Glory to Arstotzka!

Análisis de Papers, Please

Por Dani el

La guerra contra Kolechia ha terminado. La República Comunista de Arstotzka abre sus fronteras y el Estado ha depositado en ti la responsabilidad de discernir quién puede o no entrar en la nación.

APPLY-Papers-please_EDIIMA20140103_0442_13

Con este planteamiento se nos presenta Papers, Please, el último juego de Lucas Pope, un desarrollador indie cuyo trabajo ya pudimos disfrutar en otros títulos como The Republia Times o 6 Degrees of Sabotage.

Fiel a sus ideas, Papers, Please constituye una crítica al sistema. Esta denuncia tiene varios objetivos, entre los que destacan el exceso de burocracia y la gran desconfianza en aduanas y fronteras tras el 11 de septiembre. Aunque el juego se desarrolle en una época que recuerda más a la guerra fría, esta desconfianza se hace más que evidente a medida que el juego avanza. La república de Arstotzka es también una crítica a los estados totalitaristas.

El juego en sí dura un mes, durante el cual, día tras día, deberemos presentarnos en la cabina de admisiones de la frontera y decidir qué personas pueden entrar al país. Para esto deberemos comprobar los datos de su documentación. La tarea es muy simple: sellar los pasaportes con el botón de aceptado o denegado. Aún así, habrá que prestar atención a muchos datos diferentes: números que no coinciden, género equivocado, fotografía errónea, pasaporte caducado…

Todo influye a la hora de determinar si un PNJ (Personaje No Jugable) debe pasar la frontera o no, así que fijarse en los detalles es fundamental. Además, cada día las circunstancias irán cambiando, por lo que las normas que ayer regían la entrada hoy ya no valen y es casi seguro que mañana serán diferentes. Estos indicadores variables quedarán registrados en el libro de normas, al cual nos veremos obligados a ir en más de una ocasión para aceptar o rechazar los documentos. Las noticias diarias también serán determinantes en este aspecto.

Papers-Please-3

Según avancemos en el juego se nos irán presentando diferentes PNJs que tendrán sus propias mini historias. Es nuestra decisión qué pasará con ellos. Nuestras acciones, es decir, dejar que pasen o no con documentos que no están en regla, influirán en sus pequeñas narraciones. Desde matrimonios en los que los documentos de un miembro no son válidos hasta chulos persiguiendo prostitutas, pasando por extraños personajes que presentan pasaportes dibujados a lápiz. Según lo que decidamos, podremos ganar unas monedas especiales que hacen la vez de trofeos.

Según cómo hagamos este trabajo se nos penalizará o premiará con un salario. Independientemente de si aceptamos o rechazamos a un PNJ, si lo hemos hecho bien, recibiremos un sueldo fijo. Esto nos servirá para mantener a nuestra familia, que por algún motivo tienen demasiada tendencia a caer enferma. A parte de pagar agua y gas, el alquiler y la comida también tendremos que contratar médicos o comprar medicinas.

9540269098_c959cceb23_z

Por poner un ejemplo de la jugabilidad, digamos que nuestro gobierno sólo permite la entrada de ciudadanos de Arstotzka que tengan documento de entrada en esa fecha, el pasaporte y una carta de identificación. Cuando venga un PNJ, lo primero que haremos será pedirle todos sus papeles y comprobar que no falte ninguno. Seguidamente, tendremos que comprobar que todos sus datos concuerdan en todos los documentos, también que el personaje de la foto sea el mismo y que no haya caducado ninguno de los papeles. Tendremos a nuestra disposición, además, un botón con el que hacer clic en una parte del documento, como puede ser la fecha, y pinchar a la vez en el calendario de la cabina. Esto nos indicará si el pasaporte está caducado, y variará en función de qué parámetros estemos comprobando.

Si bien este método es más lento, en ocasiones será imprescindible, y siempre más seguro. En caso de que solo un dato no coincida no podremos dejar entrar a este personaje. Si está todo en regla, será bienvenido a Arstotzka. A veces los datos que no concuerdan pueden tener otras explicaciones, por lo que tendremos recursos extra, como interrogar al PNJ, comprobar huellas dactilares o hacerle un escáner de rayos X.

mMvPifM

En Papers, Please la jugabilidad cobra mucha importancia, pues ya no solo influye cómo apretemos botones o la habilidad que tengamos a la hora de utilizar un mando o un ratón y un teclado. La jugabilidad va más allá, pues es nuestro cerebro el que no debe dejar que el color grisáceo de Arstotzka, la repetitividad del trabajo o la música machacante y anodina influyan en nuestra concentración. No solo es un juego de puzles, es un simulador diferente y extraño que no hace más que retarnos. La única pega que puede tener es su excesiva repetitividad, que hará que el entusiasmo inicial muchas veces se resienta, lo cual producirá que solo aquellos a quienes haya enganchado lleguen hasta el final.

Con un diseño simple basado en píxeles y el acompañamiento de una música muy pesada y oscura, el aspecto gráfico-sonoro del juego no se puede analizar por separado. Ambos son un único elemento que dota al juego de una personalidad propia y simple sin caer en el error de querer darle más protagonismo que a la propia jugabilidad. Por otra parte, las voces de los personajes están en un idioma inventado, indescifrable, que contribuye a este clima grisáceo siendo casi más un elemento de la banda sonora que un detalle a parte. Por el momento el juego solo está disponible en inglés.

Papers, Please es un juego que más que divertir, entretiene. Sin ser un título de diez goza de una gran acogida entre los jugadores. Basaremos su éxito sobre todo en la originalidad y la novedad. A quienes les gusten los retos y los puzles les encantará, a los demás les invito a probarlo.

1 Comentario en "Análisis de Papers, Please"

  1. Juegazo como la copa de un pino. Propuesta súper original, arriesgada y sobretodo, diferente. La única pega, es que tantas variantes y tantos finales llegaban a hacer la picha un lío a uno, pero una maravilla que se agradece, la verdad. Gran análisis! (Aunque le habría dado algún puntico más jijijijiji) 😀

Deja un comentario