Hace mucho tiempo… En la antigua Persia…

Análisis de Prince of Persia: The Shadow & The Flame

Por Oaky el

Esta vez toca un remake de Prince of Persia, pero no un remake de cualquier entrega de la franquicia, sino un remake de la que es posiblemente la mejor entrega de la saga, Prince of Persia The Shadow & The Flame, publicado allá por 1993 por Jordan Mechner, el padre de la marca.

El remake cuenta, de forma cronológica, los sucesos ocurridos después de Prince of Persia Classics, la remasterización del primer juego del Príncipe, Prince of Persia (1989). Jaffar vuelve, y le tiende una trampa al Príncipe, quedándose así con el reino de Persia. Hecho esto, el Príncipe se verá obligado a escapar como un exiliado, y tratará de buscar la manera de luchar y vencer a Jaffar de una vez por todas, pero la historia no se queda ahí, según avancemos, iremos descubriendo diferentes secretos que harán que la trama cobre más sentido.

Prince-of-Persia-The-Shadow-and-The-Flame-screenshot-001Si hay que destacar una cosa de este Prince of Persia The Shadow & The Flame, es que su publicación se dirige sólo a smartphones y no a consolas, como hizo Classics. Sin embargo, y teniendo en cuenta que se suele ser muy crítico con los juegos de móviles y sobretodo, con lo más importante, su control, podemos decir con total franqueza que lo mejor de este Prince of Persia es el fantástico control que se ofrece al jugador en la pantalla. Tenemos dos opciones, desde algo tan simple como arrastrar los dedos por la pantalla y tener solamente dos botones (recordemos que esto ya se vio en la versión de smartphones de Another World), hasta jugar con sticks. Tenemos que decir, que la primera de estas opciones es la más recomendable y cómoda, consiguiendo una experiencia en el jugador muy gratificante, y la verdad, no está para nada mal.

2q1s5mp

El skin del Príncipe en Las Arenas Olvidadas es el elegido en este remake para ser usado, a diferencia de Classics, que usó el de Las Arenas del Tiempo.

Gráficamente, el juego tampoco luce mal. La remasterización de los escenarios algunas veces es algo exagerada, pero la atmósfera es bastante agradable, aunque muy distante a la del original en determinados aspectos.

Por si fuera poco, el juego, como no, añade diferentes cosas que la versión original no tenía, como hizo Classics en su día. Nuevos movimientos, facilidades para el jugador, objetos y coleccionables, pero si en algo han fallado, es en el sistema de combate. Prince of Persia, desde su primera entrega, se ha caracterizado de tener un sistema de combate diferente y entretenido (si jugáis los juegos del 89 y el 93, veréis que a pesar de que sea pulsar dos teclas, el sistema de combate era muy bueno para la época). En este remake se ha querido integrar un sistema de combos, y hacer los combates más fáciles y amenos al jugador, pero no se ha conseguido nada de eso. Como novedad, algunas veces bastante tediosa, llega a haber situaciones en las que pelearemos con más de un enemigo en la pantalla (cosa que no pasaba en el original, ni en Classics), y el bucle puede llegar a ser tan largo, que repetir los mismos combos una y otra vez puede llegar a cansar al jugador.

El sistema de combate es tan sencillo como esperar a que tu oponente ataque, para que tú bloquees su golpe y le asestes uno de los tres combos que hay, pero termina haciéndose pesado. Aún así, en el resto de apartados jugables, el juego funciona de lujo y es muy agradable al tacto.

Clasico

Prince of Persia The Shadow & The Flame (Jordan Mechner, 1993)

Las odiosas comparaciones con el original, evidentemente, tenían que llegar, y es que si tenemos en cuenta la obra maestra de Jordan Mechner publicada en el 93, podremos comprobar que este remake no se acerca en absoluto, ni en historia (que es el punto más importante del original, ya que tenía unos momentos geniales o unos puzzles sublimes, que en este remake no están), ni en jugabilidad (la cual llega a ser demasiado monótona). Es una pena que este remake no llegue a la calidad que tenía Classics, que era exactamente igual (excepto en el apartado gráfico, obviamente) a la entrega del 89, cuando este Prince of Persia: The Shadow & The Flame no respeta ni la estructura de los mapeados original, se salta momentazos como el puzzle para entrar en la caverna, y cambia cosas a favor de la nueva versión, como momentos en la historia que en el original no eran así (no detallo más para no hacer spoiler) o cambiar el encontronazo final con Jaffar, porque las mecánicas de juego no son iguales que las del original.

Es una pena que este remake no alcance las cotas de calidad esperadas.

Prince-of-Persia-The-Shadow-and-The-Flame-screenshot-002

A pesar de ello, es un juego para smartphones decente, con un control muy agradable a la mano, cosa que es muy difícil hoy en día, pero que no respeta tanto como debería al juego en el que se está basando, y peca en cambiar los mapeados originales alguna vez, o momentos clave en la historia de la versión del 93.

Sin embargo, contamos con un apartado visual que consigue una atmósfera muy fiel en algunos casos, que además, es muy agradable a la vista, pero que en otros, cambia completamente la esencia, pero también es disfrutable.

Habrá que estar pendiente por ver qué camino le da Ubisoft a la saga de nuestro querido Príncipe de Persia.

Si no tenemos en cuenta todos sus fallos respecto al original, que le quitan bastantes puntos, estamos ante un juego muy entretenido (a pesar de su corta duración, ya que podemos pasarlo en una hora, aunque el original también tenía ese objetivo) y que se deja manejar de una manera muy agradable. Esos dos puntos consiguen que este remake de Prince of Persia The Shadow & The Flame esté bien, pero no supera a su antecesor, Prince of Persia Classics.

4 Comentarios en "Análisis de Prince of Persia: The Shadow & The Flame"

Deja un comentario