La promesa de un Final Fantasy como los de antes

Avance de Bravely Default

Por Chus el

Con la puntualidad de una máquina suiza llegamos a la presentación de uno de los juegos más esperados este año para la 3DS. Tras un pequeño llanto interior por la ausencia de tentempiés que llevarnos a la boca nos recomponemos y comenzamos a prestar atención a presentación, en la que se nos dan las claves de este título, heredero sin título de aquellos Final Fantasy que llevan años sin hacerse. Se nos dice que debido a la locura desatada hace un año en algunos foros de internet procuremos no hacer fotos de diapositivas, porque se podrían sacar de contexto. El que escribe se da cuenta de que debería empezar a llevar una cámara a estos eventos y no sólo un bloc de notas y un hambre atroz.

Pero hablemos del juego, para aquellos que no sepan nada del mismo este avance servirá para ponerse en situación sobre qué esperar cuando se haga con él. No se va a convertir en un erudito del título pero sí que va a poder tener un nivel aceptable de conversación sobre él.
Fanservice muy moderado
Lo primero que debe saber es que este juego no es nuevo (Oh, sorpresa), pues lleva ya cosa de un año en las estanterías japonesas. El hecho de que vaya a llegar aquí ya nos dice por donde van los tiros si nos preguntamos qué impresión ha causado entre consumidores de ojos rasgados y escrituras absurdas. El hecho de que Famitsu le diera un 38 sobre 40 también debería decirnos que el juego no es del todo malo (si el lector no sabe qué es Famitsu, pero está leyendo esta revista pase por caja a recoger su premio). Ahora cabría hacerse la pregunta, ¿Ha sido este tiempo en balde? La respuesta sería un “no completamente”, el juego además de venir traducido tiene ciertos cambios con respecto a la versión japonesa que merecen su propio párrafo más adelante, antes hay que enterarse de qué va este juego.

Enterémonos de qué va este juego. El juego es un JRPG (del inglés japanese rol-play game, si no sabe qué tipo de juego es este le insto a buscar Ni No Kuni o Final Fantasy en internet) que gira en torno a la historia de cuatro personajes. El punto de partida es la absoluta y total aniquilación de la aldea, animales, seres queridos y en definitiva todo cuanto Tizz, uno de los protagonistas, amaba. Tras este suceso Tizz se deprime y se pone en modo existencialista cuestionándose temas como el porqué de seguir vivo. En el bando de los malos tenemos a Idea, una de las dos chicas protagonistas y que decide dejar de ser mala al ver lo que hace el ejército de su nación (aniquilar la aldea de Tizz como primer ejemplo), se avistan notas rebeldes al ser su padre uno de los componentes de ese mismo ejército. Otras de las chicas del grupo es Agnes, que además de constatar que los japoneses no tienen mucha idea a la hora de nombrar personajes es una sacerdotisa/vestal/algo relacionada con los cuatro cristales elementales, ahora sí que no hay duda de que estamos ante un heredero de los Final Fantasy ¿eh?. Cerrando el cuarteto tenemos a la que parece una chica (siempre es difícil distinguir géneros cuando los diseños de personajes son tan…japoneses…) pero es un chico, amnésico, llamado Ringabel (¿Qué decía de los nombres?) que lo único que recuerda es que quiere ligar mucho (sí, es un chico entonces). Bien, ya sabemos de qué trata, ahora solo nos queda saber cómo jugar.
Fanservice menos moderado
¿Cómo jugar a uno de estos JRPG? Sencillo, los combates son por turnos y se dan aleatoriamente. En este juego además tendremos bravely pointz (de algún sitio tenía que haber salido el título) que nos permiten hipotecar turnos para hacer varios ataques seguidos, a costa de esperar luego varios turnos sin atacar. Nuestros personajes pueden además tener hasta dos oficios, que hacen que desarrollen ciertas habilidades y sirve para que aquellos que gustan de tener muñecas y vestirlas con trapitos monos gocen sobremanera al jugar a este título. En la versión europea del juego hay varios añadidos, que serán tratados en su párrafo correspondiente, que está ya casi al lado, justo después de todo lo que no es el juego en sí.

¿Todo lo que no es el juego en sí? ¿Como qué? Pues como por ejemplo los guiños a Deus Ex y otras franquicias de Square Enix que nos encontraremos por el mundo adelante. O que el diseñador de personajes es Akihiko Yoshida, conocido en su casa a la hora de comer pero que ha firmado el apartado artístico de grandes juegos como son Vangrant Story, Final Fantasy XII o Final Fantasy III. Podríamos meter aquí también el hecho de que hace uso extensivo del Street Pass para misiones secundarias y que la banda sonora la ha compuesto Revo, un artista japonés que ha creado un grupo de música (Linked Horizon) para componer bandas sonoras de videojuegos. Podemos decir también que si a uno no le duelen los ojos con el efecto 3D disfrutará de los escenarios con efecto acuarela hechos a mano así como de los vídeos del juego, que son también en 3D. Aquellos que no gusten de este efecto, o que tengan una 2DS podrán igualmente apreciar el mimo puesto en la creación de cada escenario.
Sí, Ringabel es un tío.
Ahora sí, ¿por qué esta versión es mejor que aquella que salió en la tierra de los samuráis hace un año? Básicamente por tres motivos. El primero es que ahora hay tres huecos para guardar partida por lo que si queremos empezar una partida nueva no vamos a cargarnos cientos de horas. Del mismo modo si un primo pequeño se hace con nuestra 3DS mientras nosotros cenamos capón en Navidad las posibilidades de que mande al carajo cientos de horas de juego se reducen mucho. Seguidamente tenemos la dificultad ajustable. Podemos tanto hacer a los enemigos más blandos como regular la frecuencia de encuentros aleatorios con ellos, incluso suprimirlos si nos resultan muy molestos (efecto Zubat), en cualquier momento de la partida. Por último un añadido que da algo de variedad a los combates. Los puntos Sleep, que al gastarlos congelan el tiempo y nos permiten atacar varios turnos sin que el enemigo reaccione. Estos puntos se consiguen dejando la consola en modo sleep o pasando por caja y pagando, lo cual es bastante absurdo ya que no hace mucho por ayudar en combate y se obtienen de forma gratuita con paciencia.

No es el deseo del que escribe estas letras extenderse mucho más, conmino al lector a que no pierda atención a la web, pues el análisis de este juego está al caer y en él se detallará si cumple con lo prometido; y a que si lo cree conveniente se haga el próximo día 5 de diciembre con este juego, que como he dicho arriba quiere ser un Final Fantasy de los de antes, pero sin chocobos ni moguris.

2 Comentarios en "Avance de Bravely Default"

Deja un comentario