Un juego que te hará perder la cabeza

Análisis de NeverDead

Por Staff el

Análisis redactado por @alexhzr

Seguramente más de una vez habéis oído hablar de NeverDead y diríamos que en ninguna ocasión ha sido para bien. Unas líneas más adelante os contaremos qué es lo que realmente empaña la reputación de este título.

En el juego encarnamos a Bryce Boltzmann, un antiguo cazador de demonios maldito por Astaroth, rey de los demonios, quinientos años atrás, cuando se enfrentó a él. Dicha maldición le impedirá morir. Actualmente Bryce trabaja para la NADA (National Anti-Demon Asociation), junto a su compañera Arcadia. Aquí empieza NeverDead, un título de acción en tercera persona desarrollado por Rebellion y publicado por Konami para PlayStation 3 y Xbox 360.

neverdead017

La idea en torno a la que gira el desarrollo del juego es la inmortalidad de Bryce. Los enemigos te atacarán y te arrancarán uno o varios miembros, será entonces cuando tendrás que ir a recogerlos si no quieres perderlos. Si se diese el caso, podrás regenerarte cuando llenes el indicador del ojo demoníaco.

Evidentemente, hay forma de perder en el juego, de dos maneras concretamente. La primera, si tu compañera Arcadia muere; la segunda, si un enemigo llamado grandbaby (del que os acabaréis hartando por su abundancia) se come tu cabeza. Suena simple, ¿verdad? Lo es, pero no han pulido bien la idea. ¿Por qué mueres al «quedarte atrapado para siempre en la barriga del grandbaby»? ¿Acaso no es Bryce capaz de regenerarse? De hecho, ¿no podría regenerarse dentro del grandbaby y reventarlo por los cuatro costados? ¿O es que el estómago de ese desgraciado demonio es capaz de transportarte a otra dimensión donde se anulan tus poderes? Nunca lo sabremos porque no nos lo explican.

imagen 2

La jugabilidad mezcla las armas de fuego y el combate con espada. Este último se controla pulsando el botón L1/LB y moviendo el joystick derecho, lo que lo hará bastante tosco hasta que no le cojamos el truco, ya que nos resultará complicado encadenar varios cortes rápidos seguidos. Las armas de fuego no servirán para matar rápidamente a los demonios, pues el daño de las mismas está muy descompensado, siendo el rifle de asalto y la escopeta los más potentes, y el lanzagranadas, pistolas y subfusil los más débiles.

Contamos también con un añadido: la destrucción del entorno. Podemos tumbar a base de tiros o mandoblazos columnas, paredes, tuberías y cualquier cosa que se ilumine en un tono amarillento en la retícula para dañar al enemigo. A veces, ésta llegará a ser la opción más viable para deshacernos de los cansinos demonios. Y es que aquí es donde peca NeverDead: abusa del número de enemigos. Aprovechan cada ocasión para llenarte la pantalla de pequeños (y grandes) bastardos que buscan que te cuezas en el infierno.

neverdead019

Este «recurso» provocará que Arcadia nos recuerde a Ashley de Resident Evil 4. La chica sabe defenderse, pero no es inmortal, por lo que a la más mínima aglomeración de enemigos, estará muriendo cada dos por tres y tú detrás de ella para reanimarla. De este modo entraremos en un bucle infinito en el que Arcadia grita con su voz de pito, tu cabeza está volando por ahí, rodando para encontrar tu cuerpo y los dichosos comilones están tragándose tus brazos. Cual madre al inicio del curso escolar, agradeceréis las misiones en las que tú y tu compañera vayáis por separado.

Toda la pesadez los enemigos os será recompensada. El juego implementa también un sistema de habilidades que van desde ataques cargados con la espada a despedazarte más rápido. Estas habilidades las compraremos con puntos de experiencia que encontraremos esparcidos por el nivel y derrotando a los enemigos. No hay rangos de estilo para las misiones, por lo que no nos darán más puntos en función de cómo matemos a los demonios.

imagen 3

Pasando al apartado gráfico, tenemos un juego el cual se ubica en el umbral estándar de la calidad a la que nos tiene acostumbrados esta generación, moviéndose bajo el ya conocido Unreal Engine 3. Ni desluce ni es para tirar cohetes. Algo que sí molestará es el tearing que aparece en algunas escenas de vídeo del juego. Un punto fuerte del juego que nos ha gustado mucho han sido las cinemáticas. Escasas y cortas, pero de muy buena calidad, están para explicarnos el pasado de Bryce y cómo fue maldito.

En cuanto al sonido del juego, predomina una banda sonora rockera que le da ese toque gamberro al título y al protagonista, aunque repetitiva hasta la saciedad. Tiene un repertorio de canciones pobre que escucharemos en todas las misiones, destacando la colaboración de Megadeth. Aunque bueno, la colaboración es sólo en la canción de los créditos, que no os vendan la moto como han pretendido. Si sois pro-doblaje al español, tampoco os agradará saber que no viene localizado en nuestro idioma.

NeverDead es uno de los tapados de la generación, pero se lo ha ganado a pulso. Podría haber llegado a ser algo más y tristemente no ha sido así. Si buscáis un juego distinto, podríais probarlo, que no sólo de GOTYs vive vuestra consola.

Deja un comentario