Lejos de ser leyenda

Análisis de Destiny

Por Juanjo el

Hype. Lo habéis tenido por algún juego, no mintáis. Esa sensación de querer tener y jugar YA a ese juego que tanta expectación ha levantado y tiene nuestra atención, ya sea por la campaña de marketing que ha tenido o por lo leído o visto en foros o webs. Para el juego que hoy analizamos, Destiny, era importante crear expectación al ser una franquicia nueva, y más teniendo en cuenta que llevarla a cabo ha resultado muy cara, invirtiendo más de 500 millones de dólares entre desarrollo o marketing. Aunque siendo Destiny creado por Bungie, que por cierto es su primer proyecto multiplataforma, todos sabíamos que un nuevo shooter desarrollado por ellos no podía decepcionar, nunca lo han hecho con Halo.

ghost-1Pero el hype a veces suele ser un arma de doble filo, le puede ir bien a un juego porque finalmente ofrezca al jugador lo que prometió, aunque por otra parte puede ocurrir que la expectación haya sido desmedida y no le haga ningún favor al juego, pues puede causar una gran decepción y finalmente llevarse los palos por no incluir aquello que parecía que sí por la especulación que había, y no por lo que sí incluye, sea bueno o no. Es esto lo que le ha pasado a Destiny, cuya campaña de marketing ha conseguido que sea la nueva IP más reservada de la historia, y posiblemente también que sea una de las que más ha decepcionado, tanto por lo que parecía que iba a ser, como por ser lo que no parecía que iba a ser. Algo confuso, ¿no? Tras cerca de 180 horas de juego y completar todo lo que ofrece este título, os puedo comentar realmente cómo es.

Disculpas por ensuciar el nombre Mass Effect al mencionarlo junto a Destiny

Siendo de los creadores de la saga Halo, realmente se esperaba un universo y una historia a la altura, tal como puede ofrecer por ejemplo Mass Effect al basarse también en el espacio, con multitud de razas, planetas o personajes interesantes. Pero nada de eso, nos presentan un argumento bastante plano y carente de interés, sin personajes carismáticos o momentos épicos. Simplemente es que la raza humana, gracias a un ente/bola/planeta blanco al que llaman “El Viajero” que ha aparecido en Marte, ha conseguido evolucionar su tecnología y condiciones de vida, posibilitando viajar por todo el espacio, llamando a esta etapa la “Edad de Oro”. Y luego lo típico que se podría esperar, la archienemiga “Oscuridad” de El Viajero ha vuelto y quiere destruirlo junto a cualquier ser vivo. Y ahí es donde entramos nosotros, un muerto renacido como un “Guardián” por un robot (o Espectro como se llama aquí) que nos acompañará en la corta aventura para detener a la oscuridad y proteger lo que queda de la civilización humana.

Y ese argumento tan típico es lo que ofrece Destiny, no esperéis giros en el guión o algo más profundo, porque no lo hay. No nos dan explicaciones de nada, no nos cuentan la historia de cada una de las razas u otros acontecimientos importantes de la historia. ¿Por qué nos reviven? ¿Qué éramos antes de morir? Si buscas alguna respuesta para algo, no la hay. Incluso en algunos momentos aparece una misteriosa chica que contacta con un grupo al que pertenece (o eso suponemos), pero en ningún momento nos dicen quién es, sus intenciones o con quiénes contacta. La campaña es un despropósito, pareciendo incluso que está incompleta. No es de extrañar cuando el guionista principal abandonó Bungie, en tráilers hay escenas de vídeo y concept arts que luego no se han incluido en el juego final, misteriosamente han desaparecido.

Destiny-23-04-14-007

El modo campaña, ya sea en solitario o cooperativo, se basa en ir del punto A al B, dejar al Espectro haciendo una tarea mientras matamos oleadas de enemigos, para acto seguido ir del punto B al C, hacer la misma tarea, e ir al punto D para enfrentarnos con un enemigo con más vida de lo normal, y posiblemente de más tamaño. Tampoco esperéis un final épico o de infarto con una batalla intensa, porque no lo hay. No hay más durante las menos de 10 horas que dura la historia. Bueno, sí. El Espectro dirá algunas frases al empezar y terminar cada misión y oiremos hablar a nuestro personaje en cuatro escenas contadas. Realmente la campaña no merece la pena, menos jugándolo solo, podría tratarse de un mero tutorial para lo que viene después.

