Os contamos nuestra experiencia en el nuevo juego de New World Interactive

Avance de Insurgency

Por Oaky el

Insurgency apareció como un mod para Source Engine en 2007. Ahora, en 2013, New World Interactive lanza Insurgency como un juego completo, al que podemos acceder a su fase Beta con el novedoso sistema de Steam “Early Access”. Nosotros hemos tenido la oportunidad de echarle un vistazo a la Beta durante bastante tiempo, y os tenemos que decir que nos ha encantado.

Ante todo, para entender bien qué es Insurgency, podemos decir que es una mezcla entre el realismo de Red Orchestra y la competitividad y dificultad de Counter Strike. Tenemos un juego multijugador para 32 jugadores, que cuenta, de momento, con ocho mapas variados entre ellos, situados en territorios árabes la mayor parte, 4 modos de juego, y otros dos más para el co-op. Además, contamos con 20 armas, cada una diferente dependiendo si somos militares o de la insurgencia, y podemos modificarlas con diferentes artilugios (como un láser, diferentes miras, etc).

Entrando un poco en detalle, Insurgency responde de una manera formidable. Cuenta con un sistema de apuntado libre, para transmitir que llevamos un arma de verdad, y se mueve de forma jugable realmente bien, sin embargo, puede que haya algún que otro bug suelto que seguramente se solucionará a lo largo del desarrollo. Por otra parte, estamos delante de un shooter hardcore, ya que necesitaremos pocas balas para eliminar al enemigo, y cuando lo conseguimos, la sensación es más que satisfactoria.

INSUrgency2_001

En cuanto a la personalización, encontramos diferentes cosas. Empezamos con una cantidad de puntos que podemos gastar en personalizar las diferentes armas que llevemos equipadas y el equipamiento. Para ganar más puntos, podemos vender armas y no usarlas, o la sencilla tarea de conquistar objetivos o eliminar enemigos. A partir de ahí, podremos añadir a nuestra arma diferentes miras (de momento, la Beta cuenta con una mira holográfica y una ACOG, y esperamos que en el futuro se añadan bastantes más), silenciador, diferentes cañones, etc. También podremos equiparnos armas secundarias (en este caso podemos elegir dos pistolas, y esperamos que también haya más con el tiempo) y diferentes granadas, a la par que podremos editar el blindaje que llevemos equipado. Sin embargo, no nos ha gustado demasiado como está presentado el menú en el que editamos estos parámetros. Estaría bien que fuese algo más visual, claro, y sencillo.

En cuanto a modos de juego y mapas, de momento, el juego está muy bien servido. Encontramos desde el típico equipo contra equipo, hasta un modo conquista con diferentes variantes, pero el modo que nos ha tenido enganchados más horas, ha sido, sin duda, “Path”. Se nos presentará en un mapa alargado, con cada equipo en un extremo. Poniendo un ejemplo, si somos insurgentes, deberemos avanzar y conquistar los tres puntos de control a lo largo del mapa, y los defensores, en este caso, los militares, deberán impedir nuestra tarea. Es un modo muy dinámico, diferente y, sobretodo, entretenido. También hay una vertiente cooperativa para jugar con amigos en un equipo contra otro formado por bots. Estos presentan una IA cuanto menos, curiosa, ya que están quietos mientras no nos ven, pero cuando nos localizan, vienen en varios escuadrones, y son difíciles de eliminar y muy letales, un verdadero desafío que también nos ha encantado.

insurgency-2

Los mapas, como decíamos al principio, son bastante variados y diferentes, pero puede que en algunas ocasiones, tengan demasiados escondites, pero están muy bien diseñados, y seguramente veamos más en el futuro.

Lo último que nos quedaría por comentar es el apartado gráfico, que si bien no es puntero, es correcto y de momento, luce bastante bien. En lo sonoro también nos encontramos impresionados, ya que hay más de un efecto que está genialmente diseñado, y que nos mete mucho en la situación. Por si fuera poco, y para hacer las cosas más difíciles, no tenemos interfaz, ni puntos de mira. Lo único que veremos en nuestro HUD son los cargadores de los que disponemos, así que si las balas se nos acaban, nuestra arma no disparará, y tampoco recargaremos automáticamente, por lo tanto, habrá que tener muy en cuenta ese factor para que los enemigos no nos pillen despistados.

Definitivamente, Insurgency nos ha sorprendido mucho. Es cierto que aún está en fase Beta, y que le quedan cosas por pulir y añadir, como el menú de personalización, nuevas armas y artilugios, más mapas y modos de juego… Pero responde muy bien y se juega de fábula, además de ser muy entretenido y desafiante. Sin más, esperamos que en un futuro no muy lejano, se añada más contenido al juego para que esté aún más completo.

Podéis adquirirlo y formar parte de la Beta en Steam, a un precio de 18,99€.

Deja un comentario