El lobo entre corderos

Análisis de The Wolf Among Us: Episodio 1

Por Boston el

A lo largo de varias décadas, la industria de los videojuegos ha explorado la forma de contarnos historias mientras jugamos. El año pasado, Telltale sacudió a público y crítica con el juego-historia The Walking Dead, un videojuego basado en los cómics de Robert Kirkman. Telltale consiguió con este título imbricar de forma absoluta historia y juego, presentando una narración agria y dura ambientada en un mundo derrotado e implicando al jugador mediante la sensación de que toda decisión tenía peso en la historia.

foto lat

Click para agrandar, amigos. El uso del color en este juego contrasta con el título previo de Telltale.

Telltale regresa ahora con otro cómic de culto, Fables, de Bill Willingham. Para los que no estén familiarizados con esta serie publicada durante más de una década bajo el sello Vertigo, de DC: Fables (o Fábulas, en español) trata sobre los personajes de las fábulas clásicas, que se han visto obligados a huir de sus mundos de fantasía por la invasión de un misterioso enemigo conocido como El Adversario. Blancanieves, Cenicienta, Lobo Feroz, Bella, Bestia y toda una ristra de personajes buscan, pues, refugio en Nueva York, donde forman una comunidad cerrada y tratan de pasar desapercibidos en la miserable vida real.

Para ello, los personajes de forma no humana deben recurrir a un tónico especial que los convierte en personas. Las fábulas, además, no envejecen y son casi inmortales.

Y decimos casi porque el suceso que arranca la historia de The Wolf Among Us es el brutal asesinato de cierta fábula menor. Es entonces cuando nuestro impopular personaje protagonista, Bigby Wolf (el reformado lobo feroz), sheriff de la comunidad de las fábulas, comienza su investigación.

Bien, ahora os preguntaréis: ¿toda esta explicación previa sobre su planteamiento, por qué importa? Importa porque uno de los aspectos más interesantes de los cómics, y por consiguiente de este videojuego, es comprobar cómo los iconos de las fábulas han cambiado, se han retorcido y reconceptualizado durante su tiempo con los humanos. Aquí, por ejemplo, el Leñador que salva a Caperucita Roja de ser devorada es un enorme borracho que recuerda sus pasados días de gloria. Aquí, la Bella y la Bestia llevan una relación menos idílica que la de las fábulas y el Príncipe Azul es un mujeriego embustero que engaña y miente a todo el mundo.

foto 1

Así pues, en The Wolf Among Us encarnamos la figura de Bigby Wolf. A lo largo de este primer capítulo veremos cómo su pasado de devorador de abuelitas y destructor de casas de paja le persigue en sus interacciones con los demás personajes. Bigby Wolf se ha reformado, pero sus antiguas habilidades son muy útiles para su labor de guardián de la paz. No solo posee un agudo olfato y conocimiento de la mente criminal, también es un enemigo temible cuando estalla la violencia.

En cuestiones jugables todo recuerda mucho a The Walking Dead. Controlamos a Bigby Wolf con el stick izquierdo y buscamos pistas y objetos interactivos por el escenario con el derecho. Existe un pequeño inventario, pero el uso de los objetos es contextual. A la hora de pelear se han mejorado las coreografías, y tal vez el diseño de los quicktime events sea más claro y satisfactorio. El tiempo limitado que tenemos para reaccionar introduce la sensación de tensión, en compensación por la reducida interactividad.

foto 2

Los personajes tienen un diseño de fábula.

Del mismo modo ocurre en las conversaciones. Esta tensión, junto a la sensación de que nuestras decisiones tienen repercusiones en el mundo del juego son las principales bazas para que nos sintamos implicados. Hay varias decisiones que cambian la dinámica de este primer capítulo. Las más evidentes detienen la acción unos instantes y plantean dos caminos excluyentes. Las más sutiles se dan durante las conversaciones y se subrayan con los ya conocidos mensajes indicando que tu interlocutor recordará tus palabras.

El estilo gráfico del juego también sigue la senda de su obra anterior. Es apreciable, sin embargo, la diferencia en el tratamiento del color. The Wolf Among Us abandona los tonos apagados y grises de The Walking Dead y encuentra un estilo con mayor contraste, más colorido y vivo. El diseño de personajes también experimenta con escorzos más complejos y variados, al ser buena parte de los personajes animales o fantasías.

Tonalmente, la historia se acerca al cine noir, con el clásico detective solitario y superado por las circunstancias, el inevitable interés romántico, la ciudad hostil y peligrosa… Los diálogos funcionan bien y permiten definir la personalidad de nuestro personaje. En su primer capítulo, The Wolf Among Us no ha introducido ninguna mecánica jugable novedosa. Teniendo esto en cuenta, la historia será la encargada de decidir el éxito o fracaso del título. También será importante ver el modo en que se explotan las características propias del cine negro o de detectives.

Foto 3

En The Walking Dead, una fantasía de zombis, la lucha por la supervivencia era el principal tema a explotar. De este modo, a lo largo de la historia, varios de nuestros comparsas morirían y otros sobrevivirían, dependiendo de nuestras decisiones. Temáticamente, The Wolf Among Us no es una ficción de zombis sino de detectives, de modo que tiene que buscar su identidad distintiva en este tipo de ficciones. Durante las 2 horas y media que dura este primer capítulo encontramos un breve escenario en el que se explota efectivamente las posibilidades del género. Este fragmento consiste en investigar un apartamento en busca de pruebas, y razonar a partir de ellas las mentiras de cierto personaje presente. La capacidad para plantear situaciones únicas del género definirá, en buena parte, el futuro éxito del título.

Hay cinco capítulos planeados. Como se hiciera con The Walking Dead, es posible comprarlos por separado o pagar el pase de temporada. El juego cuenta con voces en inglés y, de momento, textos y subtítulos únicamente en este idioma.

Telltale ya demostró con The Walking Dead que piensan sus historias en conjunto, y que éstas van adquiriendo mayores cotas de intensidad y dramatismo según se progresa. No podemos saber cómo evolucionará The Wolf Among Us, pero este primer capítulo, que nos introduce en una ficción noir protagonizada por personajes de fábula, asienta las bases para una serie que puede marcar otro logro notable en el pequeño género de las historias interactivas.

2 Comentarios en "Análisis de The Wolf Among Us: Episodio 1"

Deja un comentario