Un Borderlands 2.5

Análisis de Borderlands: The Pre-Sequel

Por Vegapatch el

La saga Borderlands ha sido una de las grandes novedades de la ya pasada generación. Su primera entrega, pese a sus limitaciones jugables, consiguió encandilar al público con un sistema que combinaba el género shooter con la gestión del personaje propia de un RPG. Sus expansiones no hicieron más que perfeccionar la fórmula con un nivel de calidad mucho más alto que el del juego base y Borderlands 2, pese a no proponer nada esencialmente nuevo, mejoró aún más si cabe la calidad general del título con una buena trama, personajes aún más carismáticos, un gran villano y numerosas mejoras en el combate.

No por nada TellTale Games adquirió los derechos de la licencia para hacer su propia aventura gráfica basada en este universo. Borderlands goza de una salud excelente y pese a numerosos DLC, generalmente de buena calidad, es lógico que 2K Australia haya cogido la antorcha para crear una nueva entrega. ¿Es Borderlands: The Pre- Sequel un sucesor digno de este reciente legado? Vamos a verlo.

borderlands-presequel-9abril-3

Borderlands: The PreSequel nos sitúa cronológicamente entre la primera y la segunda entrega en la inhóspita Helios, el equivalente de la Luna en la Tierra de Pandora, su satétile. Argumentalmente hablando, la historia del universo Borderlands nunca ha sido buena, no es más que una excusa para que sigamos tiroteando, quemando o cortando todo aquello que se nos ponga por delante. Sus personajes por otra parte son los que, al menos hasta Tales From the Borderlands, han mantenido interesante el mundo de Borderlands, y Jack el Guapo, uno de los mejores villanos de la ya pasada generación sin lugar a dudas, tiene en este juego el protagonismo más absoluto. La historia principal nunca deja de retratar sus orígenes y su ascenso hasta convertirse en el presidente de una de las corporaciones más poderosas del universo.

La jugabilidad sigue los mismos esquemas tradicionales de la serie: cumpliremos misiones que casi siempre implicarán matar a disparos a bandidos o a distintas y variadas bestias alienígenas. Por el camino y como recompensa por cumplir nuestro encargo, recibiremos dinero, experiencia para subir de nivel, armas y otras piezas de equipo que muy posiblemente nos hagan más poderosos para poder superar desafíos más y más grandes. Es un continuo círculo vicioso avalado por un buen sistema de misiones, controles responsivos y una correcta sensación continua de progreso y personalización. Salvando las distancias, es como la saga Diablo pero dentro del género shooter. La pena es es que tan parecido a lo ya visto en la serie, que en ocasiones el juego da la sensación de que es más una expansión que una nueva entrega, lo cual no significa que estemos ante un mal título.

borderlands-presequel-9abril-5

Para enfrentarnos a los peligros que nos aguardan en Elpis podremos elegir uno de los cuatro mercenarios. Están totalmente diferenciados con sus tres propios árboles de habilidades, sus virtudes y deficiencias y una habilidad que pueden activar cada cierto tiempo y que afectan de manera mayúscula al combate.

Wilhelm es el personaje equilibrado del grupo y puede desplegar dos drones voladores, uno especializado en defensa y el otro en ataque. Nisha es la pistolera y es capaz de apuntar automáticamente en los puntos críticos de sus enemigos sin fallar. Athena es la guerrera más centrada en las distancias cortas, pudiendo alzar su escudo para parar balas e incluso lanzarlo.

