Baloncesto de nueva generación, para lo bueno y para lo malo

Análisis de NBA 2K15

Por Saúl Rivero el

La historia de los videojuegos de baloncesto se remonta a finales del siglo XX, donde la saga NBA Live empezaba a hacer las delicias de los aficionados al deporte. Durante un par de generaciones, la franquicia de EA Sports dominó el género, hasta que, de la mano de Visual Concepts, NBA 2K se fue haciéndose un hueco cada vez mayor para al final terminar arrasando al competidor directo. De hecho, tanto ha sido el liderazgo de la franquicia NBA 2K que terminó por hacer desaparecer del mapa unos cuantos años a NBA Live, y aunque ahora han vuelto, siguen estando a años luz de distancia.

Todos este tiempo de apabullante superioridad, el cual ha sido respaldado con premios, críticas y como no, ventas, se vio sometido a un cambio generacional el año pasado, del cual NBA 2K14 ofreció luces por su excelente aspecto técnico y jugable, pero también sombras por sus problemas de servidores y su estricto DRM, el cual no dejaba jugar a casi nada si no estábamos conectados a Internet. Puedes consultar todos los detalles leyendo el análisis de NBA 2K14 pinchando aquí.

Un año después del estreno de la nueva generación de consolas, NBA 2K15 busca consolidar aún más las bases jugables y técnicas de una franquicia que ha sabido cuidarse a medida que han ido pasando los años. Veamos el resultado.

NBA-2K15

Lo primero de lo que tenemos que hablar es de baloncesto puro, es decir, el gameplay. El nivel de baloncesto que con el tiempo ha sabido instaurar Visual Concepts ha sido inigualable, y en NBA 2K15 volvemos a gozar de una experiencia baloncestística que se vuelve a superar, rozando cada vez más la perfección. Situaciones de defensa, jugadas en estático, mecánicas de tiro… Casi todo de lo que hablemos de NBA 2K15 en cuanto al gameplay va a ser fantástico, excepto algunas situaciones de pase (sobre todo a la contra) que muchas veces no responden como deberían.

A destacar la mejora de la defensa. Ahora goza de un mayor control, no deja tantos huecos para permitir penetraciones enemigas y, como muchos venían deseando, no deja taponar y robar tan fácil, algo de lo que nos habíamos quejado en 2K14 y que ha sido solucionado notablemente. En ataque pocas novedades más allá de solucionar pequeños detalles y fortalecer las bases que veníamos viendo hasta ahora, aunque con algún añadido nuevo como es el indicador de tiro, que ahora nos señala de una manera muy intuitiva si hemos tirado pronto, tarde o en el momento justo.

Por si fuera poco el nivel de gameplay, se han añadido una gran cantidad de nuevas animaciones que hacen aún más dinámicas las situaciones de partido, tanto en ataque como en defensa, y es que el simple hecho de botar o entrar a canasta nos da una sensación de singularidad que no habíamos visto antes. Si a esto le añadimos más animaciones para mates, tapones, faltas o defensas en estático, nos queda un resultado brutal, un redondeo excelente al que sigue siendo el mejor simulador deportivo sin ninguna duda.

nba-2k15-26agosto

Como aspectos paralelos al gameplay, en NBA 2K15 gozamos de los 30 pabellones de la NBA, bien tratados todos y cada uno de ellos, y presentando un ambiente muy real, con un público que reaccionará de maneras tan diversas como enseñando caretas de las estrellas del equipo local o simplemente, abandonando las gradas antes del final si nuestro equipo va perdiendo y el partido está ya decidido. Estas dos nuevas características del público son algunas de tantas que ayudan a crear un ambiente vivo en los partidos de la NBA.

Siguiendo la tendencia de otros años, Visual Concepts sigue cuidando los aspectos más estratégicos de los partidos, pudiendo ajustar la forma de jugar al máximo detalle, sobre todo en defensa, donde se nos dan muchas posibilidades de cubrir individualmente a cada jugador del equipo rival. Además de ello, en ataque tendremos un amplio abanico de jugadas disponibles, así como la opción de seleccionar qué jugador queremos que sea la primera, segunda o tercera opción ofensiva, con el objetivo de poder aprovechar más y mejor a las estrellas de nuestro equipo.

