El retorno del Príncipe de las Tinieblas

Análisis de Castlevania: Lords of Shadow 2

Por Lord_Mithrandir el

Castlevania: Lords of Shadow 2 supone el cierre a la trilogía Lords of Shadow, al menos de momento, ya que si he de apostar, apostaría a que veremos otros títulos de la saga en el futuro. Lo que sí es seguro es que se trata del último Castlevania desarrollado por Mercury Steam. La trilogía ha servido como vehículo para llevar al estudio madrileño a otro nivel, sobre todo en lo referente al presupuesto manejado y a los valores de producción, y es que, si echamos la vista atrás, son muy pocos los estudios españoles que pueden presumir de estar al frente de una superproducción millonaria, con todo lo bueno y lo malo que ello conlleva.

El primer Castlevania: Lords of Shadow llegó apadrinado por Kojima Productions, pero tiempo después descubriríamos que el bueno de Hideo Kojima aportó poco más que el sello de su estudio en el desarrollo real del título. Lords of Shadow sirvió para poner a Mercury Steam en el candelero, un juego que devolvía a esta clásica franquicia a un lugar destacado en la industria y que además consiguió un hito nada desdeñable, convertirse en el juego más vendido de la saga. Con un gran apartado técnico y artístico, nos narraba la historia de Gabriel Belmont, cómo hizo frente a los Señores de la Oscuridad y cómo él mismo acabo sucumbiendo ante dicha oscuridad. Consiguió sorprender a propios y extraños con su final y nos dejó con ganas de más.

Castlevania_lords_of_shadow_2_2

Castlevania: Lords of Shadow – Mirror of Fate adaptó el estilo de la saga Lords of Shadow a formato portátil y en 2D. Apareció originalmente en Nintendo 3DS pero posteriormente pudimos disfrutar de una versión remasterizada en HD para consolas de sobremesa. Mirror of Fate contaba con tres personajes jugables, cada uno con un estilo de juego bien diferenciado y nos contaba momentos de historia de Gabriel Belmont y su familia en sucesos anteriores y posteriores a lo visto en el primer Lords of Shadow.

La historia de Castlevania: Lords of Shadow 2 se centra en Drácula como dejaba claro el final de la primera parte. Cuenta con un arranque espectacular a modo de introducción y tutorial. Un Drácula en un momento álgido y con todos sus poderes desatados espera en su castillo, mientras este es asediado por miembros de la Hermandad de la Luz. Esta es la parte que pudo verse en varios trailers y en la demo del juego. Sigue la estructura de otros juegos del género, como la saga God of War, con un personaje «overpowered» que hace frente a un enemigo de proporciones gigantescas y en el que acaba perdiendo, por la razón que sea, sus poderes para empezar de «cero».

Pasada esta introducción no encontramos en el futuro, con la reaparición de Drácula que ha estado aletargado durante mil años, motivo por el cuál ha perdido sus poderes y tendrá que recuperarlos poco a poco. Para ello contaremos con la ayuda de Zobek, que si alía con nosotros para hacer frente a Satán, cuyos acólitos intentan su resurgimiento por todos los medios.

Castlevania_lords_of_shadow_2_1

Este es el punto de partida de Castlevania: Lords of Shadow 2 y así se entremezclan de forma casi constante dos ambientaciones distintas: una moderna ciudad y laboratorios monótonos y sin chispa alguna por una parte; y por otra la zona del castillo, mucho más acorde a lo que podríamos esperar de esta saga y de una belleza artística mucho mayor. Todo eso hace que el juego cuente con altibajos constantes, alternando momentos brillantes con otros que no lo son tanto.

Llegado a este punto es buen momento para hablar uno de los puntos del juego que ha levantado más polémica y que a nuestro juicio es uno de los aspectos más débiles de Lords of Shadow 2, las fases de sigilo. Lo primero que choca de ellas es que por mucho que Drácula esté debilitado, no termina de cuadrar que el Señor de las Tinieblas tenga que ocultarse ante unos enemigos sin rango alguno y que si te descubren ni siquiera pueda plantar cara y la muerte sea lo que te espere. Estas fases de sigilo no son más que una especie de mini puzles que nos hacen pensar la forma de avanzar en un tramo concreto, pero en la práctica cortan el ritmo cada vez que aparecen, siendo tediosas y repetitivas porque no ofrecen variedad de situaciones ni más de una forma de ser resueltas. Rompen el ritmo del juego como decimos y van sobre raíles, no puedes salirte de lo previsto en la programación.

