La leyenda renace

Análisis de Batman Arkham Knight

Por Oaky el

2009. Un equipo de desarrollo desconocido llamado Rocksteady lanza a la venta Batman Arkham Asylum. A partir de ese momento, el Hombre Murciélago consiguió el juego que verdaderamente hacía honor a su nombre, como estaba ocurriendo de forma paralela en el cine, gracias a Christopher Nolan.

El Caballero Oscuro no podía vivir mejor momento, y años más tarde, en 2011, Arkham City repitió el éxito de su antecesor. A éste le siguió Origins, una precuela que funcionaba como el Año Dos del superhéroe de DC y que, aunque no fuera un juego sobresaliente como sus hermanos mayores, sabía defenderse.

Hoy nos encontramos con que toda buena historia ha de tener un final digno, un cierre necesario, y si en 2012 veíamos en las grandes pantallas cómo El Caballero Oscuro: La Leyenda Renace era el cierre perfecto de Nolan y su amistad con Bruce Wayne, en 2015 podemos decir que Batman Arkham Knight es el magistral punto y final de una genial relación entre Rocksteady, un equipo inspirado, lleno de ilusión, imaginación y buen hacer, y el detective más famoso de los cómics, Batman.

Batman Arkham Knight 2

Los sucesos de Arkham Knight se sitúan justo después de los eventos ocurridos en Arkham City. Esta vez tenemos un dúo dinámico como antagonistas de la función, y la verdad es que han cumplido con creces, están a la altura en los momentos cruciales de la trama.

El Espantapájaros lleva dejando su sello desde la primera entrega de la serie, y en este caso orquesta el ataque a Gotham con su toxina, lo que justifica que en la calles no haya ningún ciudadano, solo los secuaces de los villanos más icónicos del héroe de DC, los policías y el Hombre Murciélago.

Pero, además de esto, hay una nueva incorporación. El Caballero de Arkham, personaje que pone nombre al título que cierra la saga, es la gran incógnita de esta nueva aventura. Su identidad es uno de los puntos más fuertes del argumento, junto con sus diferentes acciones, lo que llevará a Batman a tomar decisiones extremas.

Qué decir del guión, es una trama magnífica, no solo para los fans, sino también para aquellos que conozcan al personaje solo por los videojuegos o adaptaciones cinematográficas. En cualquiera de los casos, no hay que desmerecer el amor que se ha tenido por los cómics de Batman como La Broma Asesina o Una Muerte en la Familia, piezas fundamentales para el desarrollo del argumento.

Siempre será difícil detallar más de la historia con el mejor ritmo de toda la saga, ya que, al poco tiempo de empezar, ocurren cosas muy importantes que es mejor que descubráis por vosotros mismos. Es una montaña rusa de emociones, y Rocksteady ha conseguido a la perfección que nos metamos en la armadura del Caballero Oscuro.

Batman Arkham Knight 3

La saga Arkham ha marcado un antes y un después en los videojuegos de aventuras en tercera persona. La forma en que Rocksteady ha planteado los combates de la franquicia ha hecho que otros juegos hayan seguido el mismo ejemplo, y con razón, ya que es uno de los sistemas de lucha más cómodos, sencillos y gratificantes de usar.

Sus desarrolladores han sido conservadores, sí, pero también han añadido pequeños cambios que muchos seguidores pedían a gritos. El primero de ellos es poder coger armas como palos y tuberías (algo que se solicitó después de ver lo que ocurría en el final de Arkham City), esto hace el combate mucho más visceral. Junto a ello, ahora se puede interactuar con los elementos del entorno para noquear a los enemigos, y completando el cóctel, se han añadido muchos más combos que hacen aún más rítmica esta faceta.

En cuanto al sigilo, una de las novedades más destacadas es la eliminación múltiple que se obtiene cuando tenemos la opción de “Intimidación” activa – esto ocurre cuando hemos derrotado a un enemigo sigilosamente – y nos permite deshacernos de varios contrincantes a la vez con una escena muy espectacular.

Por lo demás, el juego es más difícil que antes, y se ha optado por entornos mucho más abiertos, así que ya no se recurre tanto a las salas con las gárgolas como punto alto, ahora está más justificado por el escenario. A esto se le puede sumar que la inteligencia artificial de los contrincantes es mucho mejor que antes, por lo que siempre reaccionarán de distintas formas según el contexto de la situación.