Obviando ya que NBA 2K15 sigue siendo un excelente propuesta como simulador de baloncesto, es hora de avanzar y hablar de los modos de juego, de los que no se presenta casi ninguna novedad pero si reestructuraciones en los que ya había. El primero y que probablemente ha hecho más original a la saga en los últimos años es Mi Carrera, donde ahora dejaremos de ser el jugador exitoso desde el momento cero para empezar siendo un fracaso en el NBA Draft ’14, donde nuestro jugador no es elegido. A partir de ahí, nuestro representante busca equipos que nos den una oportunidad para comenzar en la liga, lo que desembocará en una serie de pruebas con equipos a nuestra elección para que, si la superamos, obtener un contrato de prueba de 10 días que nos dará la posterior opción de quedarnos ahí hasta el final de temporada.

Este nuevo comienzo no tiene más que buenas intenciones, y es que gana en humildad, hace la primera temporada más llevadera (empezamos entorno al mes de febrero) y nos da la posibilidad de acudir al mercado de agentes libres al final de la temporada, lo que nos dará la posibilidad de cambiar de franquicia o bien quedarnos en nuestro primer equipo. Además de ello, destacar la nueva forma de mejorar atributos, y es que ahora no subimos atributos individuales si no que lo hacemos por grupos. Defensa, organizador, reboteador, atleta, tiro exterior e interior son las áreas a mejorar, siendo así más intuitivo y además, mucho más realista. Por último, la posibilidad de simular partidos a nuestro antojo nos permite llevar el modo con más fluidez (en los partidos simulados no se ganan monedas).

nbathumb-1408990712932

Dentro de Mi Carrera, y por segunda vez en la saga, nos encontramos con El Parque, una propuesta de baloncesto callejero en la que hasta 100 personas online simultáneas pueden llenar las canchas disponibles en modalidades de 2vs2 o 3vs3. Como novedad, se presenta la posibilidad de elegir un ‘’bando’’ por el que luchar, cuya elección nos proporciona mayores atributos en unas áreas determinadas. También novedosa es la inclusión de llevar la experiencia de El Parque a canchas oficiales con árbitros oficiales de la NBA, modo 5vs5 que nos proporcionará más monedas y experiencia en caso de victoria. Por último, The Stage es otra nueva modalidad en la que nos jugaremos monedas apostadas previamente en partidos callejeros, siendo así una buena oportunidad de llevarse bastantes monedas (o de perderlas).

Mi GM sigue ofreciendo la genial experiencia de llevar dentro y fuera de la pista a una franquicia de la liga, y esta vez con más posibilidades, y es que además de la potenciación de las redes sociales para enterarnos de la actualidad de la NBA, un nuevo sistema de entrenamientos grupales e individuales nos permite adquirir un realismo aún mayor que el de la entrega anterior.

Paralelo a Mi GM nos encontramos por primera vez en la saga con Mi Liga, una modalidad parecida a la descrita anteriormente pero con la posibilidad de personalizarla a nuestro antojo, pudiendo variar el número de partidos y reglas o cambiando de equipos, pudiendo incluir a rosters de Euroliga e históricos, aunque siempre han de ser 30 equipos, es invariable. Podemos jugar una sola temporada o hasta 80, y aunque no incluye tantas posibilidades como Mi GM, siempre es bueno que se nos dé la opción de personalizar la experiencia.

NBA-2K15-9

Por último, Mi Equipo se hace más fuerte en NBA 2K15 con la aparición de las subastas, que ahora nos permiten fichar a jugadores u objetos específicos y no dejar tanto lugar al azar de los sobres. Esta modalidad que tanto triunfa en los juegos deportivos también se va haciendo un hueco cada vez mayor en esta franquicia, y es que las posibilidades de juego offline y online dentro del mismo modo de juego amplían la experiencia, así como la opción de jugar tanto con jugadores actuales como con históricos.

El año pasado vimos por primera vez a 14 equipos de la Euroliga en NBA 2K. Este año la cantidad de equipos se ha aumentado a 25, algo que es de agradecer tratándose de una saga que desde siempre solo ha tratado el baloncesto estadounidense. Por desgracia, seguimos echando de menos un modo específico para la Euroliga, las plantillas son las de la temporada pasada y el aspecto de los jugadores y canchas no les hace ni sombra a las de la NBA.

