Apunta a la cabeza

Análisis de The Walking Dead: The Final Season – Episodio 1: Basta de Correr

Por Oaky el

Hace unos días hablamos de The Walking Dead: A New Frontier, la fallida tercera temporada de la saga que no ofreció lo que los seguidores pedían tras el desenlace de la fantástica segunda entrega. Sin embargo, aunque Clementine tuviera poca presencia en la historia de Javier, sí que dejó su trama perfectamente abierta para esta cuarta y última temporada que acaba de estrenarse.

La Temporada Final da un pequeño salto en el tiempo y nos presenta a una Clem mucho más experimentada y sabia, la cual, junto con AJ, busca comida, refugio y una forma de sobrevivir en el mundo creado por Robert Kirkman. Y la verdad es que es un gustazo poder decir que Basta de Correr es un primer episodio fantástico que abre la puerta a la que, muy probablemente, será una gran temporada.Atrás ha quedado la lucha de Javier con la Nueva Frontera. Clementine prosiguió su camino para buscar a AJ, y ya con él, decide seguir adelante, enseñarle al pequeño todo lo que pueda, e intentar mantenerse con vida junto con el muchacho.

Por el camino, ambos se topan con una pequeña estación de tren que parece prometedora y que podría darles bastantes recursos para aguantar varios días más, pero todo sale mal y los dos terminan en un colegio abandonado liderado por un grupo de niños que rozan la adolescencia. Esta es la premisa con la que juega este episodio y con la que, seguramente, jugará el resto de la temporada: la supervivencia de un grupo de niños pequeños contra el apocalipsis zombi.

Lo cierto es que funciona y ofrece algo muy fresco teniendo en cuenta la cantidad de tramas que hemos visto en los cómics, series o juegos de la franquicia, en los que se termina notando una cierta sensación de reciclaje de conceptos similares con una vuelta de tuerca. En Basta de Correr se ofrece algo diferente, una perspectiva distinta que nos hará pensarnos las cosas dos veces.Y es que el plantel de personajes es bastante amplio. Clem sigue siendo la principal protagonista, y es una gozada poder disfrutar de su historia en estado puro, viendo cómo avanza la trama y se narra lo que todos esperábamos tras la segunda temporada. Además, Alvin Junior es un acompañante estupendo y tremendamente original para Clementine, suponiendo una personalidad realmente interesante, ya que se trata de un niño con una mentalidad más adulta, pero que, a la larga, no deja de tener a un pequeñajo en su interior. Ambos ofrecen momentos muy buenos a nivel argumental, así como escenas repletas de tensión y unos giros de guion que dejan la boca abierta, en especial el del final del capítulo, que es brillante.

El resto de personajes también aportan mucho a la trama, ya que ofrecen personalidades más juveniles y diferentes a lo que uno suele estar acostumbrado a ver en The Walking Dead. Esta variedad se agradece mucho en el desarrollo del argumento, y seguro que se aprovechará en los episodios que están por venir.

En cualquiera de los casos, estoy enormemente satisfecho con este primer episodio. Es lo que quería que fuera la tercera temporada, se centra en lo importante y ahonda en la relación de Clem y AJ, contando su día a día y su forma de sobrevivir y convivir. Puede que el principio del episodio sea un poco lento, pero los momentos finales me tuvieron agarrado a la silla de la fantástica tensión que se generaba en la trama. Estoy ansioso por ver cómo continúa el guion y, sobre todo, por presenciar cómo Clementine le sigue enseñando a Alvin Junior lo que debe tener en cuenta para sobrevivir en ese cruel mundo.Es jugablemente donde está la guinda del pastel, y es que por fin, repito, por fin, todo la faceta jugable ha cambiado. La transición de las cámaras fijas a la cámara al hombro que predomina en esta temporada es fantástica (además de ser un guiño muy interesante al modo de juego tan habitual que Telltale usaba para sus juegos).

En esta ocasión, la jugabilidad es mucho más directa gracias a un posicionamiento de la cámara más cercano, muy similar a lo visto en Life is Strange. Además, las animaciones de correr se han mejorado, y ahora Clementine corre de verdad, y no anda a un paso acelerado como lo hacía antes. Este nuevo planteamiento consigue que los enfrentamientos con los no muertos o la navegación por el escenario sean mucho más tensos, introduciendo al jugador en cada uno de los momentos de la historia.

El combate, gracias a Dios, también ha sufrido cambios. No exagero si digo que el juego apenas cuenta con cinco Quick Time Events, el resto de acciones son en tiempo real. A la hora de atacar a un zombi tendremos la posibilidad de pulsar dos botones: uno para golpearles en la rodilla y tirarlos al suelo, y otro para clavarles nuestro cuchillo en la cabeza. Lo preferible es hacer estos dos pasos en el orden en el que han sido nombrados, ya que si optamos por la vía fácil, y vamos directos a clavarles el cuchillo, tardaremos un poco más, y es posible que otro zombi nos ataque y nos mate. Sé que no es un combate con una profundidad impresionante, pero es un avance y supone algo muy fresco para los juegos de la compañía. Aporta mucha novedad a la aventura, y se agradece enormemente.

