El futuro de las aventuras gráficas.

Análisis de The Walking Dead

Por Lord_Mithrandir el

Telltale Games es un caso de estudio de videojuegos casi único.  La mayoría de los títulos de esta desarrolladora siguen dos premisas básicas: capítulos por episodios y aventuras gráficas. Lo segundo no es de extrañar puesto que fue creada por un grupo de empleados de LucasArts descontentos con la cancelación un juego de la saga Sam & Max. Dichas personas fueron las responsables de otros grandes juegos como Grim Fandango o Monkey Island de la recientemente desaparecida LucasArts. Ya como Telltale Games siguieron lanzando juegos de este tipo como nuevas entregas de Sam & Max Tales of Monkey Island.

Más recientemente Telltale también ha creado videojuegos basados en dos clásicos del cine como Regreso al futuro y Parque Jurásico, tras el acuerdo alcanzado con Universal para hacerse con las licencias de estas dos exitosas sagas. Precisamente el irregular resultado de esta última -considerado uno de los peores títulos del estudio- nos hacía albergar algunas dudas sobre el resultado final que tendría el juego que nos ocupa, pero en esta ocasión han pulido su fórmula obteniendo un resultado más que sobresaliente.

 

twd-an-1__large

 

La experiencia, como es tradicional en todos los productos de este estudio californiano, está dividida en cinco episodios que pueden conseguirse de forma independiente o con un pase de temporada si queremos hacernos con todos. Debido al éxito del juego, también tenemos este recopilatorio de los cinco episodios en formato físico que sale hoy a la venta.

La licencia obtenida por Telltale es la basada en los cómics de The Walking Dead, así que se ha optado por crear una historia paralela a la contada en estos, con personajes inéditos, a excepción de algunos secundarios conocidos del cómic que nos encontraremos en nuestra lucha por la supervivencia.

The Walking Dead es una aventura gráfica moderna, que mezcla la parte de aventura con secuencias que recuerdan mucho a algunos de los movimientos de Heavy Rain. Las escenas de acción incluyen en algunos momentos secciones de apuntado en las que tendremos que disparar, y otro tipo de escenas de acción que se resuelven con abundantes Quick Time Events, no demasiado exigentes en cuanto a su ejecución, pero casi siempre muy violentos, razón por la que estamos ante un juego para mayores de 18 años.

 

twd-an-2__large

 

Los más puristas y expertos en el género echarán en falta una mayor incidencia del inventario en el juego, mayor profundidad en éste y unos puzzles de resolución más complicada, pero el público generalista y digamos más casual, agradecerá este nuevo enfoque.

En cuanto al control, movemos a nuestro personaje con el stick izquierdo del pad mientras que desplazamos la retícula con el derecho. Personalmente encuentro este control muy acertado, mejorando bastante al de Heavy Rain, en el que el movimiento del personaje que se ejecutaba con los gatillos L2 y R2 como si de un juego de conducción se tratase.

En el juego encarnamos el papel de Lee Everett, un profesor de historia acusado de asesinato. Empezamos la aventura detenidos, en el interior de un coche de policía y dirigiéndonos camino a la cárcel. En ese camino entablamos la primera conversación del juego con el policía que nos traslada, un señor de avanzada edad que bien podría estar en sus últimos días de servicio antes de jubilarse. De repente, algo se cruza en el camino del coche patrulla y se produce un aparatoso accidente de tráfico en el que perderemos el conocimiento. Al despertar lo primero que tendremos que hacer es salir del coche accidentado y de ese modo irnos acostumbrando a los controles del juego. Una vez fuera del coche no tardaremos en darnos cuenta que algo extraño está pasando y nos veremos rodeados de zombis por todas partes.

 

twd-an-3__large

 

Pronto encontraremos a uno de los personajes más destacados del juego: Clementine, una adorable niña de 8 años. Sus padres estaban de viaje y han desaparecido, así que tendremos que hacernos cargo de la pequeña, cuidarla y velar por su seguridad como si de nuestra propia hija se tratara.

Y aquí está uno de los grandes aciertos del juego de Telltale, los vínculos emocionales que crearemos con Clementine serán muy intensos, ya que por su inocencia y carácter será imposible no cogerle cariño y veremos como rápidamente empezamos a poner su bienestar por encima de cualquier otra cosa. Esto no se reducirá únicamente a mantenerla a salvo, sino a educarla y prepararla para el mundo que se avecina.

Clem es una niña inteligente, pero no deja de ser una niña de 8 años en medio de un holocausto zombi. Aquí entrará en juego la actitud que queremos tomar con ella, ¿queremos mentirle para que se sienta mejor y no esté tan asustada? ¿o queremos que esté lo mejor preparada posible para este nuevo y horrible mundo? La decisión está en nuestra mano y no será algo sencillo de hacer.

