Jugad, insensatos

Análisis de La Tierra Media: Sombras de Mordor

Por Saúl Rivero el

Hace ya más de una década, el mundo de la Tierra Media creado por J.R.R. Tolkien en los años 50, disparó casi infinitamente su fama a nivel mundial gracias a la adaptación de las novelas de El Señor de los Anillos a la gran pantalla. Estas películas, dirigidas por Peter Jackson, obtuvieron un total de 17 Óscar, además de un legado cinematográfico que muy pocas sagas han logrado.

Desde ese momento de auge, la industria del videojuego ha querido seguir los pasos de las películas lanzando títulos a mansalva, entorno a unos 15. Como es normal en un catálogo tan amplio de juegos de una misma temática, existen algunos de una calidad excepcional y otros que no logran los mismos estándares o que sencillamente no han llegado a tener éxito.

Hoy nos ocupa la llegada de Sombras de Mordor, el qué (diciéndolo desde ya) se ha ganado por méritos propios ser el mejor juego de la Tierra Media, al menos, desde que saliera El Retorno del Rey a finales de 2003. Este nuevo título, desarrollado por Monolith Productions (F.E.A.R o Condemned), nos sorprende con esta propuesta que logra volver a introducir el mundo de Tolkien en el escaparate principal de la industria del videojuego.

ShadowofMordor-25sept

En Sombras de Mordor manejamos a un montaraz explorador de Gondor llamado Talion, el cual es asesinado por la Mano Negra de Sauron junto a su mujer e hijo, pero que posteriormente es resucitado por un espíritu luminoso que le proporciona poderes y otro tipo de habilidades especiales, con el único propósito de vengar la muerte de su familia, y la suya propia. La identidad del espíritu luminoso al principio se nos oculta, pero descubriremos quién es a medida que avancemos en la campaña. Los hechos de Sombras de Mordor están situados entre lo acontecido en El Hobbit y el Señor de los Anillos, en un tiempo en el que el ejército orco se fortalece en Mordor esperando a la gran batalla que acontecerá años más tarde en toda la Tierra Media.

Lo cierto es que la historia de Sombras de Mordor sigue una trayectoria claramente ascendente en cuanto a calidad e importancia narrativa, siendo el principio mucho más flojo que lo que podemos ver con un porcentaje importante de la historia avanzada. Esto provoca que el usuario se pueda ver poco atraído las 2-3 primeras horas de juego y contemplar la posibilidad de abandonarlo, pero si es tu caso, no lo hagas, continúa porque lo mejor está por llegar. Como punto más negativo de este apartado, la personalidad y el carisma que nos transmite Talion podría ser muy superior, incluso el espíritu luminoso o otros secundarios logran ‘’entrarnos’’ más que él.

Lo que más sorprende, inesperadamente para muchos, es la fidelidad que muestra Sombras de Mordor al mundo de La Tierra Media, algo que como reitero, no se aprecia muy bien al comienzo del título, pero sí a medida que avanzamos en el mismo. Sin llegar a desvelar nada de la historia, los aficionados más acérrimos a este mundillo nos vemos gratamente sorprendidos con ciertos acontecimientos que van sucediendo, así como con toda la ambientación creada a gusto del fan. El aplauso para los chicos de Monolith en este sentido es imprescindible.

Shadow-of-Mordor-

Si hablamos de fidelidad a la Tierra Media y de un montaraz de Gondor, lo suyo sería un sistema de combate que esté a la altura de la combinación, y eso se consigue en Sombras de Mordor, pero con matices. Los combates con espada se basan en atacar con un botón, contraatacar con otro y, en los casos más complicados otro botón para huir de lanzas o de ataques llevados a cabo por enemigos bien armados. Tiene el punto bueno de ser un sistema sencillo, en el que no te tienes que ‘’romper la cabeza’’ para dejar a un campamento Uruk vacío, sin embargo, a medida que avancemos notamos que realmente estamos pasando la parte más complicada del juego con 3 botones, y esto se antoja demasiado simple para un título que podría ganar mucho en dificultad pero que en realidad no lo hace.

