Yo-jo Yo-jo Un gran pirata soy

Análisis de Assassin’s Creed Pirates

Por Oaky el

Que Ubisoft está haciendo un trabajo más que bueno con las batallas navales es algo que vemos todos, y por si fuera poco, ahora han querido dar esa experiencia a los jugadores en dispositivos móviles como son iOS y Android. Recibimos así Assassin’s Creed Pirates, un título centrado únicamente en la navegación a través de mapas de un tamaño considerable y con un aspecto gráfico muy notorio para unos aparatos tan pequeñitos.

Encarnamos a Alonzo Batilla, un sujeto que nos permitirá visitar sus memorias a través del Animus de Abstergo. A partir de nuestro inicio como esclavo, y nuestra liberación, comenzaremos a avanzar en la escala de corsario, comprando nuevos barcos, saqueando, obteniendo botines, metiéndonos más y más en la piratería tan característica de esa época, y un larguísimo etcétera que será el motivo de fondo para que solo podamos hacer uso de nuestro barco en el juego. A priori, parece que puede aburrir, pero la verdad es que es todo lo contrario. Los paisajes son muy bellos y lucen genial en los dispositivos, y además, manejar el timón es muy realista, teniendo en cuenta las fuertes corrientes de agua y como influyen en el navío. Sin embargo, vemos poco hincapié en la realización de la tripulación, ya que los modelados, si no son iguales, son muy parecidos.

137122

A parte de haber nombrado ya la buena jugabilidad que se ha conseguido en un móvil, en las batallas navales la cosa tampoco se queda atrás. Basándose un poco en el esquema de combate de Infinity Blade, deberemos esquivar los ataques enemigos, y una vez hecho esto, atacar con los diferentes ataques de los que disponemos y que están directamente sacados de los juegos de la franquicia que ya hemos visto en consolas. Además, tenemos viajes rápidos entre atalayas, y un mapa por el que movernos con más facilidad entre los diferentes tipos de misiones donde encontraremos asesinatos, carreras donde deberemos esquivar obstáculos, misiones curiosas de encargos por parte de un monje y, como no, las misiones principales que nos harán avanzar en la historia, y de localización en localización.

Tampoco hay que olvidarse de la personalización. Cada vez que adquiramos un bucanero, éste nos dará unas mejoras que podremos aplicar a nuestro barco. Además, cuando logremos superar misiones conseguiremos un botín que podremos invertir en viajes, mejorar nuestro barco, o comprar nuevos navíos. Resumiendo, a la par que corsario de los mares, deberemos ser un pirata económico que tenga en cuenta los botines que tiene entre manos.

Assassins-Creed-Pirates-1

El título cuenta con grandes escenarios y muy diferentes entre ellos. El aspecto de estos es muy bueno, con grandes texturas de por medio. Lo mismo podemos decir de los barcos, del agua, y de la genial iluminación que nos acompañará día y noche cuando naveguemos. El único fallo que a la larga se ignora, es que el agua a veces atraviesa el barco. Aún así, es un bug evidente que esperamos que en alguna futura actualización del juego se arregle, pero que no molesta en absoluto más allá de lo estético.

En lo sonoro encontramos la guinda del pastel. Las canciones que son interpretadas por la tripulación son exquisitas para los oídos, aunque sean algo cortas. La banda sonora, lamentablemente, solo cuenta con algunos temas de Assassin’s Creed IV: Black Flag, pero están muy bien elegidos para aparecer en las situaciones puntuales. Los efectos de las batallas están ahí, y cumplen su función correctamente. Eso sí, en los diálogos no hay voces, solo textos, cosa que hemos visto un poco negativa.

Assassin’s Creed Pirates es un juego de móviles sobresaliente. Luce genial, se juega de manera muy cómoda, y además de valer para pasar el rato, nos puede tener enganchados mucho tiempo. Está repleto de cosas por hacer, y tiene gran variedad de misiones. Viendo este gran paso por parte de Ubisoft, lo siguiente, que no estaría nada mal, podría ser un Assassin’s Creed enterito para móviles, que puestos a pedir, no se pierde nada.

Deja un comentario