Cuestiona la calidad, no el credo

Análisis de Assassin’s Creed Rogue

Por Oaky el

Otro año más, la franquicia de los asesinos de Ubisoft vuelve a tener presencia en el mercado, pero esta vez con dos entregas, una de nueva generación, Unity, y otra para los que aún no se han pasado a las nuevas consolas, Rogue, que es el episodio de la franquicia que hoy nos ocupa.

Cabe destacar la polémica que ha rodeado a ambos títulos este año, y aún sin saber cómo es Unity, sí os podemos decir que el que debería tener gran parte de culpa de todo lo que está pasando es Rogue, ya que ha sido un título que en el papel pintaba muy bien, con el atractivo concepto de ser un templario que caza asesinos (lo cual rompe el esquema habitual de la saga), pero que en la práctica nos ha dejado un sabor de boca agridulce.

Assassin's Creed Rogue 2

Comenzamos con la historia. Encarnamos, como ya sabréis, a un asesino novato llamado Shay Patrick Cormac, que tras diferentes sucesos que no vamos a comentar, se pasa al bando contrario y empieza a cazar a los que antes eran sus compañeros y amigos. La verdad es que, de primeras, la idea suena interesante, porque es algo que siempre han querido ver los seguidores de la franquicia y que no se había hecho antes.

Sin embargo, aunque en Rogue vuelvan a tener acto de presencia personajes fantásticos de las anteriores entregas – que, cabe destacar, fueron muy mal aprovechados en su día – como Haytham Kenway, Achilles, Adewale o Benjamin Franklin, esto no garantiza que la historia cumpla y sea medianamente decente. De hecho, aunque estos personajes tengan importancia, su presencia en el juego es un poco anecdótica.

Y es que la historia de Assassin’s Creed Rogue tarda mucho en arrancar y no consigue ser interesante a lo largo de sus 6 escasas secuencias jugables. El juego no tiene tiempo para explicarse como debería, de hecho, el tutorial acaba en el final de la secuencia 3, lo que se nos antoja algo largo. Nos habría gustado más profundidad en el personaje de Shay, el cual se queda a medio camino en mostrar todo su carisma y valores, ya que la causa por la que lucha es tan noble como la del resto, pero no lo llega a demostrarlo en ningún momento. La verdad es que es una pena que una idea con tanto potencial haya sido mal ejecutada.

Assassin's Creed Rogue 3.5

El presente no se abandona, y aunque volvemos a ver muchas de las cosas que ya se pudieron ver en Black Flag, tampoco termina de ser tan interesante como en la entrega del año pasado, donde se contaban cosas y se hacía avanzar la historia. Lo que sí que cumple muy bien Rogue en esta sección es el enlazar su historia con Unity, cosa que comprobaréis cuando juguéis el título.

El esquema jugable también nos ha dejado algo fríos por parecerse tanto a Assassin’s Creed IV Black Flag, ya que en esta entrega la mayor parte de los elementos funcionaban, y en Rogue se nota mucho cuando alguna de estas cosas no funciona tan bien como lo hacían hace un año.

Los barcos vuelven a tomar acto de presencia con la misma importancia que en Black Flag y con algunos añadidos, como los cañones rápidos, la navegación sobre hielo, los glaciares o que podamos ser abordados por los enemigos, sin embargo, se pierden otras cosas como el buceo. Esta sección funciona bien, sí, pero es tan parecida a lo que se pudo jugar el año pasado, que en ocasiones puede llegar a aburrir bastante.

Assassin's Creed Rogue 4

El mapa ahora se divide en tres secciones, el Atlántico Norte, Norte América y River Valley, siendo algo más pequeño que el de la anterior entrega. De hecho, aunque podamos explorar y descubrir todos los secretos y coleccionables que tiene el título (y son bastantes para alargar la vida del juego, cosa que agradecemos), Rogue no incita a que se explore el mapa debido a su cortísima historia.

El combate se mantiene exactamente igual a lo visto en Black Flag, con el añadido de un rifle de aire que nos permite disparar dardos tranquilizantes o narcóticos (como la cerbatana que usaba Edward en su día), pero que también sirve para lanzar bombas de metralla y humo. A la par, podremos usar las bombas por separado y el gancho característico de estas últimas entregas.

Cierto es que se vuelve a ver exactamente la misma jugabilidad que antes, y aunque en ocasiones llegue aburrir, es efectiva, no vamos a negarlo. Eso sí, nos habría gustado alguna novedad más por parte de Ubisoft Sofia para hacer más «suyo» el juego. Por otra parte, y para terminar este apartado, queremos destacar que el juego responde mal en cuanto al parkour. No funciona como debería y, en ocasiones, Shay no realiza las acciones correctamente. Imaginamos que esto se solucionará con un futuro parche, pero entorpece bastante la experiencia jugable de Rogue, lo cual es una pena en ciertos momentos de la historia.

Assassin's Creed Rogue 5

Pequeños detalles como la flota de barcos que podemos mandar a cumplir misiones desde nuestro camarote, siguen estando presente. Vuelve a haber un sistema económico muy parecido al de Assassin’s Creed II, donde una caja almacena nuestro dinero, mientras podemos mejorar los edificios de nuestra base.

