Vencedor por incomparecencia

Análisis de FIFA 14

Por Hidalgator el

[alert style=»green»] Análisis actualizado a versión 1.02 del juego [/alert]

Son años brillantes para la saga FIFA, tras toda una generación con poca o prácticamente nula competencia. Y a pesar de no haber logrado un simulador de fútbol acorde a las expectativas que los jugones futboleros teníamos al comienzo de la generación, en rigor hay que reconocer que FIFA ha presentado buenos juegos de fútbol en estos 7 años. Algunos mejores, otros no tan buenos, pero todos ellos han cosechado un gran éxito, que han sabido moverse desde Pro Evolution Soccer a FIFA al tiempo que la saga de Konami descendía a los infiernos.

En la revisión anual de 2013, FIFA ha apostado por introducir la reforma más radical desde la implementación de la defensa táctica: un nuevo modelo de físicas donde la capacidad de reacción de los futbolistas ha disminuido radicalmente y donde la inercia supone un factor clave a la hora de determinar la dirección del movimiento de los jugadores.

fifa14_xbox360_valencia_celebrating

El impacto en la jugabilidad ha sido muy grande, y ha provocado algunos desajustes (remates de cabeza demasiado exitosos, pases elevados al hueco indefendibles) que han recibido un fuerte reproche de la comunidad de jugadores, lo que ha obligado a Electronic Arts a lanzar una actualización para solventar dichos desajustes.

Cuando estaba el análisis listo, hemos retrasado unos días el mismo para poder ofrecer un análisis acorde a las actualizaciones incorporadas en la versión 1.02, lo más ajustado posible a la realidad que se van a encontrar los jugadores a la hora de la verdad. Una vez expuestos los antecedentes que han precedido a este FIFA 14, vamos a profundizar en todos los aspectos del juego.

FIFA 14

Gráficamente, el juego ha recibido el mayor lavado de cara desde el inicio de la generación. No nos referimos a los gráficos de campo y de los jugadores, que siguen en la línea de anteriores FIFA (quizá modelados de torso poco trabajados, excesivamente voluminosos), sino a los menús, de los que nos llevamos quejando desde hace años. Muchas veces hemos insistido en lo equivocado que resulta en ocasiones cambiar una cosa que funciona simplemente por el hecho de cambiarla, o sencillamente por aportar alguna novedad con dudoso valor añadido. No es para nada el caso de FIFA 14. Por fin este año la saga ha recibido un lavado de cara en los menús que se antojaba más que necesario. Nos encontramos ante un menú tipo Windows 8 que funciona bastante bien con el mando DualShock, con 4 pantallas principales a su vez dividas en ventanas con diferentes pestañas. A través de dichas pestañas se pueden visitar todos los menús y opciones de FIFA 14, mejorando de forma notable la navegación, que ahora se realiza de forma mucho más ágil y rápida.

A nivel sonoro no existen novedades reseñables. Continúan Paco González y Manolo Lama en los comentarios principales, y se han permitido algún desliz «político»  en críticas a José Mourinho que consideramos no tienen lugar en un videojuego, confundiendo el medio en el que corresponde verter una opinión que tiene un trasfondo perverso. Más allá de ese detalle, conviene volver a hacer hincapié, un año más, en la repercusión tan positiva que supone poder volver a elegir bandas sonoras personalizadas.

fifa14_xbox360_realmadridandbetis

Entrando a analizar más en profundidad la propuesta jugable que FIFA 14 ofrece este año, nos encontramos ante el mayor cambio desde la introducción de la defensa táctica. Es una apuesta arriesgada, EA ha optado por implementar unas físicas donde la respuesta de los jugadores se produce con cierto retardo. El medio que se ha utilizado para ello es afectar el movimiento de los jugadores, de tal manera que para llevar a cabo la acción solicitada, deben superar y corregir en primer lugar la inercia que traían de su movimiento anterior. Esto ha provocado que se haya perdido un cierto componente «gambeta» o «engaño», basado en los cambios de ritmo y en el factor sorpresa. Este cambio resulta complicado para muchos usuarios, si bien hay un sector complacido con los cambios y complacido con estas novedades, a pesar de que el ritmo de los partidos siga siendo rápido en demasía y que siga sin arreglarse el problema principal: la gestión del cansancio de los futbolistas.

