Bienvenidos a Jurassic Park

Análisis de LEGO Jurassic World

Por Oaky el

Todo buen seguidor de LEGO y los videojuegos desarrollados por TT Games lleva pidiendo desde hace mucho la adaptación de Jurassic Park. Puesto que estos títulos empezaron con videojuegos basados en Star Wars e Indiana Jones, el paso más lógico a seguir siempre fue ir a Parque Jurásico, pero se ha hecho de rogar, tanto como la cuarta película de la serie.

Aprovechando el tirón comercial de Jurassic World, TT Games ha lanzado, por fin, su versión de las cuatro películas, y aunque el título tuviera muy buen aspecto en sus campañas publicitarias, la verdad es que es el juego de LEGO con menos personalidad de todos los que ha hecho la desarrolladora.

LEGO Jurassic World 2

El título adapta las cuatro cintas, compuestas cada una de cinco niveles. Y aquí está el principal problema, ya que no son los suficientes para contar sus historias. De hecho, se comen gran parte de la trama de los largometrajes, en especial de Jurassic World, cuyo guión se ha cortado en el juego, dejando las partes más destacables de la cinta.

La verdad es que se trata de algo incomprensible viendo la línea que siguen los juegos de LEGO, que siempre han buscado contar las historias de las películas con la máxima fidelidad. El principal problema de esto puede que sea los pocos niveles que componen cada film, aunque teniendo en cuenta el ritmo tan lento con el que cuentan, es difícil decantarse por más o menos secciones.

En líneas generales, sí se cuenta la misma historia – a pesar de que se olviden tramos importantes del argumento de las cuatro cintas – donde John Hammond abre un parque temático con dinosaurios que ha podido crear gracias a un mosquito que tiene sangre de los mismos.

LEGO Jurassic World 3

Es la faceta jugable del título la que más decepciona, por el hecho de no innovar en absoluto. Es algo conocido por todos que la fórmula LEGO funciona, pero esto ocurre cuando TT Games lo hace bien, y este no es el caso. LEGO Jurassic World es un juego sin personalidad, que no propone nada nuevo ni tiene ambición.

Como viene siendo habitual, cada personaje tiene diferentes habilidades. Alan Grant puede construir objetos con huesos de dinosaurios y cortar cuerdas y plantas, Owen dispone de un camuflaje para que no le detecten, y otros cuentan con la capacidad de entrar en zonas oscuras, saltar más alto o hackear dispositivos electrónicos.

Hasta aquí todo bien, sigue siendo el mismo esquema de siempre. Lo que ocurre es que la sucesión de niveles se convierte en romper objetos para conseguir monedas que nos otorgarán el desbloqueable de “Superviviente Auténtico” y no en avanzar en la historia resolviendo pequeños puzzles, luchando con enemigos (que prácticamente ni los hay, el botón de golpear se usa para romper objetos únicamente) y saltar entre plataformas. Hay que hacer especial énfasis en este último elemento, ya que es el que mejor funcionaba en todos los juegos de LEGO, pero aquí, inexplicablemente, se ha visto simplificado al mínimo, ya que ahora es automatizado y no existe la posibilidad de elegir cómo dar el salto y a dónde, en este caso es, sencillamente, pulsar el botón y saltar a la plataforma.

LEGO Jurassic World 4

Lo cierto es que lo novedoso brilla por su ausencia en este nuevo juego de LEGO. De hecho, cuando propone algo nuevo, cosas que no se habían visto en anteriores entregas, se deja entrever que el juego podría haber sido algo distinto, algo con lo que innovar y proponer estructuras diferentes. Es una pena ver que estos pequeños resplandores aguantan en pantalla pocos segundos para volver a lo mismo de siempre.

Uno de estos ejemplos son las persecuciones, las cuales habrían sido mejores si la cámara estuviera en la posición correcta, ya que se ve a los personajes correr hacia delante, pero el jugador ve lo que hay detrás. Es desquiciante, cuando menos, en las situaciones en las que hay coleccionables imposibles de recoger por el hecho de que no se pueden ver. Destacar que sí, la cámara se pone en la posición correcta algunas veces, pero lo hace tan poco que no se puede ni disfrutar.

El planteamiento sandbox sigue presente, y la navegación por el mapa no podría ser peor. Tras LEGO El Hobbit y su genial planteamiento de La Tierra Media y todas las misiones secundarias que se podían hacer, junto con los coleccionables a conseguir, es rarísimo como LEGO Jurassic World no ha aprovechado ese aspecto, haciendo del sandbox y la libertad por las distintas islas algo muy mal planteado y presentado. Hay gran cantidad de aspectos y características que no se explican, lo que lleva a la persona a los mandos a frustrarse por no entender el mecanismo del juego.

La característica más clara para reflejar esto son las misiones secundarias. Para que aparezcan señalizadas en el mapa hay que usar los diferentes puntos de guardado que tienen las islas. Esto en ningún momento se deja claro a lo largo del juego, y la verdad es que no se sabe si se desbloquean cosas a medida que se avanza en la historia o no es así, y hay que hacerlo de otra manera. Llega un momento en que no hay constancia de qué hay que hacer porque la libertad no está bien plasmada y mucho menos equilibrada.

LEGO Jurassic World 5

Su aspecto gráfico ha visto mejores momentos, y en esta entrega no se ha pretendido dar un avance en lo técnico. En este Parque Jurásico no se pueden ver las preciosas estampas que sí tenía LEGO El Hobbit, y los modelados de los personajes tampoco dicen mucho, llegando a ser muy simples. Los escenarios, de la misma forma, tampoco destacan por nada, ya que pueden resultar bastante monótonos tras varias horas de juego.

En cualquiera de los casos, su faceta sonora se salva gracias al trabajo que John Williams hizo con la saga de películas, ya que todos sus temas están presentes en el juego, y eso es algo que se agradece. Pero todo punto bueno tiene su cara mala, y es que el doblaje de algunos personajes no es el mismo que el de los largometrajes, y las voces que los sustituyen cuentan con unas interpretaciones de un nivel que deja mucho que desear. Al menos los efectos sonoros sí que se respetan, destacando los característicos sonidos de los velociraptores.

La duración es variable. Terminar las cuatro películas nos llevará alrededor de 10 horas, mientras que completar el juego al 100% puede alargarlo hasta las 25 ó 30. Lamentablemente, el ritmo no está a su favor, por lo que depende de cada jugador el tiempo que se invierta en él.

Análisis basado en la versión de PlayStation 4.

LEGO Jurassic World prometía, pero ha sido una decepción. Es una pena que no se vea inspiración alguna en este juego, y que la personalidad de la jugabilidad brille por su ausencia, junto con una innovación que parece intentar salir y demostrar que el título vale la pena, hasta que a los pocos segundos, desaparece. TT Games debería cambiar la fórmula de sus juegos de LEGO y empezar a mirar hacia atrás y beber de otros títulos de los juguetes daneses que no fueron desarrollados por ellos, como LEGO Island Xtreme Stunts.

2 Comentarios en "Análisis de LEGO Jurassic World"

  1. Makmardigan

    Vaya chasco. Prometía el juego. Aunque, difícil veo innovar en los juegos de lego. Por mucho que expriman cientos de universos, la fórmula que un poco caduca y la diversión como comentas se diluye como un azucarillo.
    Tengo claro que lo compraré, pero cuando esté a precio de saldo.

    Gracias por el análisis 😉

Deja un comentario