Las animaciones de los combates están trabajadas con mimo y detalle, creándose una amplia gana de ellas y mostrando un resultado espectacular. Si hablamos de espectacularidad en los combates normales, los movimientos de ejecución que podemos realizar cuando nuestra espada está iluminada tienen un efecto sin igual, y aunque parezca muy cruel, gozaremos de ver como vuelan cabezas como nunca antes.

Además del combate ‘’clásico’’ con espadas, las habilidades otorgadas por el espíritu luminoso nos permite manejar un arco con una puntería no normal para un hombre, y por último, el sigilo también se tiene en cuenta, pudiendo realizar ejecuciones traseras a una infinidad de orcos durante toda nuestra aventura.

sombrasmordor-8agosto

Sin duda el punto más polémico cuando se anunció Sombras de Mordor  fue su sistema de parkour, el cual recordó a muchos jugadores al empleado por Ubisoft en Assassin’s Creed. Incluso se llegó a filtrar que Monolith había ‘’robado’’ fragmentos del código de programación de Assassin’s Creed II para crear este juego. Una vez con el mando en las manos y jugando a Sombras de Mordor, lo cierto es que sí, el sistema de parkour tan innovador que creó Ubisoft en su época se nos viene a la cabeza y sí, se parece. Sin embargo el hecho de que se parezca no significa que sea malo, además, ocurre todo lo contrario ya que según el planteamiento del juego se convierte en la decisión más acertada para hacer los desplazamientos rápidos y efectivos. Aún así, el sistema de parkour no está del todo refinado, falla en muchas ocasiones a la hora de subir, de bajar y de saltar entre cornisas, además de generar en ocasiones cambios muy bruscos de cámara que no son nada agradables.

Por si aún sigues pensando que todo en Sombras de Mordor es una copia, llega el sistema némesis, una innovadora forma de progresión en la que cada capitán Uruk es generado de forma única y al que tendremos que derrotar aprovechando sus puntos débiles y evitando sus puntos fuertes. Para saber dichos puntos, debemos de obtener información sobre ellos interrogando a algunos orcos ‘’topos’’ u obteniendo información en determinadas partes del mapa. Una vez consigamos derrotar a un determinado capitán, otro ocupará su puesto y así sucesivamente; si no lo conseguimos, éste aumentará su poder y será más difícil de derrotar en el futuro.

Además de ir a por el capitán simplemente, se nos ofrecerán otras oportunidades de debilitar al ejército de Sauron en eventos aleatorios repartidos por el mapa, como por ejemplo un duelo entre capitanes. Si acudimos y tenemos un poco de suerte y habilidad, podríamos ‘’matar dos pájaros de un tiro’’.

Los capitanes están liderados por caudillos, unos seres superiores que, además de ser más difíciles de matar, cuentan con el apoyo de algunos capitanes que actúan de guardaespaldas, por lo que se recomienda matarlos para luego ir a por el caudillo, el cual se nos haría muy complicado de eliminar si no es así.

Por último a destacar de este sistema némesis es que llegados a un punto del juego, desbloquearemos una habilidad llamada marcar, por la cual podemos ‘’convertir’’ a cualquier Uruk de nuestro lado. Si hacemos esto con los capitanes guardaespaldas, estos traicionarán a su caudillo y por lo tanto, serán mucho más fáciles de matar (o marcar igualmente) por nosotros.

sombrasmordor-8agosto-2

No hay que olvidar que Sombras de Mordor al fin y al cabo es un sandbox, con un mapa dividido en dos regiones, aunque la segunda solo está disponible aproximadamente a mitad de la campaña principal. Como sandbox que es, gozaremos de libertad total para desplazarnos, además de un amplia gama de cosas que hacer, desde los eventos aleatorios que hablaba antes a multitud de misiones secundarias, cazar bestias, o simplemente a rescatar a esclavos de los Uruk. El mundo de Mordor está vivo en este juego, y queda reflejado con todo lo que nos encontramos en el mapa.

