Muertos muy muertos

Avance de Overkill’s The Walking Dead

Por Oaky el

Overkill’s The Walking Dead es un juego bastante especial. Se anunció hace cuatro años con un interesante teaser, y hasta este año no se ha vuelto a saber nada de él. Es comprensible cuando tenemos en cuenta que Overkill se ha volcado enormemente en el fantástico PayDay 2, pero resulta un tanto confuso para aquellos que seguíamos el juego con atención, ya que, sencillamente, no sabíamos ni en qué consistiría ni cómo sería.

Dentro de poco podremos probar la versión final del juego, pero, en lo personal, seguía sin saber cómo funcionaría el título. Los tráilers eran buenos, y el poco gameplay que había visto me llamaba la atención, pero no entendía cómo coexistiría todo eso.

Como ya comenté en el podcast, hemos tenido la oportunidad de probar la beta cerrada del juego, y aunque al principio las sensaciones fueron bastante agridulces, éstas terminaron tornándose en impresiones realmente positivas.

Los primeros minutos de esta fase de pruebas del juego de Overkill no favorecen para nada su propuesta. Al comenzar, se nos insta a jugar un nivel que funciona como “tutorial”, en el cual, sencillamente, debemos defender nuestro campamento. Para hacerlo habrá que mantener las defensas de las cuatro puertas del mismo, ya que, si éstas caen, deberemos librarnos de los muertos que entren para poder cerrar la entrada otra vez. Y ya está, es esto durante 20 minutos o más, y las sensaciones no son para nada buenas.

Una vez terminada esta misión, te preguntas si el resto de la obra será así, y lo cierto es que es una sorpresa tremendamente agradable descubrir que no, que lo bueno del juego se deja para la siguiente misión, la cual es tremendamente inmersiva y funciona mucho mejor que su predecesora.

Lo interesante del juego de Overkill es que captura muy bien la esencia del universo creado por Robert Kirkman, y esta segunda misión lo plasma en el formato videojueguil de una forma muy interesante. Se trata de todo lo que se podía pedir de un shooter sobre The Walking Dead.No voy a profundizar en el argumento, el cual no se explora demasiado en esta fase de pruebas. Lo poco que se puede ver de él está en la segunda misión, que nos anima a adentrarnos en un mapa abierto para buscar un depurador de agua que nos ha robado un grupo de supervivientes. Para ello tendremos que explorar el escenario, evitando hacer ruido para no atraer ni a los enemigos ni a los muertos.

Podemos examinar varios edificios con total libertad, y lo cierto es que es algo que deberemos de hacer a menudo, ya que así encontraremos una serie de piezas que nos permitirán abrir varias puertas para poder avanzar por el nivel.

Además, tendremos que tener cuidado, ya que, si corremos o looteamos un coche, podremos hacer ruido o activar una alarma, lo que alertará a los caminantes o nos hará la vida mucho más complicada a la hora de cumplir nuestro objetivo.

Es por ello que el apoyo de los cuatro jugadores es fundamental para poder salir adelante, ya sea con ayuda mutua, reanimando a compañeros caídos, defendiéndolos o portando una serie de objetos o habilidades, como botiquines, para ayudar al resto. Todo parece muy equilibrado, pero el único pequeño matiz que hay es que se puede elegir a un mismo personaje las veces que queramos, es decir, los cuatro jugadores pueden jugar con el mismo protagonista, lo que, quizás, desequilibra un poco la jugabilidad del título, ya que no todos pueden portar las mismas armas, por lo que se perdería parte de la efectividad jugable que propone el juego.En lo referente al gameplay, en la fase de pruebas se pudo ver parte del arsenal, el cual era un poquito escaso, aunque seguramente sea más amplio en el juego final. Lo que nos ha gustado es la poca agilidad en el control de las armas, debido a que los protagonistas no son soldados ni expertos, y esto es algo que se plasma en la mecánica principal del juego, muy en la línea de lo visto en Alien: Isolation.

También es verdad que la munición es escasa, y se podrá recurrir al combate cuerpo a cuerpo en cualquier momento, el cual es bastante similar al de Dead Island en lo que al uso de la resistencia se refiere.

Una cosa que no hemos terminado de entender es el crafteo de objetos como botiquines o granadas de humo. Un indicador nos señala – de una forma no muy clara – cuáles son los objetos que necesitamos para poder crear estas herramientas, pero había ocasiones en las que recogíamos muchísimos recursos y ninguno de ellos era el necesario para hacer botiquines, por ejemplo. Una guía un poco más intuitiva vendría de perlas para esta mecánica.

Es una pena que solo hayamos podido acceder a dos misiones, ya que nos habría gustado probar más contenido del juego para tener una idea más clara de todas sus propuestas. Eso sí, usa un esquema de niveles muy similar al de PayDay: tenemos un mapa en el que podemos elegir los diferentes capítulos a los que queremos jugar, así como el hub social en el que podemos hablar con otros NPC’s, comprar mejoras o desbloquear misiones. Funciona bien y es bastante coherente, ya que todo se une por medio de cinemáticas animadas que explican el argumento del juego.

Y, por lo demás, lo cierto es que este título es un PayDay meets The Walking Dead, y aunque la primera misión no sea la mejor toma de contacto, la verdad es que con la segunda el juego muestra sus cartas a la perfección. La fórmula funciona bien y promete.No queremos hacer mucho hincapié en el apartado gráfico, debido a que no dejaba de tratarse de una fase de pruebas. Sin embargo, queremos destacar que, en este aspecto, los únicos fallos que nos hemos encontrado son una carga algo lenta de las texturas al comenzar los niveles, y alguna que otra pantalla de carga infinita o cuelgue. Por lo demás, es un juego que parece bastante correcto en lo gráfico, y que capta muy bien la estética del universo de The Walking Dead.

El apartado sonoro también parece bastante sólido, con una gran cantidad de efectos de sonido para los muertos vivientes y el arsenal del juego. Las voces no juegan un rol fundamental, pero suenan bastante bien, al igual que una banda sonora con una temática muy marcada por la acción, pero que también genera tensión en los momentos de mayor sigilo cuando estamos rodeados de muertos vivientes a los que no queremos alertar.

En definitiva, aunque el inicio del juego no muestre sus cartas a la perfección, lo cierto es que Overkill’s The Walking Dead tiene muy buenas ideas y mucho que decir. Se disfruta jugando solo con desconocidos o con amigos, ya que hay una gran compenetración. Realmente tiene que pulir bastantes problemas de rendimiento que son comprensibles teniendo en cuenta que era una fase beta. Estaremos atentos para ver cómo funciona en su lanzamiento, pero el nuevo juego de Overkill promete mucho.

Impresiones basadas en la versión de PC perteneciente a Steam.

Deja un comentario