 

twd-an-4__large

 

Llegado a este punto es un buen momento para comentar más a fondo el sistema de decisiones que es una de las bases del juego. Durante la historia tendremos multitud de decisiones a tomar, ya sea para escoger lo que vamos a decir en una conversación o qué hacemos ante determinada situación. En el caso de las conversaciones, debemos medir nuestras palabras si queremos tener el respeto de nuestros compañeros. El mismo juego se encarga de recordarte tras ciertas decisiones relevantes que ese personaje recordará lo que le hayas dicho, ya sea que recordará tu lealtad, tu sinceridad o que le has dado la espalda. Esta opción de avisos puede desactivarse para los más puristas a los que no les guste la simplificación para con el jugador.

En estas elecciones entra en juego cómo queremos jugar la aventura y cómo queremos que nos vean los demás ¿queremos ser un buenazo en el que todos confíen? ¿o por contra un tío sin escrúpulos que pone ante todo su culo en primer lugar? Todo eso dependerá de nuestras decisiones, hasta el punto que la vida o la muerte de nuestros compañeros pasará en muchas ocasiones por nuestras manos y lo que decidamos hacer -o no hacer-. A su vez, según esas decisiones que tomemos, el juego puede ir variando ligeramente en su desarrollo. La historia siempre llegará a los mismos puntos, pero puede variar en detalles y en personajes según nuestra actitud.

 

twd-an-5__large

 

Para colmo, esa toma de decisiones muchas veces las tomaremos en tan solo unos segundos, así que el tiempo de reacción es crucial. En cambio hay otro tipo de decisiones que no tienen tiempo límite para actuar y que serán las decisiones más difíciles a tomar. Llegarán momentos en los que elegir será realmente duro y crudo y nos costará muchísimo hacer una elección, y aún después de tomarla no sabremos si hemos hecho lo correcto. En ese aspecto destacan con luz propia los episodios tercero y quinto, éste último con el desenlace final de la historia. Como nota curiosa, al finalizar cada episodio se nos mostrarán unas estadísticas de las decisiones clave que hemos tomado, con un porcentaje de lo que hicieron el resto de jugadores en esa sección. Es interesante ver si la balanza de decisiones está equilibrada en torno al 50%, o si en cambio el porcentaje es muy desigual y hacia qué lado nos decantamos nosotros.

Un último detalle final, al terminar cada uno de los episodios, aparecerá un trailer del siguiente episodio que nos toque jugar y ahí podemos comprobar cómo volviendo atrás y cambiando decisiones, lo que nos espera es distinto. Conforme vayamos jugando la historia nos atrapará más y más, y desearemos avanzar para ver qué ocurre a continuación.

Al avanzar en la trama se pondrá de relieve una premisa que en The Walking Dead -ya sea en el cómic o en la serie de TV- siempre se cumple: cuando sucede un desastre global como una epidemia zombi, la sociedad y las reglas que hacían funcionar el mundo son destruidas. Sin leyes y con una amenaza constante a la vuelta de la esquina, el ser humano se deshumaniza y en muchas ocasiones acaba siendo más peligrosos que los propios zombis en esta lucha por la supervivencia.

 

twd-an-6__large

 

Hablemos ahora del apartado técnico: los gráficos son correctos, sin destacar en exceso. El juego hace uso de cell shading y le sienta bien, así acerca aún más la experiencia al cómic que a la serie de televisión. Los personajes están bien definidos y son fácilmente diferenciables unos de otros.

En cuanto al apartado sonoro, el juego cuenta con un doblaje -en inglés- a un nivel muy alto, destacando el papel de Lee y Clementine, que tienen una gran variedad de registros dependiendo de la situación y con quién estemos interactuando. No es lo mismo una conversación tensa en alguno de los conflictos que surgen en el juego que una entre Lee y Clementine, en la que el primero le habla con tono pausado y delicado.

La versión que hemos analizado estaba con subtítulos en inglés, pero está confirmado que la versión física que se pone hoy a la venta vendrá con subtítulos en castellano, si bien hay cierta controversia porque dejan bastante que desear. Falta la confirmación de si se lanzará un parche con los subtítulos en castellano para la versión disponible en PlayStation Network, pero el silencio al respecto por parte de Sony no nos hace tener demasiadas esperanzas.

The Walking Dead muestra el camino que deben seguir las aventuras gráficas hoy día. Una historia adulta y cruda, en la que todas y cada una de nuestras decisiones tendrán peso. Todo hasta llegar a un final impactante, que no dejará indiferente a nadie, eso seguro.

Deja un comentario