Batman Arkham Knight 4

Otra de las novedades es el combate dual con otros personajes característicos de la serie, como son Catwoman, Nightwing y Robin. Aunque, lamentablemente, esta característica no sea muy utilizada a lo largo del juego, en los momentos en los que toma un papel principal se presenta como una de las novedades más interesantes en la faceta jugable, ya que funciona de una manera muy fluida y cómoda.

Sin embargo, el verdadero protagonista de Arkham Knight es el Batmóvil, ese vehículo que los jugadores piden desde la primera entrega. Su integración es fabulosa y da mucha variedad al título, ya sea en su implementación en sencillos puzzles como en el combate.

Éste último consiste en luchas contra varios tanques que nos apuntarán a la vez, por lo que habrá que esquivar sus disparos para mantener el combo y poder desbloquear diferentes ataques especiales. Puede que sea un elemento al que se recurra mucho, pero no se hace monótono.

Además, el vehículo de Bruce Wayne facilita la navegación por el mapa y la hace más dinámica (aunque a pie tampoco resulta lenta) y moverse por todas las calles de Gotham con el Batmóvil es una experiencia que se agradece, funciona muy bien.

Y qué decir del planteamiento sandbox del juego. Es lógico que, a día de hoy, es difícil innovar en un género como éste, pero Rocksteady ha querido añadir su granito de arena con un círculo que funciona como acceso rápido a todas las misiones disponibles, limpiando así el mapa de iconos por todas partes. Un añadido fantástico.

Batman Arkham Knight 5

Es una sorpresa que el apartado técnico del juego sea tan sobresaliente, sobre todo cuando uno se fija y ve que el título se apoya en Unreal Engine 3. El trabajo realizado en la creación de Gotham es de un nivel escandaloso. Las luces, los detalles de los edificios y los personajes, sus modelados y animaciones faciales, todas las partículas que hay en pantalla o la misma climatología hacen que Batman Arkham Knight sea uno de los juegos con mejor aspecto gráfico en lo que llevamos de generación.

Para acompañar a esto, la banda sonora sigue presentando unas cotas de calidad que nada tienen que envidiar a las composiciones de Hans Zimmer en las películas de Christopher Nolan. De hecho, todos los temas del juego consiguen crear una personalidad propia para él, y siempre hay una melodía única detrás de cada momento importante del título. Mete en situación sin problema alguno.

El doblaje al castellano cuenta con grandes voces y actuaciones, destacando, como no, la labor de Claudio Serrano poniendo voz a Batman, algo que ya se ha vuelto indispensable en nuestro país. Junto a él, el resto de actores, como Luís Bajo, realizan un trabajo más que correcto e incluso sobresaliente, ya que otorgan carisma a sus personajes de la mejor forma posible.

Sin embargo, a pesar de todo lo bueno que hay en Arkham Knight, destacan pequeños fallos que hacen que no sea perfecto. La tasa de frames, aunque casi siempre se mantenga sólida en los 30 fotogramas por segundo, suele bajar cuando se hace uso del Batmóvil. Por otra parte, en contadas ocasiones, Batman se queda mirando a una cosa concreta del mapeado, lo que hace que, mientras anda, mire siempre a dicho objeto, aunque el personaje se conduzca en otra dirección. Por último, hay pequeños bugs que no dejan de ser una cosa característica y graciosa de la saga, ya que siempre han estado presentes en todas las entregas.

Batman Arkham Knight 6

La duración de Batman Arkham Knight es un aliciente más, ya que puede durar alrededor de 50 horas. Teniendo en cuenta que para terminar el juego como tal, hay que completarlo al 100%, habrá que finalizar las misiones secundarias y resolver todos los acertijos de Edward Nigma.

También hay una serie de desafíos RA que invitan al jugador a batir récords en diferentes pruebas que mezclan el uso del Batmóvil, el combate cuerpo a cuerpo y espacios donde el sigilo es el protagonista. Además, está la opción de Nuevo Juego +, con el que se podrá desbloquear todas las mejoras del personaje. De hecho, es más que recomendable, al menos, empezar la partida en este modo, ya que esconde muchas diferencias respecto a la partida original que os dejarán con la boca abierta.

Os dejamos con su vídeo-análisis:

Análisis basado en la versión de PlayStation 4.

Batman: Arkham Knight ha cumplido lo que prometía, ser el cierre perfecto de la trilogía y la despedida de Rocksteady con los juegos del personaje de DC. El título cuenta una historia fantástica que sin duda capta la esencia del vigilante nocturno, el héroe que Gotham verdaderamente necesita. Un digno candidato a juego del año, un título magnífico.

4 Comentarios en "Análisis de Batman Arkham Knight"

Deja un comentario