Por otro lado, también hay alguna que otra secuencia en la que tendremos que apuntar con una retícula para recoger determinados objetos o golpear a los enemigos en partes muy concretas, suponiendo una mecánica más que ofrece una mayor variedad al conjunto. Además, pulsando L2/LT, podremos ver todos los objetos con los que se puede interactuar en el escenario (excepto los coleccionables), otorgando más agilidad a la navegación.Los diálogos se mantienen intactos. Hay muchas más decisiones importantes que tomar, y otras que pasan más desapercibido y que también juegan un gran papel en la trama. Siendo honestos, todos sabemos que no vamos a escribir nuestra propia aventura, pero sí podremos cambiar algunos detalles, como pequeños sucesos del argumento, frases que digan los personajes, o la relación del resto del elenco (en especial de Alvin Junior) con Clementine.

Es más, AJ sacará fotocopia de todo lo que hagamos y digamos, y en función de eso aprenderá y actuará de forma consecuente en determinados momentos de la trama – los cuales tienen una gran relevancia -, aumentando la responsabilidad a los mandos a la hora de hacer o decir algo.

En resumidas cuentas, se trata de una faceta jugable que demuestra un progreso necesario y agradecido, que aporta algo diferente y que sumerge mucho más al jugador.En el apartado técnico, Telltale ha aprovechado su motor gráfico al máximo, de ahí que sus próximos juegos se vayan a desarrollar en Unity. Aun así, The Final Season es su mejor juego en lo que a gráficos y rendimiento se refiere, suponiendo un avance que también era ineludible.

Las páginas del cómic de Robert Kirkman han inspirado de forma notoria el estilo gráfico y artístico de la obra, y ahora todo el aspecto del juego cuenta con un contraste aumentado hasta el máximo, notándose, sobre todo, en las sombras que se pueden apreciar a lo lejos, las cuales destacan por ser totalmente negras. De todas formas, el relieve de los objetos sigue estando presente, por lo que la abundancia del negro en las sombras no impide distinguir los objetos que haya al fondo de los escenarios.

Los modelados de los personajes también están muy bien realizados. Cuentan con una gran calidad y son muy diferentes entre sí, y también se ven favorecidos de unas muy buenas animaciones que resultan mucho más realistas, haciendo especial énfasis en los movimientos de los ojos, en los cuales se ha prestado mucha atención a la hora de transmitir emociones.

Y en lo referente al rendimiento, la verdad es que Basta de Correr funciona perfectamente. En todo el capítulo solo pude presenciar un pequeño fallo de montaje a la hora de cambiar de plano (ya que se colaba, durante un frame, un plano distinto), mientras que el resto del juego funcionó sin ningún tipo de problema. Es de agradecer que Telltale haya mimado esta faceta, solventando todos los errores que llevaban años acarreando.Lo sonoro también cumple, y aquí se recupera la canción original que ha acompañado a Clementine en la primera y en la segunda temporada – ya que en la tercera brilló por su ausencia -. Además, el resto de temas musicales son de gran calidad y ritmo (hay algunos realmente buenos), ocurriendo lo mismo con la canción de la introducción animada y la de los créditos del episodio.

El doblaje y los efectos de sonido también son de diez. Como novedad, esta entrega cuenta con doblaje en latinoamericano, y aunque tiene un buen nivel, personalmente prefiero el doblaje original, el cual cuenta con unas voces e interpretaciones realmente buenas (a excepción de algún personaje secundario). Los efectos de sonido están genialmente realizados y son muy variados, y, como siempre, destacan en los gruñidos de los muertos vivientes, en los sonidos ambientales o en los sonidos de los golpes y las armas.

Este primer episodio de The Final Season puede durar 3 horas sin problema alguno, y esto se debe al nuevo enfoque de la jugabilidad, el cual permite al jugador moverse libremente por los escenarios y explorar todo con más calma. Además, hay una serie de coleccionables que podremos recoger y colocar en nuestra habitación, y aunque no estén muy escondidos, suponen un pequeño elemento de rejugabilidad para aquellos que quieran completar todo. Por si esto fuera poco, la estructura de los logros se ha cambiado, y ahora habrá logros que se consigan con la realización de determinadas acciones, como ya ocurrió, aunque de una forma más discreta, en 400 Days.

A partir de aquí, analizaremos los tres episodios restantes de la temporada según vayan saliendo, y haremos más énfasis en la parte argumental, las novedades jugables que puedan haber y los diferentes cambios o sorpresas que nos encontremos en lo que está por llegar.

Análisis basado en la versión de PC perteneciente a Steam.

El primer episodio de la última temporada de The Walking Dead cumple con creces, y ofrece lo que queríamos experimentar tras el final de la segunda temporada. Telltale se ha esforzado por mejorar las cosas, y ha cambiado todo lo que estaba envejeciendo en sus juegos. Las nuevas mecánicas jugables, la cámara al hombro, la mayor libertad de movimiento, los coleccionables y el mejorado apartado técnico consiguen aportar una agradecida sensación de aire fresco, y, además, la trama, aunque tarde un poquito en arrancar, también resulta tremendamente interesante y engancha, dando como resultado un muy buen primer episodio. Me muero de ganas por ver cómo continúa la aventura de Clem y AJ.

Deja un comentario