En cuanto a otros modos de juego, conviene profundizar en algunos cambios importantes introducidos en 2 de los más populares: Modo Carrera Mánager y FIFA Ultimate Team. En el primero de ellos se ha introducido la figura del «ojeador» como medio para explorar el vasto mercado de fichajes y jugadores disponibles por todo el mundo. Sin embargo, esta adición viene desvirtuada por la eliminación del clásico buscador de FIFA, donde se podían introducir unos valores orientativos para ciertos atributos, de todo modo que podían obtenerse resultados de búsqueda muy cercanos a las necesidades del equipo. Pues bien, esa labor de «scouting» que el usuario venía realizando ahora se lleva a cabo por máquina, y tenemos que decir que de forma mucho menos eficiente. Se pierde una enorme cantidad de tiempo en obtener resultados, poco satisfactorios y con muy poca amplitud de jugadores analizados, con lo que se pierde una parte importante de la diversión que supone hacerse un equipo a medida.

fifa14_xboxone_ps4_fcbarcelona_celebration

Por lo que respecta a FIFA Ultimate Team, este año se ha implementado una mejora largamente anhelada por la comunidad de jugones: la supresión de la «formación favorita» en los cromos. Esto significa que los cromos de jugadores tan solo necesitan ser insertados en su posición ideal (que sigue siendo modificable), y que encajarán perfectamente en nuestro equipo aunque en un momento posterior decidamos cambiar la formación. Otra de las novedades incorporadas este año es el concepto de temporadas online, que ya estaba implementado el año pasado en el modo online normal de FIFA 14, lo que sin duda añade un punto de profundidad a FIFA Ultimate Team, que además permite jugar con amigos.

Nos encontramos ante la que puede ser la última versión de FIFA en la presente generación que reciba mejoras sustanciales. Las mejoras en la navegación por los menús ha sido providencial, y los cambios introducidos en la jugabilidad (sobre todo tras la actualización 1.02), si bien pueden desconcertar y frustrar las primeras tomas de contacto, supondrán un reto que despertará el instinto masoca inherente a todo aficionado a juegos deportivos. FIFA 14 no es el simulador definitivo que hubiéramos esperado de esta generación, y palidece ante comparaciones con otros simuladores deportivos, pero al menos resulta entretenido e incorpora novedades suficientes para los usuarios que continuarán un año más sin cambiar de consola.

4 Comentarios en "Análisis de FIFA 14"

    • Estoy de acuerdo, a mí personalmente tampoco me gusta mucho. Pero este año considero que al menos aporta algún «valor añadido» con respecto a ediciones anteriores, muy particularmente el tema de los menús. Bien es cierto que se han cargado una parte interesante del modo mánager como era la de buscar jugadores, pero en FUT han metido el concepto de temporadas online, que es interesante, ya que la mayoría de la gente juega online.

      Me parece una apuesta arriesgada de jugabilidad, y creo que es la última versión con grandes novedades que veremos. Como digo en el análisis, no es el FIFA que los jugones esperábamos de esta generación, pero seguramente sea «lo máximo» que el género del fútbol va a dar de sí.

      • lifemartian

        la verdad, sinceramente lo único que me gusta es lo que dices tú, los menus, muy windows 8. Pero en serio lo digo, no me gusta para nada la jugabilidad, lo veo muy irreal, incluso peor que fifas anteriores, no lo entiendo.
        Ojala todos aprendieran del 2k de basket, con ellos si uqe es para ir ciegos a comprar los juegos directamente 🙂
        Ah, y muy buen analisis Hidalgator

Deja un comentario