El regreso del Caballero Oscuro

Análisis de Batman: The Enemy Within – Episodio 1: El Enigma

Por Oaky el

Ya os hablé largo y tendido de la pasada temporada de Telltale sobre El Caballero Oscuro. No voy a negar que me resultó muy extraño que la compañía anunciara tan pronto la siguiente temporada, ya que, salvo con su trabajo con Minecraft, ninguna de sus series ha tenido una nueva temporada el año siguiente de su estreno.

Lo cierto es que no voy a negarlo, y es que este movimiento me dejó con muchas dudas de cara al resultado, sobre todo teniendo en cuenta lo buena que fue la primera temporada. Sin embargo, hay un factor externo al Muerciélago que me hacía temer esto aún más: The Walking Dead: A New Frontier, un título del que ya hablaremos otro día, pero que ha supuesto para mí, sin duda, una de la mayores decepciones del año.

Pero, al final, es una alegría poder afirmar que este primer episodio no solo es una maravilla, también anuncia el regreso de una Telltale más propia del 2008 que creía totalmene extinta.

El Enigma comienza un poco después de los eventos que ya tuvieron lugar en los últimos episodios. Ahora Bruce es más consciente de la situación de Gotham y del papel que juega como su vigilante enmascarado. Sin embargo, como es lógico en estos casos, la vida de un superhéroe no cuenta con mucho descanso, y nada más empezar la narración se nos presenta al nuevo villano de este episodio, el cual pone nombre al título del mismo.

Ya lo decía con la temporada pasada, y me reafirmo con este capítulo, debido a que Telltale está reinventando realmente bien a los malechores clásicos de Batman, y Enigma no es una excepción, siendo totalmente diferente a lo habitual. Sigue proponiendo acertijos, como es evidente, pero ahora es mucho más violento, letal y siniestro, nada que ver con lo planteado en la saga Arkham.

Aun así, esto no deja de lado a otros personajes como Gordon, que poco a poco se convierte en el mejor aliado de Batman. Lucius Fox, su hija y Alfred juegan y jugarán un rol muy especial en esta nueva tanda de capítulos, así como la aparición del personaje de Amanda Waller y su famosa Agencia – que aquí no se llama Argus, al menos de momento -, la cual también sienta precedente. Mención especial al personaje de John Doe, porque, sinceramente, no sé hasta dónde puede llegar ni en qué se terminará convirtiendo exactamanete (más allá de lo evidente, claro), pero su relación con Bruce es realmente interesante.

La verdad es que estamos ante un episodio que parece escrito por el mismo Christopher Nolan. Tiene un estilo y una naración muy elegante, unos diálogos geniales y una estupenda sensación del ritmo y el juego con la expectación. Es un libreto magnífico que se plasma a la perfección en las escenas del título.

En términos jugables, me he llevado bastantes alegrías. Seguramente se deba a la duración del episodio, pero lo cierto es que este capítulo es muy variado en cuanto a situaciones en las que el jugador tiene que realizar una acción, ya sea en diálogos como en secuencias de acción. Como viene siendo habitual, no contralermos a Bruce libremente muchas veces, pero sí las necesarias. Todo cuenta con un equilibrio que resulta muy extraño tras probar los últimos juegos de la compañía, y que no solo da a entender que Telltale se está tomando este juego mucho más en serio, también permite intuir que varias cosas que dejaron de implementar tras la primera temporada de The Walking Dead vuelven para quedarse.

Lo cierto es que mi mayor crítica de la pasada temporada eran los Quick Time Events en los combates, debido a que estos no conseguían transmitir el frenetismo de los enfrentamientos. En esta temporada se ha optado por un añadido realmente interesante: la decisión de elegir qué tipo de movimiento podemos usar para noquear a los enemigos. La verdad es que dicho así no parece gran cosa, pero si a esto le sumas unas escenas de combate realmente potentes, esto termina dando como resultado una combinación de elementos que ofrecen luchas que, aunque no sean tan profundas como un hack ‘n’ slash, tienen mucha más chicha que en episodios anteriores.

El resto sigue más o menos igual. Las decisiones en los diálogos son tan peliagudas como antes, y a esto se le añaden las secuencias en las que tendremos que investigar la supuesta escena del crimen y vincular todos los sucesos para recrear los hechos que han tenido lugar en la zona. La combinación de todo esto ofrece un episodio realmente completo y sensacional con el que es imposible aburrirse.

Técnicamente me alegra decir que Telltale ha conseguido su juego más redondo hasta la fecha. No hay ni un solo problema en el montaje, ni en la carga de texturas, y tampoco fallos gráficos, cosas que en muchos de sus juegos eran bastante habituales por la falta de pulido. Además, también se abandona el aspect ratio de 2.35, y se apuesta por los 16:9 más propios de este medio, algo que termina siendo un acierto.

En cuanto a la banda sonora, esta sigue usando el tema principal que ya se propuso en la primera entrega, y que aquí sigue ganando mucha fuerza. En lo que respecta a las voces, hay que decir que ya mejoraron mucho a lo largo de la pasada temporada, y que aquí muestran su mejor registro. Troy Baker interpreta a un Batman excepcional y Robin Atkin Downes da voz a un Enigma muy diferente a lo que estamos acostumbrados, haciendo un grandísimo papel.

Y la guinda del pastel está en la duración. Es cierto que, tras la primera temporada de The Walking Dead, raro era que algún episodio de los juegos de Telltale superase las dos horas, o que incluso durase más de hora y media. Pues para sorpresa de todos, este primer episodio de Batman: The Enemy Within dura alrededor de 2 horas y media, una cifra que demuestra que Telltale está planteando las cosas de forma distinta para una serie que solo puede ir a más.

Análisis basado en la versión de PC perteneciente a Steam.

El inicio de la segunda temporada de Batman no podría ser mejor. Un guion fantástico, una jugabilidad cuidada y con algunas novedades, y un buen acabado técnico al que le acompaña una duración más que correcta. La Telltale que echábamos de menos ha vuelto, y lo hace con la mejor serie que tiene entre manos. Ahora solo hay que mantenerse al pie del cañón.

Deja un comentario