Castlevania_lords_of_shadow_2_3

En contraste con las fases de sigilo, están los combates, uno de los mejores apartados junto al acabado técnico y artístico. Los combates están a un nivel muy alto, son exigentes en su nivel de dificultad en el modo normal y combina muy bien las posibilidades jugables gracias a las armas con las que disponemos. Nuestra arma básica, el látigo de sombra, es la que más velocidad y alcance tiene de nuestras armas disponibles y será la que tendremos al empezar el juego. Más adelante desbloqueamos la espada de vacío y las garras del caos.

Usando la espada de vacío recuperamos vida al golpear a nuestros enemigos y las garras del caos son el arma más poderosa, que causa más daño y puede romper defensas como escudos. Por tanto para afrontar los combates de Lords of Shadow 2 y salir victoriosos, será básico dominar estas tres armas y combinarlas de forma inteligente según requiera cada momento y cómo de llena esté nuestra barra de vida. Antes de cerrar el tema de los combates, cabe destacar los jefes finales, otro de los puntos fuertes del título. La mayoría de ellos son espectaculares, destacando su diseño, ofreciéndonos los momentos más potentes del juego y dónde tendremos que estar más hábiles y rápidos de reflejos en el manejo del personaje.

Como muchos juegos hoy día, Castlevania: Lords of Shadow 2 cuenta con componentes típicos de los RPG a la hora de desbloquear nuevos poderes y mejorar a nuestro personaje. Al ir avanzando podremos comprar nuevos combos para cada una de las tres armas y mejorar algunos de esos combos. La variedad no es tan grande como en Bayonetta, por poner un ejemplo, pero sí lo suficiente para dar variedad al conjunto y poder afrontar los combates de formas diferentes. Además iremos desbloqueando poderes clásicos de la saga, como convertirnos en niebla o el doble salto.

castlevanialos2-05

Entre combate y combate, aparte de las fases de sigilo, también tenemos las partes de plataformas, que por norma general están bastante bien y añaden variedad. Lo único que quizás están demasiado guiadas, apareciendo unos murciélagos en puntos dónde podemos saltar y agarrarnos, incluso señalando el camino a seguir con puntos rojos si pulsamos un botón.

Castlevania: Lords of Shadow 2 ya no está dividido en capítulos, no llega a ser totalmente libre el desplazamiento, pero los escenarios (ciudad y castillo) estarán más o menos abiertos desde el momento que visitemos una zona nueva en concreto. Abriéndonos la puerta así a un aspecto típico en la saga, el revisitar zonas del castillo al desbloquear nuevos poderes para acceder a zonas que antes no eran accesibles. En el desarrollo se echan de menos rompecabezas o puzles más complejos, que han sido sustituidos por las fases de sigilo como ya hemos comentado. Lords of Shadow 2 tiene una duración más larga de lo habitual en el género, aunque no todas esas horas están al mismo nivel en cuánto a calidad.

castlevanialos2-01

Entrando en el apartado técnico, que es algo irregular, algunas zonas son brillantes y espectaculares y otras no lo son tanto. En la versión que hemos probado (360) el juego sufre unos dientes de sierra destacados, siendo bastante decepcionante en ese aspecto para un juego de estas características. Uno de los cambios más importantes respecto a la primera parte es que la cámara ahora es móvil (estática en el primer Lords of Shadow), ese cambio está claro que resta espectacularidad gráfica a cambio de tener libertad en el manejo de la cámara. En general, las partes ambientadas en el castillo son las mejores artísticamente y nos dejarán boquiabiertos en algún que otro momento, en contrapunto las partes de la ciudad y los laboratorios son mucho más olvidables y mediocres.

En el apartado sonoro, sigue brillando con luz propia el score escrito por Óscar Araujo, que está a un nivel muy alto, pero al igual que todo el juego en su conjunto global, menos brillante que la primera parte, tirando en algunos momentos de composiciones previas. El piano cobra protagonismo en las partes más sentimentales de la trama y los mejores momentos, como los combates con los bosses, consta de potentes pasajes orquestales. De nuevo, la parte ambientada en la actualidad es la menos destacada, con melodías electrónicas que no terminan de funcionar tan bien como el resto. El juego nos ha llegado de nuevo con textos traducidos al castellano, con doblaje original en inglés. Un doblaje de muy alta calidad, destacando en especial a Robert Carlyle como Drácula y Patrick Stewart como Zobek.

Análisis basado en la versión de Xbox 360.

Castlevania: Lords of Shadow 2 nos ha dejado una sensación agridulce, si bien no estamos ante un mal juego para nada, los fallos que hemos comentado durante el análisis lo alejan de la excelencia y acentúa la sensación de que en líneas generales está por debajo de la primera parte, que nos dejó con ganas de más. El título no ha terminado de satisfacer todo lo esperado, con un combate final y desenlace olvidables que no ayudan demasiado.

Deja un comentario