Batallas vikingas a golpe de Angry Birds

Análisis de CastleStorm

Por Lord_Mithrandir el

Zen Studios es un estudio independiente conocido sobre todo por sus juegos de Pinball: Zen Pinball, Planet Minigolf, Marvel Pinball, Star Wars Pinball son sus trabajos más reconocibles hasta ahora. En esta ocasión nos presentan algo diferente, CastleStorm es una mezcla de Angry Birds, con RTS (Real Time Strategy, estrategia en tiempo real en castellano) medieval/fantástico tipo Warcraft y con el subgénero Tower Defense.

Los juegos tipo Tower Defense son precisamente un subgénero de los RTS. El objetivo de estos juegos es conseguir que las unidades enemigas no logren cruzar el mapa para llegar a tu puesto de defensa, ya sea una casa, una puerta protegida o un castillo. Para detener el avance de los enemigos se suele usar elementos defensivos estáticos, trampas, o personajes que controlamos nosotros mismos. Uno de los primeros juegos en triunfar y hacer conocido este subgénero fue Desktop Tower Defense, juego flash para navegadores. Algunos de los juegos recientes más conocidos del género son Plantas Vs Zombies, PixelJunk Monsters, Savage Moon, Crystal Defenders, Dungeon Defenders, Orcs Must Die o incluso Ratchet & Clank QForze usa elementos del género. CastleStorm está ambientado en un época medieval en la que caballeros luchan encarnizadas batallas contra vikingos por el control de dos poderosas gemas. Cada bando posee una de estas gemas, pero ambos ansían conseguir la gema en posesión del bando contrario.

Al principio del juego tomamos el control de los caballeros, aunque al terminar esta parte podremos jugar también con los vikingos. En las fases de acción, contamos con nuestro castillo a la izquierda de la pantalla y con un arma principal en forma de ballesta gigante. Esta ballesta se dispara apuntando manualmente, igual que en el conocido y exitoso Angry Birds. También disponemos de varios tipos de munición que iremos desbloqueando: bombas, piedras de hielo, águilas…

castlestorm_07

Nuestro objetivo en el juego es acabar con la facción enemiga antes que ella lo consiga, que cuenta con otro castillo a la derecha de la pantalla y cuenta con armas parecidas a las nuestras. Hay dos formas de obtener la victoria: destruir completamente el castillo rival, o destruir la puerta de entrada principal y capturar la bandera del enemigo que hay justo detrás de ella para llevarla a nuestro castillo. Esta segunda forma suele ser más rápida que la primera.

Para capturar la bandera y además atacar a la facción contraria contamos con tropas que podemos comprar por un precio concreto, como en cualquier RTS al uso. Al principio solo tendremos acceso a soldados rasos y arqueros, más adelante podemos desbloquear otros más poderosos: caballeros con armadura, magos, caballeros montados a caballo, o poderosos glifos. La moneda de cambio para comprar estas unidades de tropas es comida en forma de piezas de pollo, que se van generando como recursos por nuestro castillo. Cuánto más poderosa sea la tropa en cuestión, más gato de comida requerirá su compra.

Además de la ballesta y las tropas de soldados, contamos magias para contrarrestar a las tropas enemigas. Por ejemplo una lluvia de espadas o un torbellino, etc, o la última variable jugable del título, un héroe que manejaremos nosotros manualmente durante unos 20 segundos (o hasta que muera).

El éxito en la fase depende de saber usar todos los recursos a nuestra disposición adecuadamente y en su debido momento. Además disponemos de tres modos de dificultad. El modo difícil requerirá todo de nosotros y ser muy rápidos en la toma de decisiones.

CastleStorm_review 1

Todos los elementos a nuestro alcance, tanto las armas de la ballesta, las tropas, los hechizos y el propio castillo podemos mejorarlos subiendo de nivel cada uno de esos parámetros. Esta vez la monedad de cambio será oro que recaudaremos jugando las fases de acción. Como no disponemos dinero para mejorarlo todo, tenemos que elegir que cosas mejorar según nuestros gustos o como queramos enfocar la partida. Como es habitual en el género, las primeras mejoras cuestan pocas monedas y cada nivel adicional será más costoso.

El manejo en pantalla es bastante completo pero no demasiado difícil de manejar. Con el botón X manejamos la ballesta, con el cuadrado la creación de tropas, con el triángulo los hechizos, y con R1 y R2 nos movemos por las opciones de esos tres menús. También podemos hacer distintos niveles de zoom para tener una visión más amplia o más cercana de lo que sucede, manejado con el stick derecho.

Aparte de las fases normales castillo contra castillo, también encontraremos algunas variantes que ayudan a dar variedad al conjunto y no caer en la monotonía. Destruir el castillo rival en un tiempo límite, con armas infinitas, sin tropas disponibles o eliminar a un número de enemigos concreto.

Tenemos cuatro modos de juego a nuestra disposición: campaña, escaramuza, supervivencia y supervivencia de héroe.
La campaña es el modo más extenso en su duración y como ya hemos dicho contamos con una campaña para cada una de las facciones. En el modo escaramuza podemos jugar cualquier fase suelta de las del modo campaña; Supervivencia consiste en elegir castillo, tropas, armas de la ballesta y hechizos e intentar aguantar el mayor número posible de oleadas de enemigos, simple pero adictivo. Supervivencia de héroe es parecido al normal pero esta vez con el manejo de uno de los héroes a nuestra disposición.

CastleStorm18

CastleStorm también cuenta con un modo multijugador, tanto local como online. Podemos jugar en cooperativo o en competitivo castillo contra castillo. Contamos a nuestra disposición tres modos: duelo, supervivencia y supervivencia de héroe.

Pasando a hablar del apartado técnico, CastleStorm es un juego modesto como cabría esperar. Gráficos sencillos pero simpáticos, estilo cartoon, es lo que encontraremos en él. Los escenarios son variados y coloridos. Previo a cada fase de acción encontramos unas escenas animadas a modo de presentación que son simpáticas y desenfadadas.

El apartado sonoro cuenta con unas pegadizas melodías, que si bien no son de gran calidad, a poco que nos descuidemos se nos quedarán en la cabeza y más tarde nos encontraremos tarareando. Cuenta con buenos efectos de sonido para cada elemento o gritos en la batalla, un doblaje en inglés en las pocas ocasiones que los personajes hablan y traducción de textos al castellano.

CastleStorm es un juego sencillo pero adictivo y con bastantes posibilidades jugables. Es el típico juego con el que decimos "una partidita más y lo dejo" y así todo el rato. La versión analizada es la de PlayStation 3, pero es un juego muy apropiado para jugar en móviles, tablets y PlayStation Vita (disponible en todos esos formatos). Recordad que la versión de PS3 cuenta con cross buy en PlayStation Vita, así que tendréis el juego disponible en las dos plataformas.

4 Comentarios en "Análisis de CastleStorm"

Deja un comentario