Sin duda, el apartado gráfico de NBA 2K14 marcó un estándar en la nueva generación, y éste se mantiene en esta nueva entrega, a la que se dedica pequeñas mejoras en los aros, redes, público y balón, que ahora presentan aún más si cabe un apartado excelente. Por el resto pocas modificaciones, aunque sí hay que destacar la inclusión de cheerleaders en los tiempos muertos, algo que no estuvo el año pasado y que el público masculino reclamó con mucho énfasis.

Paralelo al apartado gráfico, nos encontramos con la nueva tecnología de My Face, que nos permite escanear nuestra cara con Kinect o PS Camera para así darle a Mi Jugador nuestro aspecto en la vida real. Aunque este sistema sea un gran avance, la comunidad no se ha mostrado del todo contenta y de hecho Visual Concepts ya ha anunciado un próximo parche en el que se mejorarán los resultados.

NBA2K15_SpanishCommentators_1

Por el apartado sonoro encontramos una banda sonora escogida por Pharrell Williams, la cual te puede gustar o no, pero lo cierto es que incluye menos temas relacionados con el baloncesto que otras entregas, lo que ha propiciado una lluvia de críticas por parte de la comunidad. Aún así el resultado continúa siendo bastante bueno.

Por otro lado, los comentarios en español acumularon 40 nuevas horas de grabación para conseguir un resultado algo más innovador pero tampoco revolucionario. Por desgracia, hay que destacar negativamente que las inclusiones de las presentaciones previas a los partidos, en las que está la estrella Shaquille O’Neal, así como las entrevistas al descanso y post-partido, no están si ponemos comentarios en castellano, aunque podemos disfrutarlas si cambiamos a inglés, eso sí, sin subtítulos.

Por desgracia, y al igual que en el análisis del año pasado, las últimas palabras del análisis van dedicadas a unos aspectos que sin ser parte directa del juego, si lo condicionan de sobremanera. Lo primero son las Virtual Currency (VC), que siguen siendo las monedas con las que, sencillamente, manejamos casi todo el juego. La intención no es mala, pero se dan dos situaciones preocupantes. La primera es que, a través de compras in-game, podemos aumentar nuestra cantidad de VC pagando dinero real, lo que sobretodo en El Parque y en Mi Equipo se traduce en que el que paga, gana. El que unas geniales modalidades online se vean rotas por el simple hecho de que 2K quiera ganar más de los 60-70€ que cuesta el juego es triste y lamentable.

1409286847-media

La segunda razón es que tanto las VC como casi todos los modos de juego están en constante conexión con los servidores de 2K, y al igual que el año pasado, estos han demostrado no ser aún los suficientemente potentes como para aguantar siempre la carga de jugadores, provocando en este inicio de NBA 2K15 días enteros de desconexiones o incluso reinicios de progreso en el modo Mi Carrera para algunos usuarios (en los que un servidor se incluye). Por esta conexión permanente casi obligatoria, los únicos modos de juego disponibles al 100% si jugamos offline son Partido Rápido, Mi GM (algo reducido) y Mi Liga, así como Mi Carrera en una versión muy limitada. Aunque es más de lo que ofrecía 2K14 offline, sigue siendo preocupante que las posibilidades de jugar sin estar conectados se vean muy reducidas, incluso en modos que no lo requieren.

Análisis basado en la versión de PlayStation 4.

NBA 2K15 ofrece una nueva clase maestra de como no dejar decaer a un simulador de baloncesto que se hace cada vez mayor tanto en calidad como en cantidad de contenidos. Lo mejor el gameplay, con nuevos detalles pero sin descuidar las bases, la reestructuración de todos los modos de juego y el apartado técnico, que una vez más vuelve a deslumbrar situándose en el top de la nueva generación. Los servidores, la compra de monedas y las reducidas posibilidades de juego estando offline son prácticamente lo único reprochable en un título que se vuelve a alzar como el mejor simulador deportivo del año.

Deja un comentario