Un detalle importante e inexplicable que ha hecho la desarrolladora es que si quieres descubrir algo más de la historia, tienes que ir a la página web del juego y ver unas cartas que se irán desbloqueando a medidas que juegas. ¿No se podría haber incluido una sección en el título como el códice de Mass Effect?

Afortunadamente después de la campaña hay vida. O no…

Aparte de lo mencionado antes, a partir de determinados niveles tenemos acceso a los asaltos. Actividades con la misma estructura: atravesar el escenario hasta llegar al jefe final que estará protegido por varios enemigos, no antes sin tener que sobrevivir a las típicas oleadas mientras el Espectro hace algo. No tienen nada ‘curioso’ si comparamos con las misiones normales de campaña, aunque aquí podremos ganar equipo que nos permitirá alcanzar el nivel 29. Y tampoco requieren trabajo en equipo, un solo jugador basta para hacer los seis asaltos que trae el juego de inicio.

Por otra parte, para intentar enganchar al jugador, Bungie ofrece misiones diarias y asaltos semanales de gran dificultad. Sí, repetir hasta la infinidad las mismas misiones, no ofrecen nada nuevo, aunque otorgan suculentas recompensas como para repetir cada día lo mismo. Lo mismo se aplica a los contratos diarios que podemos completar para ganar experiencia adicional, tales como completar cierto nivel en difícil, matar a 30 enemigos cuerpo a cuerpo o completar un asalto sin morir. No hay variedad en esto tampoco, veremos los mismos contratos una y otra vez.

2cf27318c933465e169e42d76408a8c6ff209daf

Lo mejor que nos tiene preparado Destiny reside en la raid, o incursión como se ha traducido al castellano. Una misión que nos obliga jugar con hasta cinco amigos más (historia y asaltos es de hasta tres), y si os preguntáis la razón, es porque es fundamental el trabajo en equipo. Será necesario comunicarse por micrófonos, algo que no es posible con personas que no estén en nuestra lista de amigos.

Además de pegar tiros en la raid, los seis Guardianes deberán dividirse por equipos para cumplir los objetivos que habrá, muy importante coordinarse para ir directos al éxito y no alargar durante bastantes horas la partida. Incluso habrán fases donde al estilo Metal Gear Solid deberemos cruzar un laberinto en sigilo sin que nos detecten si no queremos empezar de nuevo, o una zona con plataformas que tendremos que cruzar saltando con mucho cuidado para no caer al vacio pues desaparecen cada pocos segundos.

Se trata de la principal actividad de Destiny, nuestro objetivo tras prepararnos durante bastantes horas en la campaña y asaltos para equiparnos y llegar al nivel 26 para poder acceder. El gran ‘pero’ que hay es que únicamente hay una raid disponible, siendo las siguientes de pago. Algo que decepcionará a muchos, pues no hay mucho sentido en estar más de 20 horas repitiendo las mismas misiones una y otra vez para equiparnos para una simple incursión que hay accesible y que podemos completar en un par de horas, o según la habilidad de los jugadores que puede ampliar o reducir esta duración. Es lo que realmente merece la pena probar al menos una vez para sacar todo el jugo al título, y obligatorio si se quiere llegar al nivel 30, el máximo.

El Crisol, o como no hacer un PvP equilibrado

Hunter_RenderNo todo iba a ser matar a extraterrestres de oscuridad, los creadores de Halo no podían dejar pasar la ocasión para incluir un modo PvP para combatir contra otros jugadores. En partidas de hasta 12 jugadores y 10 mapas diferentes, tenemos un total de 4 modos: dominación, duelo por equipos de 12 y 6 jugadores y todos contra todos. Modos escasos que se complementan algunos fines de semanas con otros que se incluyen de forma temporal.

El problema reside en que no se equilibran los equipos para que sean partidas igualadas, puedes estar en partidas que todos son de niveles 20 y pico, y en tu equipo de 10 y poco o incluso menos. Por no hablar del equipo equipado, evidentemente alguien que se ha iniciado en el juego no va a tener armas o equipamiento de mucho ataque y defensa, y aunque Bungie dice que estos datos no se tienen en cuenta, tras muchas horas en el Crisol puedo afirmar que esto no es así realmente.

Los mapas cuentan con un diseño exquisito, nada que reprochar. Aunque los mapas pequeños funcionan muy bien y son diversión asegurada, hay dos mapas de un tamaño demasiado grande y con vehículos que hacen que veamos que jugadores se marchen de la partida al iniciar. Normalmente se traducen en partidas aburridas y suelen terminar por el tiempo y no por puntos. Otro error es que no hay votación de mapas, no sabes a cual vas a jugar hasta que empiece la partida.

