¿Hay algo más allá?

Análisis de Beyond: Dos Almas

Por Lord_Mithrandir el

David Cage está de vuelta, al frente de Quantic Dream nos ofrece el segundo título para PlayStation 3 a cargo del estudio francés, que a su vez es el cuarto en la historia de Quantic Dream tras Omikron, Fahrenheit y Heavy Rain.

Si algo caracteriza a los juegos del estudio capitaneado por Cage es el acercamiento al cine, lo que ha llevado en numerosas ocasiones a polemizar si estamos ante un videojuego o más bien ante una película interactiva. Para un servidor no cabe duda de que estamos ante un videojuego, cercano al género de las aventuras interactivas o las aventuras gráficas. Dragon’s Lair y Monkey Island serían dos buenos y conocidos ejemplos de los citados géneros y nadie duda de si se tratan de videojuegos o no. Por tanto en el caso que nos ocupa, Beyond: Dos Almas no es menos videojuego que ninguno de los dos mencionados.

Beyond: Dos Almas narra la historia de Jodie Holmes, una chica que desde el momento de su nacimiento está acompañada por una entidad vinculada a su ser -de nombre Aiden-, de ahí el subtítulo del juego. Este hecho hace de Jodie una persona única y especial en todos los sentidos, gracias a la ayuda de Aiden será capaz de realizar acciones extraordinarias fuera del alcance del resto de mortales y su vez será su «maldición», que la acompaña en todo momento, quiera ella o no y alejándola de algo que anhela, ser una persona «normal».

El juego se nos presenta mediante una narración no lineal, la historia dará saltos aleatorios en el tiempo en los que seremos testigos de la infancia, adolescencia y vida adulta de Jodie. Esto, aparte de dotar al juego de un factor original, hará que en ocasiones -en las primeras partes de la historia especialmente- el personaje conozca más cosas de lo que sabemos nosotros. Eso hará que en algún momento no sepamos bien qué tenemos que hacer o hagamos algo que de haber sabido el pasado de Jodie lo hubiésemos realizado de otra manera. Esto será de vital importancia y el que empaticemos o no con Jodie y la historia que se nos cuenta hará que disfrutemos del juego en mayor o menor medida.

beyondtwosouls-13

Beyond: Dos Almas sigue el esquema marcado con Heavy Rain, siendo la evolución natural de éste. Algunos aspectos han mejorado, como la forma de desplazarse del personaje principal por la pantalla, que abandona el incómodo sistema que se usaba en Heavy Rain, en el que se avanzaba pulsando R2 como si un juego de conducción se tratara. En esta ocasión nos desplazaremos con el stick izquierdo del DualShock 3, control al que estamos mucho más acostumbrados. El stick derecho sigue funcionando de igual forma, nos servirá para interactuar y realizar acciones según aparezcan en pantalla, en forma de QTE (Quick Time Events). Estos QTE por una parte están mejor adaptados y son más intuitivos, ya que en muchas ocasiones no aparecerá un botón concreto en pantalla que tengamos que pulsar, sino que realizaremos la acción que deseemos moviendo el stick en la dirección hacia donde queramos interactuar. Por ejemplo, si queremos abrir una puerta que está a nuestra izquierda, moveremos el stick hacia la izquierda, si un enemigo intenta golpearnos por la derecha, moveremos el stick hacia la derecha, etc. El sistema está bien pensado, otra cosa es que no siempre seamos capaces de adivinar que dirección es la que tenemos que pulsar, especialmente cuando la acción se desarrolla a gran velocidad en pantalla.

En general estos cambios son a mejor, pero hay un caso en concreto que bajo mi punto de vista ha empeorado y supone una involución. Los QTE se ven más simplificados en esta ocasión respecto a lo visto en Heavy Rain, reduciendo la cantidad de botones a pulsar simultáneamente o dándonos más tiempo para reaccionar. Entiendo que esta decisión está tomada para acercar el juego a un público más amplio, pero si conocemos el DualShock como la palma de nuestra mano hará que nuestra experiencia se vea un poco reducida al disminuir la dificultad.