En cuanto a las posibilidades que puede darnos este título, lo cierto es que si vamos sin pararnos mucho a acabar la campaña, lo podemos ‘’finiquitar’’ en unas 11-12 horas, sin embargo esto es solo el 30% aproximadamente del total del juego. Completar el juego al 100% nos llevará entre 25 y 30 horas sin ningún problema, y un mixto entre ambas opciones entorno a las 20 horas de juego.

Gráficamente, esta propuesta nos deja un apartado que tiene puntos fuertes y algunos que no lo son. Lo que más llama la atención es el modelado y aspecto de los personajes, algo que ha sido muy cuidado y del cual sale un resultado magnífico, sobre todo en los Uruk, los cuales están bastante diferenciados y caracterizados entre sí, y mucho más si se tratan de capitanes o caudillos. El mapa ofrece gráficamente un aspecto bueno, y aunque ciertamente podría haber sido más grande y más poblado, lo cierto es que entre la ambientación oscura, propia de Mordor, y algunos detalles bonitos de ver como la Puerta Negra, se obtiene un buen resultado.

En general, se nota que estamos ante un título que todavía tiene el ‘’subtítulo’’ de ser cross-gen, es decir, que sale tanto para plataformas de nueva generación como para sus predecesoras. Esto se puede ver sobre todo en la distancia de dibujado y en las texturas de esos fondos, que aún siendo nueva generación presentan un aspecto muy mejorable.

La Tierra Media Sombras de Mordor

Del apartado sonoro solo tenemos buenas noticias. Aunque no se pudo mantener la BSO de las películas de la Tierra Media, la creada para Sombras de Mordor contiene temas realizados con maestría que se adaptan perfectamente a cada una de las misiones y situaciones que nos propone la aventura de manera sencillamente espectacular. Además de ello, hay que señalar que el doblaje a castellano presenta un apartado muy por encima de la media de otros juegos, manteniendo a cada personaje claramente caracterizado en todo momento. Los efectos sonoros complementan a la BSO en las batallas con un resultado nada reprochable, alcanzando momentos de auge en las ejecuciones, haciéndolas aún más espectaculares. Por último, hay que destacar que, en el caso de PlayStation 4, se ha aprovechado el altavoz del mando para darle un toque suplementario al sonido en general.

Análisis basado en la versión de PlayStation 4.

Monolith Productions nos sorprende con Sombras de Mordor a través de una historia que engancha (yendo de menos a más) y una recreación del universo de la Tierra Media excepcional. Sistema némesis, mundo abierto y muchas actividades secundarias son las claves para hacer grande a un juego que peca de un sistema de parkour que falla en exceso y que recuerda demasiado a Assassin's Creed, además de un sistema de combate muy simple. Es un muy buen comienzo para una franquicia que, de mejorar en sus apartados más débiles, podría convertirse en un nuevo estándar para la nueva generación.

4 Comentarios en "Análisis de La Tierra Media: Sombras de Mordor"

  1. Si que es verdad que el control es bastante simple. Pero es una gozada ver las peleas que se pueden llegar a hacer. 10 orcos y un capitán alrededor tuyo y que no te puedan parar, mola mucho xD

    Coincido bastante en el tú análisis.

  2. Muy bueno Nanito. Q más añadir, poco más aparte del tema de la extensa información q se desbloquea, muy fiel al mundo de J.R (no el de Dallas) jajaja. Os espero en el Monte del Destino, donde ya tengo la tienda de campaña montada.
    Por cierto, he leído q pueden sacar coop en el modo ese, no recuerdo como se llama, q es solo de matar jefes. Nos vemos tarcos!

Deja un comentario