El mundo en llamas

Análisis de Batman: The Telltale Series – Episodio 4: Guardián de Gotham

Por Oaky el

El último episodio de la serie de Telltale sobre Batman ya está entre nosotros, por lo que aprovechamos la ocasión para hablaros del cuarto capítulo de la temporada, un aperitivo muy interesante para el desenlace final, que, además, juega con la introducción de un icónico villano en el videojuego.

Guardián de Gotham empieza unas horas después de los eventos ocurridos en la anterior entrega, presentando a un Bruce Wayne que se encuentra en sus peores momentos, y, para colmo, también está ingresado en el Psiquiátrico de Arkham. La situación, sin duda, no podría ser peor.

Ahora el representante de la familia Wayne no solo ha visto caer su reputación, también es atacado por los propios reclusos de Arkham e, incluso, por los medios, pero Bruce termina encontrando ayuda en el Joker. Y sí, Telltale ha decidido replantear el universo un poco más, y ha ofrecido este giro de tuerca tan loco como efectivo, porque, aunque no se trate del Joker que todos conocemos, sí que ofrece un punto de vista muy diferente y fresco del villano (que aquí, todo sea dicho, juega el rol de aliado, aunque algo chiflado).

Después de abrirse paso por el asilo, Bruce consigue salir de ahí para intentar solucionar la guerra de bandas que está teniendo lugar en la Ciudad de Gotham. Ahora todo está en su contra: los ciudadanos, su amigo Harvey Dent, el Pingüino y la banda de Lady Arkham. Así pues, Bruce/Batman solo se puede respaldar en Alfred, Lucius Fox y Jim Gordon para intentar ganar la batalla.

Por lo pronto, lo cierto es que este cuarto episodio sienta unos pilares muy sólidos para un season finale que promete muchísima tensión. Hay un par de decisiones difíciles y genialmente escogidas, que buscan, sobre todo, que el jugador dude qué elegir durante más de cinco minutos. El episodio en general también ofrece un ritmo más trepidante, y la única decisión que no se ha terminado de ver del todo clara es cómo el personaje de Selina se ha apartado del argumento en esta entrega, algo que, ojalá, se solvente en el siguiente capítulo.

De forma jugable, nos encontramos con los mismos combates de siempre, estupendamente escogidos y planteados, y que poco o nada tienen que ver con los torpes QTE’s del primer episodio. De hecho, el combate final (que será contra villanos diferentes según nuestra decisión, algo que hará variar, y mucho, los eventos del capítulo cinco) cuenta con una coreografía magnífica, e introduce muchísimo al jugador en un momento repleto de acción y tensión.

Es verdad, sin embargo, que volvemos a encontrar los típicos encorsetamientos de siempre. A lo largo del capítulo se controla muy poco a Bruce de forma libre, y los diálogos tampoco cuentan con demasiadas opciones de peso como para influir en ellos de verdad. Aunque, todo sea dicho, el tramo inicial de este cuarto episodio ofrece una premisa algo diferente en los coloquios de Telltale, pero, lamentablemente, dura muy poco.

Las decisiones tampoco están presentes en abundancia, pero las realmente importantes destacan mucho y consiguen el efecto que buscan en el jugador: la duda sobre qué escoger y cuál podrá ser su resultado, o qué es lo que preferimos en aquel momento, ya que podremos ayudar a unos personajes o a otros.

Técnicamente, el juego es robusto y funciona correctamente. Se ha pulido la presentación y el montaje del título es más que correcto, así como el trabajo en los modelados y las texturas, con especial mención a la iluminación que presenta esta entrega.

En lo sonoro, la música continúa su lucha por hacerse un hueco en la cantidad de bandas sonoras con las que ha contado Batman, y sin duda, poco a poco, el tema principal que ofrece Telltale se vuelve muy personal, único y diferente.

Algo similar ocurre con las voces, que poco o nada tienen que ver con aquellas torpes interpretaciones que estaban presentes en el primer capítulo. Aquí son más sólidas y potentes, y siguen realizando un trabajo estupendo en su labor.

Por último, la duración. Telltale está apostando por hacer episodios algo más cortos, y este caso no es ninguna excepción, puesto que dura alrededor de una hora y media. También hay que decir que, las cosas como son, según lo disfrutable que sea el capítulo, este se puede pasar volando o no, y si en el anterior el ritmo era un pelín más lento, en este es correcto y uniforme.

Análisis basado en la versión de PC perteneciente a Steam.

El cuarto episodio de la cruzada de Batman parida por Telltale sienta los pilares para un season finale que apunta a maneras. El juego propone muchos cambios a partir de nuestras decisiones, y además de agradecer estas variaciones, también es realmente encomiable el trabajo que se ha realizado con el argumento de la obra.

Deja un comentario