La isla radioactiva

Análisis de Fallout 4: Far Harbor

Por Senduk el

Far Harbor, el último DLC de Fallout 4 incluido en su pase de temporada, supone la mayor expansión que ha creado Bethesda para uno de sus títulos. No sólo cuenta con la extensión más amplia de mapa dentro de sus sagas, sino que incorpora todo un entramado y una profundidad argumental muy bien elaborada.

Es cierto que arrastra puntuales problemas de rendimiento y ciertos bugs, pero ya hay disponible una nueva versión que corrige estos errores. Si bien Wasteland Workshop fue un complemento para los más creativos a la hora de decorar su refugio y Automatrón se quedó a medio camino argumentalmente y en cantidad de contenido, Far Harbor supone el DLC que vale la pena adquirir dentro de los que incluye su pase de temporada. La dificultad se ve incrementada respecto al título original, sus nuevos bandos y la narrativa más sentimental involucra mucho más al jugador, haciéndonos tomar un tiempo antes de tomar una decisión que afecte a las gentes y seres de la nueva región.

farharbor4

Todo comienza con un nuevo caso encomendado por la agencia de detectives de Nick Valentine, en el que una familia nos pide encontrar a su hija desaparecida- Su rastro nos lleva hasta Far Harbor, una isla al norte del mapa original cuya extensión podría ser la tercera parte de esta. Una misteriosa niebla y radiactividad ha afectado a las relaciones entre los distintos bandos del lugar, la gente de la ciudad, un grupo de synths y unos misteriosos seguidores afines a la “niebla” están enfrentados.

En cuanto a cómo continúa narrativamente la historia y sin entrar en spoilers, tras defender las puertas de Far Harbor de varias criaturas y conocer a sus gentes, todo nos lleva hasta a una localización en el interior de la isla, donde DiMA, el líder synth que mantiene una intranquila tregua con el resto de habitantes de la zona. Nos hace plantearnos sus verdaderas intenciones y otros temas morales a tener en cuenta en un futuro a qué bando apoyar, necesita tener acceso a módulos de memoria perdidos en otra parte de la isla, para conocer el motivo por el que se generó la niebla y el caos radiactivo de la zona.

Contaremos con nuevos compañeros y elementos de combate y defensa más potentes que nunca, ya que haremos frente a monstruos mutantes verdaderamente resistentes. Respecto a las armas, algunas son: arpones, con gran daño y difícil manejo, rifles de cerrojo, con gran potencia y cadencia, ganchos, espadas y otras armas cuerpo a cuerpo. Las armaduras serán temáticas respecto al bando al que pertenezcan, por ejemplo, la gente de la ciudad utiliza prendas pesqueras y la secta de la niebla ropajes similares a túnicas y cadenas, también encontraremos armaduras con gran resistencia a la radiactividad.

farharbor2

El ambiente que se respira en toda la extensión es más oscuro y la radiación invade cada rincón. Toda esta atmósfera ha generado hostilidades entre sus habitantes y creado mutantes muy peligrosos. Deberemos tener en cuenta el nivel de radiación casi en todo momento, por lo que equiparse con las mejores armaduras y tomar Radaway o nuevas “medicinas” de la zona pueden ser la diferencia entre sobrevivir o no contarlo.

No sólo este incremento de dificultad es la principal diferencia, Far Harbor incorpora nuevas mecánicas jugables, como unos minijuegos virtuales que recuerdan mucho a Portal o niveles en los que tenemos visiones generadas al tomar agua contaminada. Las misiones secundarias siguen siendo igual de profundas que en la campaña principal, pueden ser simples “recados” o que nos piden acabar con la criatura de turno y aumentan la duración, por lo que hacerse con cada rincón de la isla puede llevarnos unas 35-40 horas.

Jugar esta expansión en el modo supervivencia puede ser un gran reto para los más atrevidos, la inclusión de mods, ya disponible en PC y Xbox One y prevista en un futuro para PlayStation 4 aumentan la diversión y duración considerablemente.

Análisis basado en la versión de PlayStation 4.

Far Harbor se convierte en la expansión más duradera y extensa creada por Bethesda. El humor habitual del título se complementa en esta nueva zona hostil y radioactiva que supondrá un punto más de dificultad al toparnos con criaturas más fuertes y el deber echar un ojo a nuestro nivel de radiación. La nueva línea argumental y la gran diferencia entre cada bando envuelve al jugador de mejor forma que en ciertos momentos de la campaña original.

Deja un comentario