Sobre la personalización del personaje y el barco, vuelve a tener la misma profundidad ya presente en Black Flag, para progresar hay que conseguir materiales, ya sea de animales o de abordajes, y con eso podremos obtener mejoras de salud para Shay o más potencia para los cañones del barco.

No es un juego pequeño, es verdad. Tiene gran cantidad de coleccionables – poco novedosos, aunque haya un par de secretos nuevos – y un mapa de un tamaño decente, pero como decíamos, el juego tampoco anima en ningún momento a explorarlo por completo.

Assassin’s Creed Rogue es un juego demasiado continuista y monótono en ciertos momentos, y no habría estado nada mal que, para cerrar el ciclo con las viejas consolas, hubiese tenido nuevos añadidos que renovasen un poco la fórmula. Lo que sí que agradecemos, al menos, es que no tenga modo multijugador competitivo y se centre en la historia.

Gráficamente llega al tope de las viejas consolas, aunque con fallos obvios que se llevan arrastrando desde las anteriores entregas, como son los dientes de sierra, las sombras poco definidas o las texturas de mala calidad. La distancia de dibujado tampoco es un primor, y no es raro encontrarse cosas que aparecen de la nada en ciertos momentos del juego.

Assassin's Creed Rogue 6

Es comprensible, cuanto menos, que todo esto pase, y aunque muchos escenarios se reciclen, como la Hacienda ya vista en Assassin’s Creed III, el resto son nuevos o están rediseñados y adaptados a esta entrega, como es el caso de Nueva York. Ha habido esfuerzo, y se nota.

En el apartado sonoro es donde vemos el reciclaje de más elementos de los anteriores capítulos de la franquicia. Las salomas que cantan los marineros de nuestro barco son las que ya se pudieron escuchar en Assassin’s Creed IV Black Flag, aunque añade alguna que otra nueva. La banda sonora tampoco destaca, pero cumple sin problemas aún reciclando temas de las anteriores entregas con interpretaciones instrumentales diferentes. Donde sí que nos hemos sentido bastante decepcionados ha sido en el doblaje. La voz que interpreta a Shay y al nuevo plantel de personajes no tienen la fuerza suficiente para interpretar a estos personajes, sonando, en ocasiones, demasiado metálicas o sin carisma, algo que nos ha sacado bastante del contexto del juego. Sin embargo, los efectos sonoros siguen estando a la misma calidad a la que la serie nos tiene acostumbrados.

La duración del juego es la acorde a la serie, rondando las 5-10 horas para la campaña y alguna que otra misión secundaria. En cambio, si queremos ser completistas, el juego puede durarnos unas 20-25 horas, sin llegar a las 50 que requería Black Flag.

Análisis basado en la versión de Xbox 360.

Assassin's Cred Rogue es un juego continuista, pero quizá en exceso. Copia tantas cosas de Black Flag que es fácil detectar cuándo algo no funciona. Recupera personajes característicos de la saga, pero no los aprovecha en la historia, y la verdad, es una pena, porque no habría estado nada mal que la trama del juego se hubiera plasmado de otra manera. Recomendado a los fans acérrimos de la saga, quienes podrán disfrutar de todo el contenido que ofrece el título.

6 Comentarios en "Análisis de Assassin’s Creed Rogue"

  1. Muy buen analisis. Estoy totalmente de acuerdo con lo dicho. Un juego con una historia muy potencial que se veía interesante, pero que no profundiza en ningún momento. El final, pese que me gustó mucho, deja muchas incógnitas al aire, «por qué»s que deberían ser respondidos.

    Lo que menos me ha gustado de toda la experiencia es lo de las bases enemigas, no el concepto y la jugabilidad que ello conlleva, sino como se integra con la historia, que para mi no pega.

    Lo demás del juego se basa en un puro copy&paste de Black Flag con muy escasas novedades, ¡hasta la misma interfaz se utiliza en este juego! Me ha dejado con una sensación de que es un juego hecho con prisas por las críticas que recibió Unity al no tener version PS360.

    Otras cosas como las mejoras son completamente anecdóticas. Aunque funcionen igual que en Black Flag, en éste último el juego te invitaba a conseguir dichas mejoras, te daban ganas de mejorarlo y tener mayor salud, poder llevar más munición, etc. En Rogue te puedes pasar el juego entero sin hacer ninguna mejora a Shay (me acordé de ellas después de pasármelo) y para el Morrigan te ves obligado para alguna misión que sino se vuelve muy complicado. Pero en ningún momento tuve ganas de querer mejor algo, nada me invitaba a tener el personaje mejorado.

    Eso sí, a mi me gustó dentro de lo que cabe, y les gustará a todos aquellos que sean fans de la saga. Pero no deja de ser un juego flojo dentro de la saga, que no está a la altura de su predecedor Black Flag.

    • Ya pensaba que sería el único que opinaba esto.
      Lo que dices de mejorar el personaje es cierto. Yo no mejoré a Shay pero si el Morrigan, por ciertas misiones del final que no tienen ni pizca de sentido y que te obligan a mejorar el barco, porque son insufribles. ¿Qué sentido tiene no hacerte mejorar nada en todo juego y al final, de pronto, sí?
      Es vergonzoso. Lo jugaba con mi hermana al lado y se dormía a los 5 minutos.
      Lo mejor es que Unity no tiene en cuenta nada de lo ocurrido en Rogue, así que esto es aún mejor xD

Deja un comentario