War has changed

Primeras impresiones de Battlefield: Hardline

Por Saúl Rivero el

Con esta mítica frase pronunciada por Old Snake en Metal Gear Solid 4 quiero empezar este avance de Battlefield Hardline, ya que las similitud de “cambio” está presente en ambos títulos. Citas célebres aparte, olvidémonos de Snake por un rato, ya que hoy toca hablar sobre lo que será el primer Battlefield fuera de un entorno militar, con lucha entre ‘’polis y cacos’’.

[youtube width=”602″ height=”350″ video_id=”-aOMFXgKofQ”]

Para la sorpresa de todos los presentes, en el ya pasado E3, Electronic Arts anunció que la beta cerrada de Hardline estaba disponible “Right now” para PC y PlayStation 4, lo cual me parece un movimiento acertado con el fin de hacer sentir al jugador que está en su casa parte de la feria angelina. Además de esto, el motivo de esta fase Beta es obvio, el horroroso inicio de Battlefield 4 aún pesa mucho tanto en EA como en sus estudios, DICE y Visceral, por lo tanto mejor lanzar esta Beta con mucha antelación para tener el juego al 100% desde el día 1.

Como contaba en el inicio, Battlefield Hardline hace olvidar a la clásica temática 100% militar para explorar una ambientación totalmente nueva, donde policías y ladrones serán los contendientes, y (al menos en esta Beta) el downtown de Los Ángeles el campo de batalla. Este cambio creo que más que suponer una revolución (que no es así), supone una evolución lógica dentro de un género quizás demasiado sobrecargado de juegos, donde en su momento la II Guerra Mundial quemó a los jugadores, y donde ahora la guerra moderna probablemente esté agotando sus últimos cartuchos.

Aún así, siempre es de gratitud que grandes sagas como es esta den ese paso adelante con el fin de cambiar lo ya establecido, sabiendo de antemano que pueden están arriesgando la consideración que millones de personas tienen por ellos. Una apuesta valiente pero a la vez segura.

hardline1

¿Y por qué segura? Segura porque cambiamos de ambientación, pero no cambiamos de Battlefield. Hardline tiene alma de Battlefield, corazón de Battlefield y cuerpo de Battlefield, esto es así, desde interfaz y menús hasta las físicas y movimientos de nuestro personaje, sin olvidar el diseño de armas o cómo no, los clásicos bugs del Frosbite 3.

En esta fase Beta del título podemos jugar en el mapa High Tension, que representa el centro financiero de Los Ángeles (nada mejor para presentar en el E3), en dicho mapa podemos prever por donde quieren ir estos chicos de Visceral. Relativamente pequeño (para ser Battlefield), lucha 100% urbana y por último pero no menos importante, poca importancia a vehículos y mucha a infantería, lo cual dudo que guste a los más acérrimos al combate motorizado. Aún así, en diversos vídeos hemos visto otros tipos de mapas más abiertos donde quizás los vehículos tomen un papel más protagonista.

Los modos de juego que están presente son el fruto más claro que ha traído el “árbol” de esta nueva ambientación. El primero es Bloodmoney, en el cuál tenemos un botín de dinero en el centro del mapa, donde ambos equipos lucharán por él con el fin de robarlo o de confiscarlo según el bando que se nos asigne. Podemos cargar hasta 500.000 dólares a la vez, y para ganar es necesario llegar a los 5 millones de dólares. Además del botín en el centro tenemos la opción de ir a la base del equipo contrario a robarles su dinero ya conseguido previamente (a los “sucios” les gusta esto).

La otra modalidad presente es Heist, el que parece ser el nuevo modo “estrella”. En él, los criminales tienen que hacer volar dos furgonetas blindadas, coger las maletas con dinero de su interior e ir a dos puntos estratégicos en el mapa para ganar la partida, los policías obviamente tienen como misión el impedir este proceso. Aviso a navegantes: este modo da muchos “momentos Battlefield“, lo que me hace pensar que aunque las cosas cambien al final la esencia sigue estando ahí.

hardline2

Hablando de esencia es un buen momento para nombrar a las clases, las cuales podrían responder al dicho de “aunque la mona se vista de seda…”. Y es que, como siempre, tendremos las cuatro de siempre pero renombradas como Operador, Mecánico, Enforcer y Profesional, que responden a las clásicas clases Asalto, Ingeniero, Apoyo y Reconocimento respectivamente.

Algunos nuevos gadgets como la tirolina o la máscara de gas adornan un poco el abanico de posibilidades, pero lejos de presentar una revolución se posicionan bastante conservadores en este sentido.

Un nuevo aspecto más bien curioso es la detención e interrogación de un sospechoso por parte de la policía cuando le hacemos un cuerpo a cuerpo desde atrás a un criminal, lo que nos desvelará durante unos segundos la posición de los enemigos en el mapa. Podéis ver una detención en el vídeo adjunto a este artículo.

hardline3

Ya centrándonos en el apartado técnico no hay demasiado que comentar, excepto que en este caso Visceral ha decidido no darle tanta importancia a los gráficos, y esto se nota en que existe una experiencia más “cartoon”, lo cual por lo que he podido comprobar no ha gustado mucho a los fans de la saga. Aún así, gráficamente es un juego bastante decente y por cierto, que funciona a 1080p nativos en PS4, pero con caídas de framerate bastante acusadas, es un aspecto claramente a mejorar de aquí a octubre.

En cuanto al sonido poco que descubrir, cumple como lo ha hecho siempre en la saga y además para este caso se añaden tonos musicales acordes con la nueva ambientación que ha adquirido la franquicia.

Por último, muchos os preguntaréis como está el netcode de Hardline, si será mejor que Battlefield 4, etc… A eso os contesto que, sí, es mejor, pero a la vez es muy mejorable, al menos en PS4. Podemos encontrarnos partidas en las que todo funcione de maravilla u otras que nos dejen un mal sabor de boca y nos hagan recordar a lo que nadie dentro de Electronic Arts quiere recordar, el netcode de Battlefield 4.

Lo positivo dentro de los aspectos del netcode e infraestructuras de red en Battlefield Hardline es que aún estamos en junio, y el título sale a la venta en octubre, lo que nos permite tener esperanzas de que cuando el juego esté en las tiendas esté 100% terminado, como no sucedió con su antecesor, Battlefield 4.

En definitiva, resumir a Battlefield Hardline como un título que pretende dar un paso adelante en la saga cambiando a una ambientación nueva, pero a la vez sin olvidar las raíces de la franquicia, lo que con podría conseguir atraer a jugadores nuevos y mantener a los más veteranos. Visceral Games tiene cuatro meses para llegar al 21 de octubre con un juego terminado y que ”reviva” la saga.

Deja un comentario