Finalmente tenemos al más curioso y divertido de todos, el Claptrap, el pequeño robot que se ha convertido prácticamente en la mascota de la franquicia y que por fin podremos controlar. Fiel a su esencia, el personaje es difícil de clasificar. Según la suerte que se tenga y las cosas que estén ocurriendo en el momento que se activa su habilidad, puede tener la mejor o la peor habilidad de todas con diferencia. Puede que invoque un pequeño Claptrap que nos apoye, se haga invisible, coja una sierra circular y empiece a dar tajadas, se suba a un pato de goma que devuelva balas y le impida moverse correctamente o hacer que ningún miembro del grupo pueda parar de disparar. Es un personaje absurdo que sin duda encandilará a todo el que busque divertirse y de vez en cuando destrozar todo en pantalla.

borderlands-presequel-9abril-4

La principal novedad de Borderlands The Pre-Sequel son las mecánicas que introduce la propia Elpis, el lugar donde toma lugar el juego. Elpis, como nuestra Luna, no cuenta con apenas gravedad y por lo tanto al saltar llegaremos extremadamente lejos. Por esto el juego extrañamente logra ser durante los tiroteos mucho más dinámico que nunca; podremos subirnos a cualquier lugar en un instante, los enemigos podrán saltar hacia nosotros desde lejos e incluso podremos saltar desde un sitio alto para caer en picado y dañar a nuestros rivales. Hay más opciones que en anteriores entregas.

En cuanto a armas el juego tiene básicamente las mismas que Borderlands 2. Hay pistolas, revólveres, ametralladoras, rifles de asalto, escopetas, francotiradores, lanzacohetes, granadas y el único tipo de arma nueva, las armas láser. Las armas láser lo único que tienen de especial es que a cambio de hacer casi siempre daño elemental, su munición es mucho más cara y difícil de encontrar. Hablando de elementos que pueden infligir nuestras armas, además de fuego, rayo, ácido y explosivo, se ha añadido el elemento frío, el cual permite congelar a nuestros enemigos para que los partamos en trizas.

borderlands-presequel-9abril-6

Borderlands: The Pre-Sequel puede ser jugado de forma individual, cooperativo a dos jugadores en una misma consola u online con hasta otros tres compañeros. Su único modo de juego, la campaña, tiene una duración total de unas 30 horas si completamos absolutamente todas las misiones y unas 12 si vamos directos a ver el final. Al igual que Diablo, podremos volver a completar el juego para subir aún más de nivel en una nueva dificultad adaptada a nuestras nuevas capacidades. Si lo explotamos bien, podemos llegar a las 60 horas con tan solo uno de los personajes.

Donde más flaquea el juego es en sus distintos apartados técnicos. Si bien todo el juego parece un Borderlands 2.5 con unas cuantas mecánicas interesantes incorporadas y una ambientación diferente, esta entrega ha reciclado demasiados elementos. Los menús son exactamente los mismos, algunas canciones son comunes y a ratos el juego parece tener escenarios preciosistas para acto seguido mostrar otros sin ninguna gracia. Elpis no es la mayoría del tiempo el lugar más bonito que mirar, llegando a ser extremadamente feo y estar vacío en ocasiones.

borderlands-presequel-9abril-2

Si bien el juego es extremadamente divertido con compañeros, si decidimos recorrer la aventura por nosotros mismos muy probablemente terminemos rápidamente aburridos. Matar malos y mejorar es divertido, sí, pero si no tenemos un cierto pique con nuestro grupo de aventuras por ver quién es consistentemente el más poderoso, termina siendo un simple festival de disparos sin gracia alguna. Borderlands: The Pre-Sequel es un juego pensado para ser jugado en cooperativo y sin él, pierde muchos puntos. Los personajes y sus distintas habilidades se combinan muy bien entre sí, en cambio en solitario muchas de ellas no tienen siquiera razón de ser, por lo que recomendamos de nuevo intentar jugar a este juego siempre con amigos, que es cuando muestra todo su potencial.

Análisis basado en la versión de PlayStation 3.

Borderlands: The Pre-Sequel es un gran juego, tiene contenido para horas, una jugabilidad es excelente, con unos personajes y diálogos divertidísimos, y en cooperativo es una de las mejores experiencias que se pueden tener hoy en día en una consola. Aún con todos estos elogios, no deja de ser un refrito de la segunda parte con unos cuantos buenos cambios, pecando de hacerse muy repetitivo a ratos, sobretodo si jugamos solos, por lo que decepcionará a todo el que busqué una buena trama o una experiencia para un jugador de calidad.

Deja un comentario