Tras las puertas de la verdad

Análisis de The Room Two

Por Oaky el

Ya hace mucho tiempo que jugamos a The Room, un título que Fireproof Studios lanzó para dispositivos móviles y que encandiló a más de uno, tanto por su misteriosa historia, como su genial jugabilidad y apartado técnico, sobretodo teniendo en cuenta que hablamos de móviles, y que muchos de los juegos que vemos en ellos, a pesar de tener buenos gráficos, no tienen un control muy agradable. La cosa se resumió en que The Room se convirtió sin problema alguno en uno de los mejores juegos para móviles que se podían disfrutar hace unos meses.

Su final, obviamente, nos dejó con muchas ganas de más, y la segunda entrega estaba confirmada nada más terminar el juego. Hace unas semanas llegó a nuestras manos, y pese a no tener el gran nivel que tenía la primera parte, se defiende sin problemas y sigue siendo un gran juego para móviles. Aún así, vamos a adentrarnos más en lo que nos ofrece este curioso título de puzzles y misterio.

The Room 1

Ante todo tenemos que tener en cuenta que seguimos teniendo la poca proximidad con nuestro personaje que vimos en el primer episodio. Simplemente somos un sujeto de pruebas que irá recorriendo las diferentes habitaciones resolviendo puzzles para descubrir el misterio de la realidad paralela en la que nos encontramos. Si bien, la historia no es el punto fuerte de The Room Two, ya que, a pesar de tener momentos muy buenos e impactantes con diferentes cinemáticas, este apartado no va a ser el que nos haga seguir adelante en la aventura, y ni mucho menos, su punto fuerte, pero al menos está ahí, y se agradece.

Como comentábamos en un principio, lo difícil de un juego de móviles es hacer una buena jugabilidad, y que, además, ésta sea cómoda. The Room lo consiguió sin problemas, y su secuela llega incluso a mejorar lo ya visto antes. Hay gran libertad de movimiento por las diferentes habitaciones en las que nos moveremos. En cada habitación, hay tres o cuatro objetos (un armario, una caja, un cofre…) y para acercarnos a ellos deberemos tocarlos dos veces, y podremos realizar la misma acción si queremos hacer zoom en determinadas partes de estas cosas. A partir de ahí, iremos recolectando piezas que se deberán poner en un lugar u otro, para abrir los cofres, por ejemplo, y acceder así a lo que hay en su interior.

Sin embargo, no solo encontramos puzzles de ese tipo. Hay de todo. Secuencias a seguir con diferentes objetos para conseguir abrir un compartimento secreto, mover una bolita por un camino para poder acceder a una llave, o, incluso, jugar con la combinación de una caja fuerte, teniendo que buscar antes cuáles serán los movimientos que tendremos que dar para poder abrirla. Hay gran variedad de contenido, y el juego nunca nos pondrá las cosas más difíciles de lo debido, ya que si nos quedamos estancados en algún lugar, se nos irán dando pistas de qué podemos hacer o dónde mirar. Eso sí, todo esto tiene una pega, y es que el juego es relativamente fácil. La primera entrega tenía un grado de dificultad fantástico, que en ésta se ve reducido, y en ocasiones, parece más un paseo de rosas que un desafío para la cabeza.

The Room 2

Además de la jugabilidad, el acabado técnico es sencillamente impresionante. Los renderizados de los objetos y los escenarios cuentan con una calidad sublime, y pocas veces nos encontraremos con objetos que tengan texturas a muy baja resolución (que los hay). Ver una cámara, un reloj, o el acabado en madera de una mesa, con gran lujo de detalle suma puntos a un título que va cambiando de entorno según cada capítulo, añadiendo algo que la primera entrega no tenía. Según cambiemos de habitación, el entorno de ésta cambiará, pasando de una habitación normal y corriente, a un llamativo camarote pirata, a una cueva, o a una habitación característica de los edificios ingleses. Algo muy llamativo y que, sin duda, aporta muchísima variedad visual en la obra, donde podemos ver gran cantidad de objetos, llegando a controlar cosas como ballestas para resolver ciertos acertijos.

De lo sonoro no podemos decir mucho. El tema principal tan característico de la primera entrega sigue aquí, para el menú principal. A la hora de resolver puzzles y ponernos en situación, no hemos escuchado ninguna pieza musical. La verdad es que es una pena, porque piezas ambientales habrían conseguido situaciones maravillosas. De los efectos sonoros opinamos otra cosa completamente diferente. Son muy variados, y de gran calidad, llegando incluso a darnos un buen susto en más de una ocasión y que consiguen meternos en el ambiente, a falta de banda sonora.

The Room 3

El juego no cuenta con diálogos, pero todos los textos que tiene están en castellano, aunque hemos comprobado que las letras con tilde, en algunas ocasiones, desaparecen de las cartas que hay que leer durante la aventura, un fallo que sin duda se arreglará con una actualización, y que no rompe la experiencia en absoluto.

En cuanto a la originalidad del título, mantiene el nivel que The Room presentó, pero el hecho de que la dificultad disminuya un poco hace perder cierto encanto al ambiente. Sin embargo, los acertijos son diferentes y variados, y si no queremos hacer uso de pistas, puede que la experiencia sea más gratificante a la hora de resolver las diferentes situaciones. De su duración, podemos decir que hemos tardado alrededor de cuatro horas en terminarlo, y que el título no ofrece ningún motivo para rejugarlo, a no ser que se quiera repetir la buena experiencia que ofrece. Aún así, a pesar de parecer una duración corta y ajustada, creemos que, sin duda, es la adecuada para un título dirigido a estas plataformas, ya que en ningún momento llega a ser pesado, y eso se agradece.

Análisis basado en Android (HTC One)

The Room Two es lo que esperaban la mayoría de seguidores de la primera parte. Finalizar la historia y continuar con esa elegancia a la hora de presentar una jugabilidad cómoda y diferente en dispositivos móviles, contando también con un gran apartado gráfico, aunque no habría estado mal hacer un poco más de hincapié en la banda sonora. Aún así, estamos frente a uno de los mejores juegos de móviles a día de hoy.

Deja un comentario