El Norte recuerda

Análisis de Game of Thrones – Episode 6: The Ice Dragon

Por Oaky el

Podría decirse que Game of Thrones ha sido el juego que más problemas le ha dado a Telltale en cuanto a su publicación, con un calendario establecido de forma inicial que poco o nada ha tenido que ver con el que ha sido finalmente. Sin embargo, y tras mucho tiempo de espera, el sexto y último episodio de la serie se ha puesto a la venta junto con su edición física. Se trata de un capítulo que cierra la temporada de una forma más que irregular, demostrando que los planes que se tenían en su momento no se han trabajado correctamente.

The Ice Dragon comienza con un punto muy interesante para los juegos de la desarrolladora por el hecho de contar con dos versiones de guion totalmente diferentes según la decisión que se haya tomado al final del quinto capítulo. Es evidente que esto es hasta cierto punto, porque la historia sigue siendo la misma y tampoco varía demasiado, solo será algo que destaque en las relaciones con algunos personajes y eventos muy concretos que no cambian la historia, pero sí el punto de vista y la forma en que se presentan al jugador.

GoT 1

Sin embargo, toda la temporada ha consistido en idas y venidas sobre la supervivencia de los Forrester ante la gran batalla a la que se iban a enfrentar, y aunque la preparación de la misma ha tenido un ritmo cuestionable a lo largo de los cinco episodios anteriores, el sexto no ofrece una guerra a la altura de las expectativas. Aún menos cuando el propio guion le juega una mala pasada al evento generando situaciones para alargar la serie.

De hecho, la pregunta es constante, y es que la sensación de la temporada en general, y más la de este sexto capítulo, es la de una historia que tiene unos buenos pilares, pero que se ha explayado muy lentamente hasta el punto de hacer avanzar la trama de una forma muy lenta y escueta. The Ice Dragon es la entrega que mejor demuestra este error, pese a que historias como la de Gared sigan en plena forma. Es más, se trata de la única que ha contado con una progresión interesante.

En la faceta jugable, eso sí, se puede comprobar que este cierre de temporada es el más dinámico de todos, ofreciendo gran variedad de situaciones, diálogos, peleas, decisiones pequeñas y un par de sentencias de gran importancia. Se ha manejado correctamente el problema de contar con tanta información en los diálogos hasta el punto de no entender nada, y se agradece que el ritmo sea un poquito más pausado para los momentos que requieren de tiempo para pensar el próximo movimiento.

GoT 2

Su aspecto gráfico también ha mejorado con cada episodio. Los tonos de acuarela ahora juegan con claroscuros según los escenarios, y la paleta de colores es muy amplia y variada. Ya no están presentes los problemas de nitidez en los bordes de algunos objetos y todo funciona sin problemas.

De forma sonora también cumple con el buen doblaje que ha caracterizado a la serie, y aunque este capítulo final no cuente con muchas voces de los actores de la producción de la HBO, sí que sabe hacer un buen uso de los personajes propios del título y algunas apariciones de los archiconocidos Tyrion y Ramsay. La música, por otro lado, es correcta, haciendo uso de canciones ambientales y de una temática concreta, como la acción, para las situaciones que lo requieren.

Cabe destacar que, por fin, el juego cuenta con subtítulos en castellano debido a su lanzamiento en formato físico. Sin duda, la decisión es altamente cuestionable, aún más cuando la traducción presenta algunos fallos que, a estas alturas, resultan incomprensibles. Sin embargo, se agradece que los textos estén redactados en nuestro idioma.

Respecto a la duración, The Ice Dragon dura alrededor de 2 horas, y mantiene un buen ritmo pese a no avanzar el argumento tanto como se esperaba.

Análisis basado en la versión de PlayStation 4.

Game of Thrones ha tenido un tratamiento y una puesta a la venta que se pueden poner en duda de muchas formas. Este sexto capítulo no brinda lo que se esperaba de él, y alarga las cosas de cara a una nueva temporada, en la que, ojalá, se aproveche el universo con el que se cuenta y se narre un gran desenlace para la historia de la familia Forrester.

1 Comentario en "Análisis de Game of Thrones – Episode 6: The Ice Dragon"

Deja un comentario