Y el gran fracaso de este PvP es el sistema de recompensas. Al terminar una partida se recompensa a los jugadores con equipo, y esto es puro azar. No se premia al mejor de la partida o del equipo, puedes quedar con una proporción de 30.0, yendo a por los objetivos, ganar la partida y no te pueden dar nada, mientras que alguien que ha muerto 50 veces, ha entrado a mitad de partida y ha perdido, y le pueden dar el mejor equipo que pueden ofrecer. Esto es desquiciante y no recompensa de ninguna forma a los buenos jugadores. Yo mismo he presenciado en más de una ocasión como algunas personas se meten a la partida y no juegan, porque ya sabe que le van a recompensar igual juegue o no, lo haga mejor o no. Puro azar.

Al César lo que es del César

Destiny será repetitivo, corto y nada equilibrado, pero lo que no podemos negar es que es divertido como el que más. No sería coherente que yo, tras 180 horas de juego y con la cantidad de cosas que necesita mejorar el juego y que aquí expongo, siguiera jugando si me aburriera. Se repite lo mismo, claro, pero por ese ‘pique’ de seguir mejorando nuestro personaje, de seguir parejo al nivel de nuestros amigos y poder hacer con ellos las misiones más difíciles o la raid estaremos viciados bastante tiempo. Está ese factor que hace que aunque repitamos todo y nos frustre las recompensas que nos den al hacer algo, sigamos viciados día tras día.

Y en eso Bungie son unos maestros. El llamado “gunplay” de sus juegos es el más perfecto que existe a día de hoy en los shooters, te pasarás horas y horas apuntando y pulsando el gatillo con sus cientos de armas distintas, entre las que se encuentran armas automáticas, de ráfagas, escopetas, rifles de francotirador y más. Cada una de ellas se clasifican en categorías de rareza y ataque, siendo las de leyendas y exóticas las más poderosas y difíciles de conseguir. Lo mismo se aplica a las piezas de armadura.

Aunque no sólo podremos combatir con armas, ya que tendremos varias habilidades distintas según la clase que sea nuestro personaje, entre hechizero, cazador y titán. Fundamental que en el equipo haya personajes de varias clases para combinar sus poderes y que la misión sea tarea más fácil.

destiny_05

Los sistemas de clases, equipo o subida de nivel son sencillos y no complejos como en un juego de rol, son más que suficientes para este nuevo shooter que trae Activision. Diversión más que asegurada a pesar de que Destiny se base en la repetición.

Los enemigos, variados y de varias razas, cuentan con una excelente IA que es de envidiar para muchos otros juegos. Se cubren, se esconden para recuperar salud y nos rodean de tal forma para hacérnoslo pasar mal. En niveles altos son difíciles de combatir aunque estemos bien equipados.

Un pequeño pero impresionante Sistema Solar

Ya habréis leído que el juego es corto, y no es para menos, sólo tenemos como escenarios la Tierra, la Luna, Venus y Marte, siendo caso aparte el de Mercurio al solo tener su aparición como un mapa en PvP. Pero impactan tanto visualmente que podemos llegar a perdonar Bungie esta falta de destinos.

Artísticamente los escenarios es lo que más llama la atención del juego, impactará a más de uno la belleza que desprenden y lo bien cuidado que están, ninguno es peor que el resto. Las vistas de la Luna o Marte son espectaculares, gastaréis el botón Share de vuestro DualShock 4 para capturar y guardar algunas instantáneas.

Y el exterior de cada uno de estos cuerpos celestes no sólo se han diseñado con especial mimo, sino que los interiores como cuevas, edificios u otras estructuras cuentan con el mismo nivel de diseño. Aquí no podemos hacer más que aplaudir a Christopher Barret, director artístico, y a su equipo. Sin duda estamos ante la mejor maravilla de Destiny.

Destiny-Mars

Técnicamente, para ser de “mundo abierto” y con grandes escenarios, destaca con su sistema de iluminación, efectos visuales y animaciones. Alcanzando los 1080p y estables 30 fps en consolas de nueva generación.

Las alabanzas sobre lo artístico no han terminado, la banda sonora del juego es de envidiar, superando incluso a las mejores producciones de Hollywood. Es tan buena que hasta te despistará del juego por quedarte escuchando varias canciones. Cada una de ellas perfectamente introducidas según qué situaciones, haciéndolas de esta manera épicas.Gran trabajo realizado por Marty O’Donnel, compositor de la BSO, que abandonó para sorpresa de muchos la compañía después de tantísimos años, contando con la colaboración especial de Paul McCartney.