Dicha dificultad también se ha visto reducida en otro aspecto que es posible que pase desapercibido en gran cantidad de jugadores, pero si decidimos «poner a prueba» al juego o intentar probar cosas distintas en una segunda partida es cuando seremos conscientes de la pequeña «trampa» que Quantic Dream nos ha preparado, ya que será muy difícil salirnos del camino que David Cage y los suyos nos marcan y en ocasiones tendremos la sensación de que se nos conduce por un camino bastante prefijado. Como digo, esto no tiene porque suponer un problema para todos los jugadores y a buen seguro muchos de ellos ni siquiera se percatarán de ello, pero había que reseñarlo para los que gusten de exprimir sus juegos al máximo.

beyondtwosouls-10

Aiden, al tratarse de una entidad no corpórea, aporta la gran novedad jugable en Beyond: Dos Almas. Durante todo el juego alternaremos en el control entre Jodie y Aiden, aunque no siempre tendremos acceso a alguno de los dos. Como decíamos al principio, gracias a la ayuda de Aiden podremos acciones especiales que no serían posibles de otra forma, como mover objetos a distancia, proteger a Jodie en ocasiones mediante una especie de aura, curar heridas o conectar con seres del más allá. Este hecho también da la posibilidad de jugar Beyond: Dos Almas en modo cooperativo, bien con un segundo mando con el que controlaremos a Aiden o bien mediante una app que podremos descargar si poseemos un smartphone.

La historia de Jodie nos lleva por distintas y variadas localizaciones. Una de ellas me ha sorprendido gratamente. No diré cual es para no spoilear y que lo descubráis por vosotros mismos, pero en ella te hace ponerte en una situación que raramente hemos visto en un videojuego. En cambio hay otra que sorprende por algo que en numerosas ocasiones ha comentado David Cage, el hecho de que hoy día hay demasiados juegos orientados a la acción. Por ello sorprende ver un capítulo del juego orientado en esa dirección que será una especie de Metal Gear wannabe. Pero se queda a mitad de camino y no termina de funcionar bien porque obviamente el juego no está preparado para esos controles. Como se suele decir, zapatero a tus zapatos, y además ya hay muchos juegos que van en esa dirección. No podemos dejar de preguntarnos si esto fue decisión de David Cage o bien debido a algún tipo de presión externa para incluir algo de acción en el título.

beyondtwosouls-06

Entramos ahora en uno de los apartados que más destaca en este título y que brilla con luz propia: el apartado técnico. En contadas ocasiones hemos podido ver en consola unos gráficos a la altura de los que disfrutaremos en Beyond, con unas texturas en alta resolución y personajes perfectamente modelados. Especial mención al personaje de Jodie, caracterizado a imagen y semejanza de la actriz Ellen Page y que será un reflejo espectacular de sí misma en pantalla. Willem Dafoe es el otro actor famoso que tendrá su representación virtual en el juego, a su vez perfectamente recreado en escena. La iluminación y los efectos de luces es otro de los aspectos que destacan, sombras dinámicas, efectos de agua, en ocasiones pensaremos que casi casi estamos ante un juego next gen.

El apartado sonoro es otro que no se queda atrás. La banda sonora a cargo de Hans Zimmer tiene momentos muy destacados y de enorme calidad, ayudando a meternos en la historia con temas acordes a lo que sucede en pantalla. El doblaje al castellano también está a un gran nivel, con voces de primer nivel del panorama nacional. Pero dada la presencia de Ellen Page y Willem Dafoe como hemos nombrado, el doblaje y cuidado que tiene el idioma original en inglés es espectacular, perfecto para disfrutar de él en una segunda pasada al juego.

Beyond: Dos Almas es un juego original y diferente, y por ello nos alegramos enormemente en PSNow, ojalá más juegos apostasen por algo así e intentasen salirse de las normas establecidas. Sólo por ello merece ser jugado, aparte del soberbio apartado visual y sonoro que presenta como hemos destacado. Pero algunos de los problemas en la jugabilidad hacen de Beyond un juego con fallos y lagunas.

2 Comentarios en "Análisis de Beyond: Dos Almas"

Deja un comentario