deseados de PlayStation Vita que explicándoos qué podréis encontrar en este título a partir de la demostración colgada en la Store la pasada semana.

soul-sacrifice-avance

Nos encontramos ante un juego de acción donde los componentes roleros tienen un alto grado de importancia. Nuestra principal tarea será luchar contra grandes aberraciones demoníacas que, como nosotros, anteriormente también fueron hechiceros y que debido a un mal uso de la magia acabaron mutando en esas criaturas. Todo ello lo podremos hacer tanto en solitario como con la compañía de hasta tres amigos más. Y aunque el juego es totalmente disfrutable en solitario, gana enteros compartiendo la experiencia de la batalla con unos compañeros a nuestro lado. Sin embargo, para ello tendremos que superar en primer lugar todo el primer capítulo de forma individual. Una vez terminado ya podremos acceder a las opciones de multijugador en línea.

En esta demostración jugaremos el primer capítulo del juego completo, el cual actúa a modo de tutorial y nos pone en situación argumental. No queremos entrar en detalles de la historia hasta el propio análisis del juego, pero queremos destacar la forma de narrárnosla a través de la voz del protagonista acompañada de unas imágenes dibujadas a tinta haciendo que en conjunto quede muy evocador, así como recalcar que ésta no será una simple excusa para meternos en el campo de batalla, sino que está bien hilada y resulta interesante.

soul-sacrifice-avance1

Dicho esto, en él nos enseñarán a usar todas las mecánicas fundamentales del juego, desenvolvernos por el campo de batalla y a usar nuestras armas, que no son más que nuestros hechizos. Con nuestra magia seremos capaces de invocar diferentes espadas, escudos, criaturas, magias de apoyo y mucho más.

No obstante deberemos ir con cuidado porque no podemos abusar siempre de las mismas magias. Con el uso, estas se consumen. Así pues tendremos que actuar siempre con cabeza y meditando bien nuestra estrategia tanto en los momentos previos al combate en los que nos equipamos con las decenas de hechizos disponibles, como dentro del mismo para no quedarnos en un momento dado sin nada con que atacar.

También aprenderemos a manejarnos con el que es el pilar principal del juego: los sacrificios. Cuando eliminamos un enemigo podremos decidir si lo salvamos o lo sacrificamos. Siempre que hagamos una elección nos afectará de diferente manera. Tenemos dos rangos de experiencia diferenciados: los relativos a la defensa, y los relativos a la ofensa. Si los salvamos aumentará nuestra experiencia en defensa y salud, mientras que si los sacrificamos ganaremos puntos en nuestras habilidades ofensivas. Esto le añade otro factor táctico al juego, pudiendo decidir si queremos crear un personaje equilibrado, dedicado al ataque puro y duro, o funcionar a modo de tanque y apoyo para el grupo.

De la misma forma, podremos sacrificar o salvar a nuestros compañeros caídos. Si los salvamos estos continuarán a nuestro lado en la batalla, y si los sacrificamos, serán capaces de desatar un ataque final y devastador pero dejándolo fuera de la batalla una vez realizado. Con esto, de nuevo deberemos decidir a lo largo del combate qué decisión nos conviene más, lo cual nunca será una tarea fácil de valorar.

Por otra parte, cuando a nosotros nos quede poca salud también podremos optar por un sacrificio para realizar un ataque potente. Sin embargo una vez realizado nos dejará fuera de la batalla y sin posibilidad de volver, al igual que tampoco nos resultará una acción gratuita. Hacer uso de un auto sacrificio traerá consecuencias en un combate futuro, como la reducción al 50 % nuestra resistencia u otra serie de handicaps negativos que sólo se solucionarán si realizamos un pago de lágrimas –una especie de moneda dentro del juego–.

soul-sacrifice-avance2

Todo lo que os hemos explicado hasta ahora es la parte más directa de la jugabilidad, pero no acaba aquí.

Fuera del terreno de batalla tenemos muchísimas opciones de personalización. Desde el propio personaje, al que podremos elegir mediante un editor su sexo, aspecto y ropa entre un número aceptable de opciones –aunque esperamos que en el juego final se vean aumentadas–, pasando por un gran número de sellos, que afectarán a nuestras estadísticas, y hechizos. Todos ellos los iremos desbloqueando como recompensa a medida que vayamos derrotando enemigos. Además, por si fuera poco, tenemos la posibilidad de ir combinándolos para crear nuevos o hacer más poderosos los ya existentes.

Y para que os hagáis una idea de lo profundo que es, nosotros llevaremos poco menos de unas diez horas de juego y todavía no hemos desbloqueado todo lo que es potencialmente accesible en la demostración.

soul-sacrifice-avance3

En definitiva, estamos ante un juego difícil pero que engancha por el afán y la necesidad que se nos crea de mejorar a nuestro personaje. Un juego sumamente divertido tanto en solitario como en compañía y que en no pocas ocasiones nos mantendrá al grupo debatiendo la mejor estrategia para derrotar al enemigo que debemos enfrentarnos durante los instantes previos a la batalla, ya que la colaboración es muy necesaria.

No dejéis pasar la demostración si aún no tenéis el juego en vuestras casas porque tenéis horas de diversión en ella, lo cual ya de por sí es algo poco común en una prueba de un juego. Pero sobre todo, porque conseguirá engancharos como pocos saben hacer.

Deja un comentario