Aparte de esto, el título cuenta con un doblaje al castellano correcto, nada a destacar al no haber prácticamente personajes en la historia, sólo con la voz de el Espectro que escucharemos en cada misión y que es doblada por Carlos del Pino, mientras que en la versión original le pone voz Peter Dinklage, actor que interpreta a Tyrion Lanister en “Juego de Tronos”.

¿Un proyecto de 10 años?

Terminando de analizar la nueva obra de los creadores de Halo, ellos aseguran que han creado un universo para que dure 10 años algo que les costará mantener si no amplían urgentemente este título con más planetas y de manera gratuita, algo que no parece factible. Destiny es excesivamente corto, demasiado para un juego basado en el online y con poquísimos contenidos. Aquellos jugadores que se aburren de repetir constantemente lo mismo, están abandonando el juego o incluso vendiéndolo a favor de otros juegos multijugador. Los chicos de Bungie necesitan ideas para mantener viva a la comunidad, y no a base de DLCs. Que por cierto, parece ser que están incluidos en el disco y son en los mismos planetas que vienen de inicio.

map-destinyAnálisis basado en la versión de PlayStation 4

Destiny es muy corto pero muy intenso. Quienes busquen un gran cooperativo divertido y que enganche, aquí lo tienen, pero se encontrarán un título sin historia, falto de contenidos y que parece recortado. De no ser por su gran campaña de marketing, posiblemente esta nueva IP más reservada de la historia hubiera pasado sin pena ni gloria. A destacar su gunplay, apartado artístico y banda sonora.

26 Comentarios en "Análisis de Destiny"

  1. Makmardigan

    No le he metido muchas horas, pero por ahora la campaña me resulta un poco aburrida y repetitiva. No sé, siempre lo mismo, acabar con varias oleadas de hordas hasta que llegas al jefe final. Así una y otra vez. Y muchas veces la mayoría de los escenarios se repiten. ¿La IA excelente? Será en los bosses finales, porque los enemigos primeros, como vándalos, goblins, dejan un poco que desear.

    • La campaña es lo que digo, ir del punto A al B, dejar al espectro haciendo algo mientras viene oleadas de enemigos, y así unas cuentas veces en la misión. Y esto es en todas las misiones del juego, no hay variedad.

      A mi personalmente la IA me parece muy buena, por ejemplo si hay sitios para cubrirse, los enemigos lo hacen y no salen hasta recuperar el escudo.

  2. Se tienen en cuenta aspectos importantes como género, innovación, expectativas, producción, campaña, horas de diversión, etc.
    Es verdad que la primera impresión del juego es alucinante y con apenas unas horas de juego queria pillarme los DLCs, pero después de pasarme la cutre campaña y echar horas para subir al personaje, en muchos momentos de repetición de misiones sin divertirme, voy al multi y resulta ser peor aún.
    Lo unico que agradezco al juego es la revolución en el aspecto cooperativo con el que se hacen amigos.
    Es verdad que sigo jugando y algunas cosas como las misiones de la reina se agradecen pero en cuanto tenga otro juego mejor, Destiny lo voy a abandonar.
    Resumen: PROMETIAN 10 AÑOS de juego y dura dos meses, eso si juegas con amigos, para mi ese es el factor que le hace ser solo bueno o notable.

    • Eso mismo me pasó a mi, la primera impresión era genial, tenía la sensación de estar ante algo muy grande. Me pasó eso en la beta y me hizo reservar la edición con el season pass. A día de hoy, si pudiera devolvería el season pass.

  3. Soy raro definitivamente, yo probé la beta y me pareció un juego bastante pasillero y con poca libertad, pero con el aliciente de jugar en coop, de hecho a Ponze se lo comenté en su día.
    En la beta creo que llegue a nivel 4 y ahí me quede. Encontré un juego sin aliciente para jugar solo e interesante para hacerlo en coop.

    Pero vamos, que un juego tenga dos meses y que salgan diciendo nuevo DLC como si eso fuera a aportar algo, tres cutre misiones y cuatro armas me dice muy poco de Bunnye (sí le he cambiado el nombre). Estoy tentado de venderlo, creo que poco me va a aportar ya y no tengo intención de pagar 20€ por tres misiones el dinero cuesta mucho de ganar para tirarlo.

    Estoy decepcionado la verdad.

Deja un comentario